Skip to main content

En qué debes fijarte al elegir un reloj deportivo de alto nivel para hacer ejercicio

Reloj deportivo

13/10/2019 - 09:04 | Actualizado 23/10/2019

La monitorización de los entrenamientos es una forma eficaz para cuantificar tu rendimiento y ayudarte a mejorar tus tiempos. Un reloj deportivo te será de gran ayuda. Te contamos en qué debes fijarte al elegir uno de alto nivel.

Tanto si has decidido que ha llegado el momento de ponerte en forma como si ya haces ejercicio habitualmente, un reloj deportivo te resultará de gran ayuda para poder medir tus progresos. 

Y es que si vas registrando tu rendimiento día a día, con el paso de los meses vas a tener datos para poder evaluar tu evolución y saber si estás progresando adecuadamente para alcanzar tus objetivos.

Si bien las smartbands te permiten registrar tus entrenamientos, sus funciones se te pueden quedar cortas si te tomas muy en serio la práctica de deporte. Por este motivo, si ya tienes cierto nivel o te gustaría alcanzarlo, tu reloj deportivo también debe ofrecerte el más alto nivel. Te damos algunas claves en las que debes fijarte para elegir el reloj deportivo que mejor se adapte a ti.

En qué debes fijarte al elegir un reloj deportivo de alto nivel para hacer ejercicio

Ante todo, comodidad

Teniendo en cuenta que el smartwatch lo vas a utilizar mientras haces ejercicio, la comodidad es una de las principales características que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir el tuyo.

De la misma forma que necesitas unas zapatillas que se adapten perfectamente a tu pisada o a la forma de tu pie, tu reloj deportivo debe resultarte sobre todo cómodo.

Un reloj deportivo demasiado pesado será un lastre adicional en tu muñeca que incluso podría llegar a condicionar tus movimientos al correr, al nadar o al realizar los movimientos precisos que tu actividad deportiva requiera.

En qué debes fijarte al elegir un reloj deportivo

De la misma forma, un reloj deportivo demasiado voluminoso también puede suponer un obstáculo para tu desempeño en los entrenamientos. Las últimas tendencias de moda apuntan a relojes con esferas voluminosas. Esas soluciones tal vez son adecuadas para un uso deportivo esporádico o poco exigente, pero cuando cada movimiento cuenta para obtener el máximo rendimiento, cada gramo de más en un lastre.

Por lo tanto, al igual que sucede con el resto de tu equipamiento deportivo, ten en cuenta la máxima “menos es más” para elegir el dispositivo que mejor equilibrio ofrezca entre peso, tamaño y prestaciones.

Un reloj adecuado para cada tipo de deporte

No usas un termómetro sanitario para medir la temperatura ambiente, ni la bomba de inflado de la bicicleta para inflar las ruedas de tu coche. ¿Por qué ibas a usar un reloj deportivo que no sea capaz de monitorizar de forma eficiente los valores que realmente importan en tu actividad deportiva?

De poco sirve que tu reloj sea capaz de monitorizar 50 actividades deportivas distintas si no es capaz de registrar correctamente la que tú practicas.

Existen distintos relojes deportivos especializados en una determinada actividad, aunque luego puede derivarse en distintas disciplinas. El ejemplo más claro lo tenemos en los modelos especializados en atletismo, que luego permiten elegir entre distintas disciplinas para activar valores más enfocados en ella.

De ese modo, si eliges la modalidad de 5.000 metros te mostrará el número de vueltas, mientras que si eliges maratón omitirá ese dato para mostrarte otros valores como ritmo cardiaco o distancia.

En este sentido, también es importante tener en cuenta los materiales que componen el reloj deportivo. No tiene mucho sentido elegir un reloj metálico cuando se va a practicar natación u otro tipo de deporte acuático o náutico. En ese caso lo más recomendable es optar por cajas fabricadas en acero inoxidable o en policarbonato y correas de silicona, en lugar de elegir relojes fabricados en distintas aleaciones de metal.

En qué debes fijarte al elegir un reloj deportivo

Sea cual sea el deporte que practicas, te recomendamos que el reloj deportivo siempre sea resistente al agua con una certificación mínima de 5 ATM que garantiza su estanqueidad.

Esta característica no siempre está relacionada con los deportes acuáticos ya que también garantiza resistencia total ante el sudor, las salpicaduras que recibirá al refrescarte e incluso bajo una lluvia intensa.

Una pantalla adaptada al tipo de deporte

Durante los entrenamientos no vas a tener más que un segundo para leer la información de la pantalla de tu reloj, por lo que es importante que esta sea clara y solo muestre la información necesaria en cada caso, independientemente de que en segundo plano esté recogiendo otro tipo de información.

Por ello, es necesario que el reloj deportivo cuente con una pantalla brillante. De ese modo, podrás leer claramente la información de la pantalla incluso cuando estés entrenando a pleno sol.

En qué debes fijarte al elegir un reloj deportivo

Otro detalle importante relacionado con la pantalla es que permita mostrar la información en distintos colores. Si solo puedes echarle un vistazo rápido a la información de tu reloj durante el entrenamiento o durante la competición, diferenciarla por colores es una forma de focalizar la atención visual sobre un determinado valor obviando el resto, por lo que la lectura es más rápida.

Los relojes deportivos más actuales vienen equipados con pantallas AMOLED que ofrecen un bajo consumo de batería y permiten personalizar la información que se muestra en pantalla y las esferas para que se muestren los datos que realmente te resulta útil consultar durante la actividad deportiva.

Funciones de monitorización integradas

En función de la cantidad de información que quieres obtener de cada entrenamiento, te interesará que el reloj integre más o menos sensores, de forma que cada uno se encargue de monitorizar un parámetro en concreto.

A la hora de elegir tu reloj deportivo de alto nivel descubrirás que las más habituales son las funciones que controlan parámetros como la velocidad, el número de pasos o la cadencia de la zancada, pero también pueden medir muchos otros parámetros.

Como puedes imaginar, cuantos más valores sea capaz de medir, mayor será su precio ya que deberá integrar un mayor número de sensores. Por lo tanto, es posible que, más que contar con muchas funciones, contar con las que realmente necesitas para tu actividad deportiva para evitar sobrecostes con funciones que realmente no necesitas.

En qué debes fijarte al elegir un reloj deportivo

Algunas de las principales marcas de relojes deportivos como Garmin, Fitbit, Polar o Suunto ofrecen relojes deportivos especializados en actividades deportivas concretas, de forma que sus sensores se especializan en medir determinados valores importantes en esa actividad.

El resultado son mediciones mucho más precisas que las que se obtienen en relojes inteligentes de carácter genérico o en relojes deportivos multideporte.

Conectividad con otros dispositivos

Una de las características que debes exigirle a tu smartwatch deportivo es una buena conectividad. 

No hablamos de poder ver vídeos en la pantalla del reloj –aquí hemos venido a entrenar—, pero uno de los principales motivos por los que deberías usar un reloj deportivo es precisamente para que recoja los datos de tu entrenamiento y los envíe a tu smartphone para crear un perfil histórico de tu evolución con los datos recogidos durante los entrenamientos.

El Bluetooth es el sistema más habitual para conectar el reloj deportivo con el smartphone, así como con otros dispositivos inteligentes que pueden ayudarte a obtener un mejor rendimiento.

En qué debes fijarte al elegir un reloj deportivo

Actualmente el equipamiento deportivo ha evolucionado de forma increíble. Por ejemplo, en ciclismo de carretera se utilizan unos sensores en los pedales que recogen datos sobre la cadencia, presión y eficiencia del pedaleo. Toda esa información puede sincronizar con el reloj deportivo, que actuará como HUB de almacenamiento de todos los datos del entrenamiento.

Algo más tradicional es la conexión de los relojes deportivos con pulsómetros de banda pectoral, mucho más eficientes que los sistemas que realizan las mediciones en la muñeca ya que se recoge la lectura más cerca del corazón.

Xiaomi Amazfit Bip

Xiaomi Amazfit Bip

Es difícil calcular el coste de mercado de un reloj inteligente con GPS, sumergible, con sincronización de notificaciones y que además ofrezca una batería de un mes. Lo que sí sabemos es que lo puedes conseguir por menos de 80 euros.

Los relojes deportivos no tienen por qué tener un uso exclusivo en los entrenamientos, por lo que también puede interesarte que incorpore otras funciones de conectividad inteligente con tu smartphone para el día a día.

Algunas de las funciones más interesantes pueden ser las funciones que permiten recibir notificaciones del smartphone en tu reloj deportivo, como cuando recibes un correo, un mensaje de WhatsApp o una llamada. Algunos incluso permiten responder esos mensajes desde el reloj.

Samsung Galaxy Watch Active, análisis y opinión

Una característica de los relojes deportivos que acostumbra a ser muy bien recibida por los deportistas es la posibilidad de controlar la música que se está reproduciendo en un dispositivo sincronizado, e incluso desde el propio reloj.

Esto permite tener un control más eficiente de la música que acompaña a muchos a deportistas durante sus entrenamientos, sin tener que parar para manipular el smartphone o el reproductor mp3.

Una batería capaz de aguantar tu ritmo

Como en todo dispositivo electrónico, contar con una buena autonomía de batería es una parte imprescindible para obtener una buena experiencia de uso.

Obviamente la duración de la batería está directamente relacionada con la conectividad y las funciones de monitorización, cuantos más sensores y sistemas inalámbricos estén en funcionamiento, menor será la autonomía.

En este punto, la gran diferencia la marca la conexión GPS. Esta función aporta información importante sobre las características de tus entrenamientos ya que, como hemos comentado en el apartado anterior, te permite registrar las rutas de tu entrenamiento.

Sin embargo, usar esta función puede recortar drásticamente la autonomía del reloj, pasando de un uso de varios días a solo unas horas.

Al elegir un reloj deportivo de alto nivel para hacer ejercicio es importante conocer la estimación de la duración de batería que hace el fabricante. Estos datos son meramente orientativos, pero te servirán para hacerte una idea del nivel de optimización del consumo de la conexión GPS.

En qué debes fijarte al elegir un reloj deportivo

Los fabricantes hacen una estimación del tiempo de uso de la batería en condiciones ideales, no reales, por lo que puedes imaginar que cuando lo lleves en tu muñeca, conectado a tu smartphone o con una determinada configuración, su batería durará algo menos.

Tener esto en cuenta te servirá para elegir un reloj deportivo que no te dejará tirado en medio de un entrenamiento por quedarse sin batería.

Compatibilidad con tu app de monitorización

La principal misión de los relojes deportivos es la de mostrar y recoger los datos de cada sesión de entrenamiento, por los que es importante que cuente con una buena batería de sensores.

Sin embargo, de poco servirá toda esa información si luego el reloj no es compatible con la aplicación que habitualmente utilizas para segmentar esos datos y presentarlos de forma que te ayuden a mejorar mostrándote tus fortalezas y debilidades.

En qué debes fijarte al elegir un reloj deportivo

Lo más habitual es que cada fabricante ofrezca una app propia en la que se muestran las gráficas de los datos recogidos. Algunas de estas apps pueden ser realmente interesantes, y presentan los datos de forma clara. No obstante, lo más recomendable es elegir un reloj deportivo que sea compatible con apps de terceros como Google Fit, Apple Health, Strava, Endomondo o alguna de las apps deportivas multidispositivo que existen en el mercado.

Samsung Galaxy Watch

Samsung Galaxy Watch

El Samsung Galaxy Watch es el último smartwatch de la compañía surcoreana. Tiene un diseño muy elegante y similar al de la generación anterior, el Gear S3, pero también funciones deportivas de sobra como para ser un gran reloj para hacer deporte.

Esto te asegura que, si algún día cambias de dispositivo, los datos de tus entrenamientos no quedarán “atrapados” en la app de un determinado fabricante, permitiéndote crear un perfil de entrenamiento independiente del dispositivo que uses.

Ahora ya sabes en qué debes fijarte al elegir un reloj deportivo de alto nivel para hacer ejercicio, pero te queda por delante un reto importante: elegir el que que cumpla con todos los requisitos que necesitas para tus entrenamientos.