Logo Computerhoy.com

Investigadores chinos sorprenden al mundo con una CPU que ha diseñado una IA en 5 horas

Se ha desarrollado una CPU gracias a la ayuda de la IA en tan solo 5 horas, haciendo que sea un hito tanto a nivel de hardware como de software.

cpu azul
Foto del redactor Ilan K. Cherre

El diseño de una CPU (unidad central de procesamiento) es una tarea compleja que requiere de un equipo de ingenieros, arquitectos y programadores, y que puede llevar años de trabajo. Sin embargo, la inteligencia artificial o IA ha demostrado que puede hacerlo en solo cinco horas.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología ha desarrollado un sistema de IA capaz de diseñar una CPU RISC-V a escala industrial. Este hito ha conseguido que la IA se sitúe en una posición de lo más relevante y, es que, conseguir diseñar una CPU es un proceso que no se puede hacer a la ligera.

El trabajo que ha realizado este grupo de investigadores ha sido publicado y puede ser consultado por cualquiera. Lo que se ha conseguido es utilizar la IA para que sea ella misma la que tome todas las decisiones a la hora de crear una CPU desde cero. Eso sí, antes de eso ha sido necesario entrenar a la IA.

La IA ha sido entrada gracias los datos de diseño de una CPU con arquitectura RISC-V. Este modelo de aprendizaje ha sido clave para que el proyecto salga adelante, de hecho, se ha mejorado mediante la utilización de un diagrama de decisión binaria o BSD en inglés. Todo ello junto al método Monte Carlo ha permitido que esta CPU sea una realidad.

Se ha entrenado una IA para crear una CPU desde cero

El estudio muestra el potencial de la IA para acelerar y mejorar el diseño de chips, especialmente los basados en RISC-V, una arquitectura abierta y flexible que permite la innovación. Pero los investigadores también dicen que la IA no quiere reemplazar a los humanos, sino complementarlos y asistirlos.

La IA puede generar diseños eficientes y competitivos, pero los humanos siguen siendo necesarios para validarlos, verificarlos y testearlos. El procesador creado se ha probado con Linux, kernel 5.15, siendo completamente operativo. No es un procesador de última generación, de hecho, cuenta con una velocidad de 300 MHz y se ha hecho en un proceso de 65 nanómetros.

Utilizar la IA como un punto de partida para crear elementos tan complejos como un procesador es simplemente el principio. Los procesadores del futuro podrán ser desarrollados por la IA, aunque para ello habrá que esperar bastante y, sobre todo, mejorar los procesos de fabricación para que el resultado no sea parecido a un procesador de hace treinta años.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Inteligencia artificial, CPU