Skip to main content

¿Qué es estabilización óptica (OIS) y en qué consiste?

18/04/2020 - 10:00

Cuando las cámaras de los móviles empezaron a conseguir relevancia, hubo un elemento que fue fundamental para mejorar los resultados tanto en fotografía como en vídeo. ¿Sabéis qué es la estabilización óptica y electrónica y en qué consisten? Os lo contamos.

A la hora de valorar un móvil nuevo, uno de los puntos en los que más nos fijamos son las cámaras: la calidad de las lentes, la apertura o el procesado de la fotografía. Todo influye para ponerle nota a este nuevo modelo. Sin embargo, el tipo de estabilización y su eficacia también son un detalle de peso.

Simplemente con el pulso de nuestra mano no basta para conseguir una foto o un vídeo nítido y a nadie le gusta tener que ir con el trípode a todas parte. De ahí que los fabricantes comenzaran a trabajar en unos sistemas de estabilización para sus móviles de gama alta hace unos años y así mantener el objetivo de las cámaras lo más quieto posible

Si queremos fotografiar una escena con poca luz, el objetivo necesitará permanecer abierto más tiempo para que entre más luz, pero esto también aumenta el riesgo de que la foto salga movida. Esa es una de las cosas para las que está la estabilización, para minimizar ese efecto y en los móviles podemos mencionar dos tipos de estabilización, la óptica y la electrónica

OIS, el sistema físico

La estabilización óptica se basa en un juego de imanes que se colocan alrededor del objetivo y lo mantienen casi flotando, así cuando el móvil se mueve, el objetivo tarda más en seguir ese movimiento y suprime esas vibraciones molestas. 

La estabilización óptica se mide por ejes, es decir, cada par de imanes es un eje y se coloca uno enfrente del otro, rodeando el objetivo de la cámara. Según el fabricante se puede instalar uno, dos, tres y hasta cuatro ejes. Cuantos más ejes, mejor será la estabilización. 

Cómo funciona el... Sensor de imagen (2ª Parte)

No obstante, ni la estabilización óptica (OIS) ni la digital (EIS). La estabilización óptica presenta varios problemas. El primero es que, al ser un sistema físico, los imanes ocupan espacio y hacen que las cámaras y el móvil sean más grande. Además, el mecanismo no es tan rápido como un sistema digital y tarda más en compensar ese movimiento. Pero lo más importante es que, una vez fabricado el teléfono, ya no hay margen de mejora para el mecanismo físico. 

EIS, el sistema digital

Por otro lado, tenemos la estabilización electrónica, que consiste en un sistema digital que elimina los bordes del sensor y se concentra en la fotografía central. En otras palabras, tenemos dos cuadrados de distinto tamaño, el pequeño se movería por dentro del grande compensando el movimiento de la cámara. 

Este método también presenta desventajas. Sí, es un proceso digital que puede ir mejorando con el paso del tiempo gracias a las actualización de software que lance la compañía. Además, si el movimiento de la mano es más o menos uniforme el software puede predecirlo y anticiparse a él para contrarrestarlo con mayor precisión.

Sin embargo, no todos son buenas noticias y es que al realizar zoom en la imagen o recortar los bordes para quedarse con la imagen central, se pierde calidad en la fotografía y el vídeo. Por eso algunas marcas no se decantan por este sistema. 

¿Cuál es mejor?

Según a quién preguntemos se decantarán por un método u otro y es que, en realidad, estos dos sistemas de estabilización no se pueden comparar pues sus objetivos o puntos fuertes no son los mismos. Cuando Google lanzó su primer móvil Pixel y se decantó por usar el sistema electrónico, su explicación fue que este método es mejor a la hora de grabar vídeo, mientras que el sistema óptico saca todo su potencial cuando hacemos fotografías

Ambos tienen sus pros y sus contras como ya hemos visto antes. Pero también dependen de la marca del móvil, la calidad de estos sistemas no es igual en todos los fabricantes. Apple, por ejemplo, es uno de los que mejores resultados está consiguiendo, lo puedes ver en las pruebas que le hicimos al iPhone 11 Pro Max

Los últimos rumores apuntan a que Apple estaría trabajando para mejorar su estabilización óptica en el nuevo iPhone 12 que debería lanzarse dentro de unos meses. Según esa información, el iPhone de 2020 mantendría fijo el objetivo y compensaría el movimiento con el sensor de la cámara. Este sencillo cambio permitiría incluir el sistema de estabilización en la cámara ultra gran angular que hasta ahora no contaba con ello. 

Apple no es el único que trabaja con estos dos tipos de estabilización, en este reportaje os explicamos las ventajas y desventajas de las cámaras que equipan cada uno de los móviles más premium de 2020 y su análisis, Samsung, Huawei, Xiaomi y otros muchos, para que podáis comparar cuál cuenta con la mejor estabilización.