Skip to main content

Reemplazar la batería y la pantalla del Motorola Razr será casi imposible

Opinión Motorola Razr 2020

06/02/2020 - 10:27

Ya se pueden contar con las manos los días que le quedan al Motorola Razr para ponerse a la venta en España y otras partes del mundo. El primer móvil plegable de la compañía ha llamado mucho la atención por su ingenio a la hora de recuperar un clásico de la industria de los móviles adaptándolo al presente con una pantalla plegable. Sin embargo, no todo son buenas noticias

Varias informaciones recientes han dejado patente la fragilidad que tendrá este nuevo terminal. La propia compañía ha advertido de las medidas de precaución que deben tomar los usuarios para preservar la pantalla en el mejor estado posible. Pero si esa pantalla termina por sufrir algún desperfecto, un vídeo nos advierte que reemplazarla será más que complicado

El canal de YouTube "PBKreviews" ha publicado un video donde se muestran las tripas del Motorola Razr y lo difícil que resulta desmontarlo y volverlo a montar. Esta práctica, para los que no la conozcan, es bastante habitual a la hora de conocer un móvil nuevo y nos ayuda a hacernos una idea de la facilidad que ofrecen las marcas a la hora de reparar sus terminales.

En el vídeo se muestra claramente cómo desmontar el Motorola Razr es una tarea complicada. La parte posterior está firmemente pegada, tiene sentido así los usuarios no tendrán fácil abrir la carcasa. El Razr 2019 no es resistente al agua, lo que ya supone un riesgo importante. No obstante lo más preocupante es la batería que también está muy bien pegada. Según deja ver el vídeo, hasta las manos más profesionales se encontrarían con problemas para reemplazar este componente. 

En cuanto a la pantalla, la situación no difiere mucho. El panel plegable, elemento clave de este modelo  sólo consiguen extraerla de la carcasa después de haber desmontado por completo el terminal. La pantalla únicamente es muy flexible en el medio, por donde se dobla, mientras que en los extremos superior e inferior es mucho más rígida.

Lo más probable es que Motorola sea el único capaz de reparar su propio móvil y los usuarios que se hagan con este móvil no puedan utilizar los demás servicios de reparación que existen y que normalmente cuentan con la autorización de las marcas para reemplazar los componentes de sus teléfonos. 

Este vídeo se suma a otro que nos mostraba como al plegar el móvil con la pantalla el dispositivo hacía un ruido extraño. Además, la propia compañía indicó que los bultos que podían salir en la pantalla al plegarla eran "normales".

Tecnologías tan novedosas como las pantalla plegables es comprensible que den más problemas que otros componentes que llevan más tiempo en el mercado, sin embargo no hay que olvidar que el Motorola Razr se pondrá a la venta el 10 de febrero por 1.559 euros. Tendremos que esperar a probarlo en profundidad para poder comprobar si todos estos problemas son realmente un impedimento para disfrutar de este nuevo diseño.