Skip to main content

China ya ha puesto en órbita el primer satélite 6G, pese a que el estándar 6G... no existe

Satélite 6G

SciNews

23/11/2020 - 22:15

La conexión 5G aún está en pañales, pero los chinos ya están probando la conexión 6G. Un estándar que aún no existe, y que se enfrenta a un enemigo muy difícil de batir: el vapor de agua de la atmósfera terrestre.

El pasado 6 de noviembre, el cohete chino Larga Marcha 6 puso en órbita, según indica la nota de prensa oficial, "el primer satélite 6G del mundo". Técnicamente quizá sea así, aunque llamarlo satélite 6G es demasiado atrevido. Porque el estándar 6G no existe, y tardará años en... pues eso, estandarizarse... Entonces, ¿qué es lo que ha puesto China en órbita?

La conexión a Internet móvil sigue una serie de estándares llamados conexión 2G, 2.5G, 3G, 4G, y 5G. Estos estándares se crean mediante el consenso entre países, a través de la organización 3GPP. Se da por hecho que tendremos conexión 6G, pero tardará años en consensuarse, y posiblemente será muy diferente a lo que hoy en día China llama 6G.

El cohete Larga Marcha 6 está impulsado por combustible líquido, y puede transportar a la órbita geoestacionaria de la Tierra un peso de hasta 1.000 Kilos. En este vídeo puedes ver el lanzamiento:

En la misión del pasado 6 de noviembre transportaba 10 satélites de observación de la empresa argentina Satellogic, y el satélite chino Tianyan-5, que además de observar la Tierra va a realizar pruebas de la supuesta conexión 6G.

Como ocurre con prácticamente todas las misiones menos la del satélite español Ingenio, el cohete cumplió su objetivo y los satélites ocuparon correctamente su órbita.

¿Qué es lo que China va a probar con su satélite 6G? Tal como explica la web Popular Mechanics, su objetivo será transmitir información usando ondas de muy alta frecuencia, del orden de los Terahercios (THz).

Para aumentar la velocidad los diferentes estándares de conexión usan frecuencias cada vez más altas. La conexión 5G por ejemplo utiliza frecuencias entre los 30 y los 300 GHz, y se estima que la 6G usará frecuencias submilimétricas superiores a 1 THz. Por eso China lo llama 6G. Pero el valor de esas frecuencias aún no está fijado.

Al igual que ocurre con las velocidades más altas de la conexión 5G, las frecuencias submilimétricas deben enfrentarse a un tremendo obstáculo: son especialmente sensibles al vapor de agua presente en toda la atmósfera terrestre, que frena su transmisión.

realme X50 Pro 5G

realme X50 Pro 5G

Un móvil de gama alta premium con pantalla de 6,4 pulgadas Super AMOLED, procesador Snapdragon 865, 8 GB de RAM, 256 GB de almacenamiento, seis cámaras con hasta 64 MP, conexión 5G y batería de 4.200 mAh con carga rápida. ¡Espectacular!

Por eso el objetivo del satélite chino 6G es muy ambicioso, pues va a comprobar hasta qué punto se puede transmitir desde el espacio con frecuencias 6G, sin ser frenadas por el vapor de agua.

Aún tardará años en llegar, pero es un primer paso para saber dónde estamos, y hasta dónde podemos llegar...