Skip to main content

Richard Branson se prepara para ir al espacio a principios de 2021 con Virgin Galactic

Virgin

Deposit

04/08/2020 - 14:06

El fundador de la aerolínea quiere ser de los primeros en realizar un viaje turístico al espacio y demostrar que su compañía espacial está lista para llevar a más pasajeros a la órbita de la Tierra. 

Richard Branson no rechaza ninguna aventura por muy complicada que sea. El magnate es conocido por llevar una vida de infarto, primero quiso ser el primer ser humano en circunavegar el planeta en globo sin hacer ninguna parada. No lo consiguió, pero ahora se le ha metido en la cabeza ser el primer turista del espacio. 

Virgin Galactic compite con SpaceX por dominar el futuro mercado de los viajes espaciales comerciales. Mientras la empresa de Elon Musk trabaja con la NASA y otros países realizando misiones espaciales, la compañía de Branson ha anunciado la creación un nuevo avión supersónico y asegura que para comienzos de 2021 se realizará al primer vuelos de Branson al espacio. 

Ya son 600 personas las que han confiado en esta compañía y han pagado su reserva de 250.00 dólares para asegurarse uno de los primeros asientos con destino al espacio que ofrezca la empresa. El vuelo de Branson demostraría que están preparados para llevar a sus otros clientes y devolverlos sanos y salvos a la Tierra.

De momento, todavía deben salir bien los próximos vuelos de prueba que tienen previstos para el otoño. si estos no sufren ningún inconveniente, Branson podría prepararse para realizar el viaje a principios de 2021. El éxito de esta primera fase, abriría la puerta para esos 600 clientes que ya han comprado su billete.

El viaje consiste en viajar en una nave espacial de la compañía como SpaceShip Two cuyo interior futurista conocimos hace poco. Esta nave recibirá el impulso de un avión especial hasta ser liberada a gran altitud. Segundos después, la nave espacial encenderá su motor y seguirá su ascenso hacia el espacio con una aceleración de 3.5 g, es decir, tres veces y media la fuerza gravitacional de la Tierra.

Posteriormente se cerrará el motor, lo que creará una sensación de ingravidez durante unos minutos a medida que la nave espacial alcance su punto más alto, a unos 80 kilómetros sobre el planeta, y luego comience su descenso. Está planificado que aterrice en Spaceport America, construido en el desierto de Nuevo México. Este es el viaje que primero debería realizar Richard Branson y después los primeros turistas espaciales.