Logo Computerhoy.com

La Policía Nacional va a usar una inteligencia artificial que conoce tu cara

reconocimiento facial

El reconocimiento facial se utilizará para la identificación de delincuentes en España en un par de meses, así es el nuevo proyecto del que forman parte los cuerpos de seguridad.

España implementará el uso del reconocimiento facial y serán la Policía Nacional, la Guardia Civil y el resto de cuerpos policiales los que empezarán a probar esta nueva tecnología para la identificación de las personas. La noticia no ha tardado en causar un revuelo general entre las diferentes personas que han tomado esta tecnología como algo amenazante.

Pese a que hemos comentado que el resto de cuerpos policiales implementarán esta herramienta, lo cierto es que se excluye a la Ertzaintza. El motivo de esta exclusión se debe a que la base de datos de este cuerpo de seguridad no está conectada con el resto de los cuerpos de España y, por lo tanto, se queda fuera por esto.

Volviendo a la identificación de rostros por parte de los cuerpos policiales, lo que ha comentado El País es que la tecnología que se utilizará llega de la mano de una empresa francesa. Y, es que, el algoritmo que formará parte del sistema conocido como Automated biometric identification System o ABIS se llama Cogent.

Es un algoritmo potente que se emplea para el control de embarque de pasajeros y que, entre sus características, se encuentra el poder reconocer diferentes rostros por fotograma. Es capaz de capturar los rostros tanto en resoluciones 720p como 4K en tiempo real, haciendo que la investigación sea de lo más rápida.

Algoritmo, identificación de rostros y cuerpos policiales: así es Cogent

La base de datos de la que hará uso para conseguir identificar a los delincuentes cuenta con 5,6 millones de rostros ya registrados. En esta base de datos se encuentran los rostros de 3,9 millones de personas que han sido arrestadas. Para completar la cifra hasta los 5,6 millones de rostros también se incluyen detenidos o sospechosos ya fichados.

Esta base de datos será la única que se utilizará para la identificación y, es que, se encuentra enmarcado dentro del proyecto Prüm II que es un plan europeo que pretende modernizar el sistema policial. Al encontrarse dentro de este proyecto, se prohíbe el uso de bases de datos de civiles e, incluso, de delincuentes menores.

La identificación mediante el reconocimiento facial es ya una novedad dentro de los cuerpos de policía, aunque todavía habrá que esperar un par de meses para ver su funcionamiento al completo. Eso sí, todo apunta a que esta novedad supone un control más exhaustivo y, por lo tanto, una menor privacidad de los usuarios.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.