Skip to main content

Motorola One, opinión y primeras impresiones del Motorola con Android One

Motorola One

31/08/2018 - 07:43

Primeras impresiones y opinión de Motorola One, el nuevo móvil con Android One que quiere llenar un hueco que había quedado dentro del catálogo de la compañía china. Y lo quiere lograr con una de las versiones más puras de Android.

Lenovo y Motorola se han presentado en Berlín con diferentes productos que significan la renovación de algunas de las gamas, en el caso de Lenovo, y la introducción de un terminal que se iba echando de menos dentro del catálogo de la compañía de móviles. Se trata del Motorola One, un terminal que llega con Android One, lo que permitirá disfrutar de la experiencia Android más pura posible.

Si la división de Lenovo presentó portátiles y convertibles de gama premium, como el ThinkPad X1 Extreme y el Yoga Book C930, entre otros dispositivos para quienes no necesiten tanta potencia o portabilidad, Motorola se ha decantado por la cada vez más de ''moda'' gama media. El Motorola One quiere volver a poner a Motorola donde los terminales Moto G la colocaron hace unos años.

Su principal arma es Android One, una de las versiones de Android que es lo más pura posible, dentro de que se puede personalizar mínimamente algún apartado, que resulta la misma que ha escogido Xiaomi para que sus dispositivos Mi A1 y Mi A2 irrumpan en el mercado con una fuerza tremenda. Antes de comenzar las impresiones del Motorola One, vamos con sus características técnicas:

Características Motorola One
Pantalla 5,9'' con resolución HD+ (720 x 1.520), 287 dpi
Panel IPS con protección Gorilla Glass
Procesador Snapdragon 635
Memoria 4 GB
Cámaras Principal: 12 + 2 MP con flash
Frontal: 8 MP con flash
Almacenamiento 64 GB ampliables a 256 GB con microSD
Dimensiones 150 x 72 x 7,97 mm
Peso 162 gramos
Batería 3.000 mAh
Sistema operativo Android 8.1, Android One

Motorola apuesta con el Motorola One por un hardware que hemos visto en bastantes dispositivos de gama media estos últimos meses. Configuración con Snapdragon 625 y 4 GB de RAM. Es un clásico en este segmento y algo que conoce muy bien Motorola.

Y es que, el Snapdragon 625, y otros SoC de la familia Snapdragon 600 de Qualcomm, están muy presentes en toda la gama media del fabricante, por lo que no hay secretos en este sentido. Tampoco hay muchos secretos en el diseño que han escogido para el terminal.

Diseño y pantalla

Antes de meternos de lleno con el diseño del Motorola One, debemos comentar que estamos ante una pantalla HD+, la forma que tiene Motorola de llamar a una pantalla 720p que cuenta con píxeles de más en la vertical hasta alcanzar los 1.520, lo necesario para cubrir el formato 19:9 que encontramos en este terminal gracias al conocidísimo notch. Se antoja algo escaso en este sentido, pero se compensa, en parte, con la calidad del panel IPS.

Desde que Apple introdujera este elemento con el iPhone X, diferentes fabricantes lo han adoptado de maneras distintas. Motorola lo utiliza para introducir diferentes sensores, el altavoz para las llamadas, la cámara frontal y un flash. En este sentido, es una buena noticia que se haya pensado en el flash para aprovechar un notch que resulta bastante grande, comparado con el de otros terminales Android.

Motorola One

Si nos vamos al diseño, encontramos marcos reducidos tanto en la parte superior como en los laterales, así como un marco algo más ancho en la parte inferior en la que tenemos el nombre de la compañía. Si nos vamos a la trasera, tenemos el lector de huellas justo en el logo de Motorola y una configuración de doble cámara con el flash entre las dos cámaras.

Motorola One

El acabado del móvil es brillante, debido al cristal que tan de moda se ha puesto (que atrapa nuestras huellas que da gusto, pero que se agradece en esta gama), y lo cierto es que el móvil ''cae'' muy bien en la mano. Resulta cómodo, no se hace pesado y las formas redondeadas le sientan muy bien, ya que permiten un agarre bastante placentero. En definitiva, en términos de diseño, da la sensación de ser bastante ''premium''.

Motorola One

Motorola parece buscar ofrecer dos móviles de gamas diferentes que compartan diseño, en la medida de lo posible. El Motorola P30 cuenta con un frontal prácticamente igual al del Motorola One, y la mayor diferencia la encontramos en el módulo de las cámaras, con las dos lentes separadas (y no unidas como en el P30 y tantos otros móviles recientes).

Por terminar, el cuerpo del Motorola One esconde una batería de 3.000 mAh que cuenta con carga rápida que nos permitirá aumentar la autonomía del terminal unas seis horas con solo 20 minutos de carga gracias a su cargador de 15W y la conexión USB Tipo-C. 

Una versión de Android perfecta para esta gama

Como suele decirse, lo bueno está en el interior. El Motorola One cuenta con Android One y llegará con Android 8.1 Oreo. Eso sí, desde Motorola nos aseguran que recibirá las dos siguientes versiones de Android (Android P, que ya está aquí, y Android Q) y otro año adicional de parches de seguridad. 

Todo sobre Android One

Contar con un dispositivo Android One es una galería, ya que la fluidez y el funcionamiento general del terminal es una auténtica delicia. Cuando realicemos el análisis del Motorola One, podremos decir más en ese sentido, pero en estas primeras impresiones sí hemos notado que todo funciona como debe gracias a esta experiencia de Android que tanto nos gusta para teléfonos de gama media y entrada.

Y es que, se elimina todo lo ''superfluo'' y no hay bloatware que moleste al usuario o lastre el rendimiento del equipo. Google permite personalizar ciertos aspectos del terminal, y Motorola ha aprovechado esta ''libertad'' para toquetear la app de la cámara, de la que ahora hablaremos.

Motorola One

Volviendo a la fluidez de Android One, se agradece que Motorola, que por otra parte ya ofrecía una versión muy similar a Android stock en sus terminales, con una personalización bastante discreta, haya optado por esta versión. El Snapdragon 625 será el SoC de este terminal, un muy buen procesador que hemos visto en el Mi A1, y en otros tantos dispositivos de gama media, y que rinde a la perfección en pleno 2018.

4 GB de RAM será el complemento para el procesador y, aunque todo va más que fluido (es una configuración que aún puede dar mucho de sí estos meses gracias a lo bien que va Android One), sí nos habría gustado, por el rango de precio en el que se moverá el terminal, ver un procesador más capaz, como el Snapdragon 660. Sin embargo, como decimos, hay que esperar a tenerlo en las manos para realizar las pruebas.

¡Ah! Algo que no está de más resaltar, el Motorola One tendrá NFC, algo de lo que no pueden presumir el resto de terminales en este segmento. También encontramos la posibilidad de agitar el teléfono para encender la linterna y elementos de software como el clásico reloj de los Motorola en la pantalla de bloqueo gracias a la función ''despertar al mover'' que nos permite echarle un ojo a cierta información, sin encender la pantalla, si sacamos el móvil del bolsillo, por ejemplo.

Motorola One

En la cámara está el truco

Como decíamos, la cámara es una de las pocas concesiones que tienen los fabricantes que apuestan por Android One para modificar el sistema. Motorola One es un móvil que parece enfocado al usuario joven que disfruta subiendo fotos a las redes sociales, y por ahí van los tiros con la cámara del Motorola One.

Y es que, nos encontramos una cámara más completa, en lo que a opciones se refiere, que otros terminales con Android One. Las dos lentes principales son una cámara de 13 megapíxeles con apertura f/2.0 y otra de 2 megapíxeles con f/2.4 que es la que permite conseguir el efecto bokeh. La frontal es de 8 megapíxeles con apertura f/2.2.

Móviles de menos de 200 euros más vendidos en Amazon

Habrá que ver cómo se comporta en escenarios nocturnos y con poca luz ese sensor f/2.0, ya que nos habría gustado contar con una apertura mayor, pero lo que sí podemos comentar son algunas de las funciones que Motorola ha incluido en su One.

Spot Color es la que más importancia parece tener, y nos permitirá modificar el color de una escena en tiempo real seleccionando el punto que queremos editar y dejar el resto en blanco y negro. Es decir, si vemos una flor amarilla y queremos captar solo el color de los pétalos, dejando el fondo en blanco y negro, podremos hacerlo sin tener que tirar de edición.

Motorola One
Motorola One

Esto es algo que también podremos hacer tras sacar la foto gracias a un software de edición muy sencillo que guarda las características de la escena capturada y nos permite editar dos planos de la misma. En la siguiente imagen tenéis un ejemplo del trabajo de edición posterior a la toma de la fotografía:

Por otro lado, tenemos el efecto bokeh gracias a la configuración de doble cámara. En un interior, donde hemos podido probarlo, no funciona nada mal, aunque sí hay veces que el sensor se ''confunde'', y enfoca más de lo que debería. Eso sí, siempre podemos ajustar de manera manual el efecto.

Hay otras opciones, como la posibilidad de crear GIF con solo un elemento de la imagen con movimiento (mientras lo demás está estático). Por la parte del vídeo, podemos capturar a 4K a 30 frames por segundo, o a 1080p a 30 y 60 frames por segundo.

Motorola One

Lanzamiento y precio de Motorola One

El Motorola One tiene elementos interesantes, como el acabado en cristal, NFC y el software de la cámara, así como radio FM, algo que se está perdiendo y que para muhcos sigue siendo un elemento de uso constante en sus teléfonos. Nos habría gustado ver otro tipo de procesador, como el más reciente Snapdragon 660, pero la apuesta del fabricante por Android One y el Snapdragon 625 es sobre seguro, ya que es una combinación de software y hardware que funciona muy bien.

Motorola juega con la ventaja del arraigo que tiene como marca en occidente frente a otros competidores de la gama media. Veremos si eso le basta cuando se ponga a la venta el Motorola One (aún no hay fecha concreta), que lo hará a un precio de 299 euros.

Ver ahora: