Skip to main content

iPhone 11 Pro Max, análisis y opinión

iPhone 11 Pro Max, opiniones en el análisis

Lo mejor

  • La cámara: apuntar y disparar
  • Fluidez total y absoluta
  • Trasera menos resbaladiza
  • Buena autonomía (con carga rápida)

Lo peor

  • Estos marcos de pantalla en 2019
  • La gestión de las notificaciones en iOS
  • Seguimos sin carga inalámbrica inversa
  • Nos vamos a los 1.300 euros

19/10/2019 - 08:30

Un año más, arrancamos el mes de octubre con un nuevo iPhone sobre la mesa. En este análisis del iPhone 11 Pro Max desengranamos punto por punto todas las características del móvil de Apple para 2019, con lo mejor y lo peor de cada apartado.

Estamos en 2019, y ya van 12 años de renovación anual del iPhone desde el lanzamiento del primer iPhone en 2007. Este año, el catálogo de móviles de Apple se compone de un trío de ases: iPhone 11, iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro Max, siendo este último –el 11 Pro Max– el que protagoniza este análisis con opiniones. Lo hemos probado a fondo, y os traemos un análisis a fondo de todas y cada una de sus características.

Pro, Max, Ultra... no es fácil seguir al día la nomenclatura de los iPhone, especialmente teniendo en cuenta que el año pasado los nombres eran completamente diferentes: iPhone XR, iPhone Xs y iPhone Xs Max. Los modelos de este año son la renovación de los tres iPhone del año pasado, de una forma en que las novedades quedan tal que así:

  • el iPhone 11 es la renovación del iPhone XR.
  • el iPhone 11 Pro y el iPhone 11 Pro Max, por su parte, son la renovación del iPhone Xs y iPhone Xs Max, respectivamente. Por lo tanto, el que probamos en este análisis es el sucesor del Xs Max.
iPhone 11 Pro Max

Ahora todo queda claro, ¿verdad? Hechas las presentaciones, vamos a entrar en materia para conocer qué ofrece este 11 Pro Max de Apple. En términos de características, las novedades están en el diseño –no es más de lo mismo, aunque a primera vista lo parezca–, la(s) cámara(s), la batería y algún que otro detalle más. Pero sobre todo, te interesa conocer lo que cambia en diseño, cámaras y batería.

  iPhone 11 Pro Max iPhone 11 Pro
Procesador Apple A13 Bionic
7 nm+
Pantalla

Panel OLED de 6,5"

Resolución a 2.688 x 1.242 píxeles

HDR10 Dolby Vision

Sensibilidad de 120 Hz

Panel OLED de 5,8"

Resolución a 2.436 x 1.125 píxeles

HDR10 Dolby Vision

Sensibilidad de 120 Hz

Memoria RAM 6 GB
Almacenamiento 64 GB / 256 GB / 512 GB
Cámara principal 12 Mpx f/1.8 OIS
12 Mpx f/2.0 telefoto 2x OIS
12 Mpx f/2.4 gran angular
Cámara frontal 12 Mpx f/2.2
Batería

3.500 mAh

Carga a 18 W PD

Cargador rápido incluido

3.190 mAh

Carga a 18 W PD

Cargador rápido incluido

Puerto de conexión Lightning con extremo Tipo-C
Tamaño y peso

158 x 77,8 x 8,1 mm

226 gramos

144 x 71,4 x 8,1 mm

188 gramos

Entre el 11 Pro Max y el iPhone 11 Pro también hay diferencias: además del tamaño –6,5" para el Pro Max y 5,8" para el Pro–, el 11 Pro Max tiene una tercera cámara de zoom óptico x2 que el modelo más pequeño no trae (su segunda lente es el gran angular), además de que la capacidad de su batería es mayor (3.500 mAh vs 3.190 mAh), entre otros detalles.

Índice de contenidos

Te va a gustar la nueva trasera del iPhone

Como decía al principio, por fuera puede parecer que nada haya cambiado en el iPhone, pero lo cierto es que hay varias novedades de diseño muy relevantes. Es resistente al agua y al polvo (IP68), la trasera ya no es de ese cristal atrapa-huellas que llevamos un año viendo en el mercado de los móviles y, por supuesto, no hay lector de huellas (funciona a través de reconocimiento facial).

Trasera del nuevo iPhone

La trasera de este iPhone de 2019 está fabricada con un acabado diferente al que Apple nos tenía acostumbrados hasta ahora, y se trata de un material que ofrece un tacto mucho menos resbaladizo. Además de que es mucho más seguro de sujetar ante posibles caídas, ahora no atrapa tanto las huellas –no es perfecto, pero las huellas de los dedos no se marcan tanto como en los anteriores iPhone–.

  Dimensiones
Tamaño 158 x 77,8 x 8,1 mm
Peso 226 gramos
Resistencia al agua Sí, IP68
iPhone 11 Pro Max en la mano

En un momento en que nos hemos acostumbrado a los móviles de seis pulgadas que hasta hace algunos años nos parecían verdaderos barcos –en parte porque no tenían pantallas que optimizaran tan bien el frontal–, el iPhone 11 Pro Max no se siente en absoluto como un teléfono gigante. Tienes que estar acostumbrado a los móviles grandes para manejarte de forma cómoda con él, eso sí.

  iPhone 11 Pro Max Galaxy Note 10+ Mate 30 Pro
Largo x ancho 158 x 77,8 mm 162,3 x 77,2 mm 158,1 x 73,1 mm
Pantalla 6,5" 6,8" 6,53"
Relación de aspecto 19,5:9 19:9 18,5:9
Porcentaje pantalla/frontal 83,7% 91% 94,1%

En cualquier caso, se nos antoja escaso que la pantalla de este iPhone tan solamente aproveche el 83,7% del frontal: podría parecer poca diferencia del 83 al 91%, pero hablamos de que, por culpa de eso, este móvil tiene unos marcos de pantalla mucho más grandes que su competencia –tal y como salta a la vista en la tabla anterior.

Hay más. Este iPhone pesa mucho, y en 2019 ya va siendo hora de que Apple busque una solución para evitar que su buque insignia, aquel que vale más de 1.000 euros, pese lo mismo que un teléfono de gama media. Podrá estar más o menos justificado, pero no es de recibo que la competencia sí, y Apple no, consiga bajar por debajo de los 200 gramos dentro de esta misma gama –si no lo hacen, normalmente es porque incorporan 5G, y el iPhone eso no lo tiene–.

Usando el iPhone 11 Pro Max

Tal y como ya es habitual desde hace un par de años, no encontrarás minijack para auriculares, de forma que tendrás que recurrir a los auriculares por cable Lightning que vienen en la caja o, si lo prefieres, podrás usar unos auriculares inalámbricos como los propios AirPods. Los botones de Encendido, Volumen y Silencio siguen estando donde siempre lo han hecho.

Quién nos iba a decir que sería una de las mejores pantallas que han pasado por nuestro laboratorio

De forma discreta, Apple ha conseguido seguir subida al tren de las pantallas móviles en los últimos años, pese a todo –se tomó su tiempo antes de pasarse al OLED– y pese a todos –fabricantes como Samsung, LG o Sony están avanzando a pasos agigantados al respecto–. En su nuevo iPhone de 2019, Apple ha puesto toda la carne en el asador: ha conseguido que la de este 11 Pro Max se convierta en la pantalla con el brillo más alto que hemos registrado en nuestro laboratorio.

Pantalla del nuevo iPhone de 2019

Pero antes de hablar de eso, hagamos las debidas presentaciones: estamos ante un panel de 6,5 pulgadas –tecnología OLED con Super Retina XDR– que alcanza una resolución de 2.688 x 1.242 píxeles. No es otra cosa que una resolución Full HD+, lo que se antojaría algo escaso si obviáramos el hecho de que la densidad de píxeles alcanza los 458 ppi, más que suficiente para que el ojo humano no diferencie cada pixel.

Es un panel que dispone de HDR10 (con Dolby Vision), tecnología True-tone y una sensibilidad de presión de 120 Hz (eso no quiere decir que se refresque a esa tasa, ojo, son dos cosas muy diferentes; la tasa de refresco, en este caso, se queda en los 60 Hz).

  Pantalla
Tamaño 6,5 pulgadas
Formato 19,5:9
Panel OLED (Super Retina XDR)
Resolución

2.688 x 1.242 píxeles

458 ppi

Tecnologías HDR10, Dolby Vision, True-tone

La pantalla ofrece una experiencia muy sólida, tanto si se trata de ver su contenido en cualquier condición de luz ambiental –con la ayuda de la tecnología True-tone, una herencia del iPad Pro que le otorga a los iPhone la capacidad de adaptar la temperatura de color a cada situación lumínica–, como también si hablamos de disfrutar tu suscripción a Netflix, HBO o Prime Video. Una excelente pantalla, en definitiva.

Leyendo ComputerHoy en el iPhone 11 Pro Max

Tal y como decíamos en la introducción de este apartado, nos han sorprendido los resultados de esta pantalla en nuestras pruebas de laboratorio. El iPhone 11 Pro Max ha conseguido una máxima de 1.139 lux en nuestra prueba de brillo con el modo de brillo máximo, lo que queda por encima incluso de los resultados que consiguió el Galaxy S10+ de Samsung en su respectivo análisis.

Prueba laboratorio pantalla iPhone 11 Pro Max
Prueba laboratorio pantalla iPhone 11 Pro Max

Que la pantalla obtenga estos registros en la medición del brillo garantiza dos cosas: que se verá bien en exteriores a plena luz del sol (cosa que podemos confirmar), y que los contenidos con HDR de aplicaciones como Netflix o YouTube se mostrarán con una viveza y un color dignos de la gama alta a la que pertenece este móvil (cosa que también podemos confirmar). Muy contentos con la pantalla, en resumen.

Qué grata sorpresa con la batería

iPhone 11 Pro Max

"Batería" y "iPhone" son dos conceptos que han estado algo reñidos en los últimos años, pero parece que eso por fin ha cambiado: con sus 3.969 mAh de capacidad, Apple ha conseguido dotar a este teléfono de una autonomía digna que permite llegar en condiciones hasta el final del día. De hecho, da para llegar de sobra al día siguiente.

Con uso intensivo –y cuando digo intensivo, es intensivo de verdad–, sí es cierto que por la noche necesitarás hacer uso del cargador de 18 W que viene en la caja del teléfono –con su carga rápida, puedes tener el 50% de la batería cargada en unos 30 minutos, y el 100% en algo menos de dos horas. Si haces un uso más moderado del teléfono, lo cierto es que podrás arriesgarte a pasar la mañana del día siguiente sin tener sudores fríos en caso de que te hayas olvidado de poner a cargar el móvil antes de irte a dormir.

La forma que tiene Apple de medir las horas de pantalla es diferente a los móviles Android, de forma que hablar de horas de pantalla encendida no es representativo de la autonomía. En cualquier caso, os podemos decir que muchos días hemos superado las cinco horas de pantalla en un uso cotidiano.

El iPhone se ha pasado a las tres cámaras (por fin)

Tres cámaras en el nuevo iPhone

En un mercado que lleva años utilizando el doble reclamo de la cámara telefoto junto con el sensor de gran angular como acompañantes del sensor principal, era cuestión de tiempo que Apple diera el salto de las dos a las tres cámaras, tal y como por fin ha hecho con los nuevos iPhone 11 Pro.

Lo curioso es comprobar que Apple está anunciando las cámaras de su nuevo iPhone de una forma un tanto diferente al resto de fabricantes: mientras que durante todos estos años nosotros –y las marcas también– nos hemos referido al sensor de gran angular como eso, sensor de gran angular, y al sensor principal como eso, sensor principal, Apple lo está haciendo de otra forma:

  • al sensor principal lo llaman sensor de gran angular, se trata de una lente 26 mm de 12 megapíxeles (f/1.8).
  • al sensor gran angular lo llaman ultra gran angular, se trata de una lente 13 mm de 12 megapíxeles (f/2.4).
  • al sensor telefoto no le han cambiado el nombre, se trata de una lente de 52 mm de 12 megapíxeles (f/2.0).

Lo llamen como lo llamen, se trata de una configuración de tres cámaras que ofrece todo el abanico de posibilidades que se le puede pedir hoy en día a la cámara de un teléfono.

Por si os estáis preguntando qué es eso de las f/1.8, f/2.4 o f/2.0, básicamente os diremos que se trata de unas cifras que te indican la cantidad de luz que es capaz de captar la lente. Cuanto más bajo sea el número, más luz querrá decir que puede captar; en la práctica, así queda exactamente la misma fotografía tomada desde cada una de estas tres lentes:

Lente principal – f/1.8

iPhone f/1.8

Lente telefoto – f/2.0

iPhone f/2.0

Lente de ultra gran angular – f/2.4

iPhone f/2.4

A medida que el número de la f (relación focal) va subiendo, el escenario se va oscureciendo. Pero la escena es la misma en las tres imágenes. Eso es porque la cantidad de luz que puede captar se va reduciendo. Ya no solo en este iPhone: ocurre en todas las cámaras, así que tenedlo en cuenta a la hora de disparar fotografías de noche.

Empecemos hablando de la aplicación de cámara del nuevo iPhone.

La aplicación de cámara ha recibido el lavado de cara que necesitaba

Durante años, Apple ha optado por simplificar al máximo posible su aplicación de cámara en los iPhone para evitar al usuario cualquier fricción en esa experiencia de "apuntar y disparar" que caracterizaba a las cámaras de sus teléfonos. En 2019, con tres cámaras montadas atrás, la aplicación ha recibido un pequeño lavado –más desde el punto de vista de las funciones que el diseño– de cara que le ha venido muy bien.

Aplicación de cámara del 11 Pro Max

Para empezar, ha llegado el modo Noche: haciendo uso del procesador A13 Bionic, este modo permite realizar fotografías nocturnas con mejor calidad. Consiste en que, si lo activas, el teléfono activará el estabilizador óptico, hará varias fotografías seguidas y después las unirá, eliminando las imperfecciones, para dar vida a una imagen de noche mucho más viva, limpia de ruido y con más detalles. En la práctica, lo veremos más adelante.

El funcionamiento del modo Noche de Apple no es todo lo intuitivo que a uno le gustaría: el modo en cuestión está oculto bajo un icono de un círculo que a primera vista no te hace creer que ahí pueda estar escondida dicha función. Pero incluso cuando lo activas, te quedas con la duda de si estás disparando la fotografía con ese modo o no. Debería estar indicado de forma más clara.

Sin modo noche

Sin Modo noche | iPhone 11 Pro Max

Modo noche iPhone

Con Modo noche | iPhone 11 Pro Max

De hecho, uno tarda en darse cuenta de que a la derecha hay una barra que permite seleccionar de forma manual el tiempo de exposición. Dicho tiempo varía en función de las condiciones de la escena, por lo que a veces no te dejará pasar de un segundo, y en otras te permitirá llegar a los 30 segundos –para lo cual necesitarías sí o sí un trípode–.

Ahora que el iPhone monta tres cámaras, Apple ha incorporado un sistema de control para pasar fácilmente de una lente a otra: por defecto se activa siempre el zoom 1x, es decir, la lente principal (lo que la compañía denomina gran angular); puedes pasar al 0,5x, que activa el sensor de ultra gran angular, o al 2x, para el sensor telefoto. Además, también es posible elegir un zoom digital que esté entre alguna de esas configuraciones (hasta un máximo de 10x).

Basta de hablar de la aplicación. Vamos allá con los resultados de la cámara.

De esto es capaz la cámara del iPhone en 2019

Muestras de la cámara del nuevo iPhone
Muestras de la cámara del nuevo iPhone
Muestras de la cámara del nuevo iPhone
Muestras de la cámara del nuevo iPhone

Desde luego, la carta de presentación de la cámara es nada desdeñable. Venimos de una anterior generación del iPhone que ya era capaz de ofrecer excelentes resultados en las pruebas fotográficas, tal y como vimos en el análisis del iPhone Xs Max, y este año la novedad a nivel de conjunto fotográfico realmente viene a ser la incorporación de la lente de gran angular. Lo demás, ya es software.

De la lente de gran angular, lo más destacable es la estabilización de vídeo

Dejando a un lado la novedad propiamente dicha del sensor de gran angular en un móvil de Apple, cosa que hasta ahora no existía, lo más destacable de esta cámara respecto a su competencia es la estabilización en grabación de vídeo: ningún móvil del mercado lo traía hasta ahora –a excepción del One Action de Motorola, cuando elaborábamos este análisis–, con lo cual se trata de uno de los pocos teléfonos del mercado que te permite grabar vídeos con esta lente sin que salgan completamente movidos.

  Lente de ultra gran angular (0,5x)
Tamaño 12 megapíxeles
Apertura f/2.4
Lente 13 mm
Tamaño del pixel
¿Estabilización óptica? No, digital

El trabajo de estabilización que hace la lente de gran angular es más que reseñable. Elimina con mucha eficacia los movimientos de la cámara durante la grabación, y da pie a conseguir resultados que lucen incluso como profesionales. A continuación os dejamos un ejemplo de grabación de vídeo con el gran angular:

Dado que esta lente tiene una apertura de f/2.4, que a nadie le sorprenda que durante la noche no sea capaz de ofrecer resultados tan limpios de ruido como la lente principal, que tiene una apertura mayor de f/1.8. De ahí que en la siguiente muestra veáis algo de ruido:

En cualquier caso, el juego que da este conjunto de tres lentes en una grabación de vídeo es una delicia: te permite inmortalizar del tirón una escena a distancia sin renunciar a un solo ápice de calidad, ya que cada aumento de zoom se realiza a través de las lentes, y no de forma digital:

Sí, deforma los lados de la imagen

Es algo inevitable: en una lente de gran angular, la única forma de evitar las deformaciones en los extremos de la imagen pasa por el software: por pura óptica, la lente genera el llamado efecto ojo de pez en las imágenes, que ocasiona que todo lo que hay en los extremos de la escena aparezca ligeramente "doblado" tal y como si siguiera una semicircunferencia.

En este iPhone no es algo exagerado, pero si pruebas a hacer fotografías de gran angular de edificios con el iPhone 11 Pro Max sí te darás cuenta de que existe algo de aberración en los extremos de la imagen:

Ejemplo aberración gran angular iPhone 11 Pro Max

Nada dramático, especialmente si sabes sacarle juego y consigues hacer fotografías originales jugando con el escenario.

Modo noche para darle más vida a la fotografía nocturna

¿Qué es el Modo noche del nuevo iPhone de 2019? Es un icono que te va a aparecer cuando vayas a tomar una fotografía de noche, en el lateral izquierdo de la pantalla. Si está en funcionamiento, lo verás iluminado en forma de un círculo de color amarillo.

¿Para qué sirve? Para que en lugar de conseguir una fotografía nocturna tal que así:

Foto nocturna iPhone 11 Pro Max

Sin Modo Noche | iPhone 11 Pro Max

Consigas otra así:

Foto nocturna iPhone 11 Pro Max

Con Modo noche | iPhone 11 Pro Max

¿Cómo es posible? No es otra cosa que un modo de exposición prolongada, que se activa y desactiva de forma automática cuando las condiciones lumínicas así lo requieren. Es decir, no te tienes que preocupar de mirar si está activado, porque si vas a tomar una fotografía de noche lo más probable es que ya lo esté.

El zoom 2x ya no es tan imprescindible, pero sigue rindiendo como el que más

El año pasado, si querías hacer una fotografía de retrato con el fondo desenfocado tenías que utilizar sí o sí la lente de zoom 2x; en el iPhone 11 Pro Max, ahora el modo retrato permite disparar también desde la lente principal (1x). Esta doble alternativa da mucho juego más juego, con el añadido de que el resultado en cuanto a calidad del difuminado es similar en ambas lentes.

  Lente telefoto (2x)
Tamaño 12 megapíxeles
Apertura f/2.0
Lente 52 mm
Tamaño del pixel 1.0µm
¿Estabilización óptica? Sí, OIS

A continuación, algunas fotografías de retrato tomadas con el 1x:

Foto retrato con el iPhone 11 Pro Max
Foto retrato con el iPhone 11 Pro Max

Ahora, muestras tomadas con el 2x:

Zoom x2 iPhone 11 Pro Max
Zoom x2 iPhone 11 Pro Max

Pocos móviles consiguen este resultado en el retrato, especialmente con el zoom 1x. Los iPhone siempre tienden hacia los tonos cálidos en las fotografías, lo que permite que la piel aparezca con un color muy suave que gusta a todo el mundo.

Personalmente, me gusta el hecho de que el modo retrato pueda utilizarse también a la hora de inmortalizar objetos –y no solo personas–, porque da pie a jugar con el desenfoque de fondo para conseguir resultados tales que así:

Objetos con desenfoque de fondo en el iPhone 11 Pro Max
Objetos con desenfoque de fondo en el iPhone 11 Pro Max

Tanto con objetos como personas, el efecto de desenfoque que se consigue es similar a lo que obtendrías con una cámara profesional con una apertura muy cerrada, pero desde luego no es perfecto, y durante este análisis hemos comprobado que en situaciones exigentes –una persona que aparece en un lado de la fotografía o un objeto con cristal de por medio, por ejemplo– el desenfoque saca a la luz sus debilidades.

Detalles de fotos tomadas con el iPhone 11 Pro Max
Detalles de fotos tomadas con el iPhone 11 Pro Max
Detalles de fotos tomadas con el iPhone 11 Pro Max

Todavía le queda mucho camino por recorrer para igualar los resultados de una cámara con objetivo (si es que algún día llega a conseguirlo).

Por supuesto que, además de objetos, el modo de retrato de este iPhone puede utilizarse también tanto con personas como animales, y en ambas lentes –la x1 y la x2– disponemos de las ya conocidas opciones de Apple para añadir diferentes modos de luz a la escena (puedes iluminar tu rostro, suavizar los tonos de la piel o directamente oscurecer el fondo). Estas opciones de añadir una luz artificial de estudio, por cierto, también se pueden utilizar desde la cámara frontal.

Foto tomada iPhone 11 Pro Max

Una cámara frontal que crece en megapíxeles

El número de megapíxeles dice más bien poco acerca de la calidad de una cámara, por lo que señalar que este nuevo iPhone incrementa hasta los 12 megapíxeles la cámara frontal de siete megapíxeles que traía el Xs Max no revela gran cosa. Lo interesante está en el hecho de que ahora la cámara frontal es un poco más gran angular. Por otra parte, este año es capaz de grabar vídeos 4K.

  Cámara frontal – iPhone 11 Pro Max iPhone XS Max
Tamaño 12 megapíxeles 7 megapíxeles
Apertura f/2.2 f/2.2
Lente 23 mm 32 mm
Selfies tomados con el 11 Pro Max
Selfies tomados con el 11 Pro Max

El paso de una lente de 32 mm a otra de 23 mm es un detalle interesante en el sentido de que ofrece mucho más ángulo a la hora de disparar un selfie, aunque por defecto la cámara frontal activa un recorte a la imagen que se puede quitar pulsando sobre el icono del gran angular que aparece sobre la pantalla.

Pero hay una cosa que no cambia año tras año: los selfies con poca luz se le siguen resistiendo al iPhone, y en entornos con poca luminosidad da pie a imágenes llenas de ruido. Es un aspecto en el que Apple lleva años estancada.

Sigue siendo el mejor móvil para crear contenido en Instagram

Un año más, y pese a los esfuerzos de fabricantes como Samsung con el modo Instagram en sus cámaras, inexplicamente el iPhone sigue siendo el único móvil del mercado que ofrece una calidad digna de mención en las Stories. Es algo que solo se explica con la pasividad absoluta de los desarrolladores de la aplicación por cuidar su principal mercado en Europa, donde la cuota de mercado de los móviles de Apple nada tiene que ver con las cifras de Estados Unidos.

Punto a favor del iPhone, y tirón de orejas para los fabricantes que con móviles de más de 1.000 euros no son capaces de ofrecer una herramienta en condiciones a los creadores de historias en Instagram.

Un A13 Bionic para dominarlos a todos

ComputerHoy en el iPhone 11 Pro Max

En Apple, rendimiento a interfaz van de la mano por la razón de que, en el caso de sus móviles, los iPhone incorporan un sistema operativo desarrollado específicamente para ellos –y no tienen que compartirlo con miles de móviles más, como sí ocurre con Android–. Por ello, hablar de rendimiento en un iPhone equivale a hablar también de iOS: todo funciona tan fluido como es de esperar desde el momento en que le quitas el plástico a la caja.

  A13 Bionic
nº de núcleos 2 + 4 núcleos
Velocidad de reloj 2 x 2,65 GHz + 4 x 1,8 GHz
Fabricación 7 nanómetros
Gráfica Apple GPU (4 núcleos)

El A13 Bionic es un procesador fabricado en 7 nanómetros cuya integración en iOS lo dota de un rendimiento inigualable en el mercado de la telefonía móvil. No hay ningún otro procesador que rinda tanto como lo hace el A13 Bionic, y eso abre la puerta a todo un mundo de posibilidades que incluye casos de uso como, por ejemplo, la tecnología Deep Fusion de la cámara.

Gráfica de rendimiento del iPhone 11

En las pruebas de rendimiento –a las que hemos sometido el iPhone 11, dado que comparten la misma configuración de procesador–, el iPhone se posiciona claramente como el móvil más potente del mercado. Es la ventaja de tener un sistema operativo diseñado en exclusiva para ti, como decimos cada año.

De cara al usuario, este procesador ofrece la mejor experiencia posible: no ha habido ninguna ocasión en la que este iPhone nos haya dado el menor síntoma de fatiga de rendimiento. Está en la línea de lo que año tras año nos tiene acostumbrados a ver Apple en el apartado de rendimiento de sus móviles.

Face ID ha conseguido que ya no recuerde lo que era un lector de huellas

Ahora que casi todos los móviles Android han apostado por los lectores de huellas integrados en la pantalla (algunos funcionan mejor, y otros... no tan bien), Apple ha seguido fiel a su idea de un teléfono sin lector de huellas dactilares, ya que en lugar de eso el iPhone tan solamente se puede desbloquear a través de tu rostro (salvo que tengas que introducir el código PIN de forma manual). Es la tecnología de Face ID.

Face ID en este móvil funciona de diez, lo hace tan bien que yo personalmente no tengo ningún problema en reconocer que con el iPhone 11 Pro Max me he olvidado por completo de los lectores de huellas tradicionales.

En esta generación, se nota que Apple ha mejorado Face ID para que sea todavía más eficaz a la hora de reconocer nuestro rostro al instante. Lo he notado especialmente en un entorno de oficina, donde teniendo el móvil apoyado sobre la mesa he comprobado que el reconocimiento facial funciona sin necesidad de que te tengas que inclinar para ponerte justo delante del móvil; con estar relativamente cerca, la cámara ya te reconocerá.

Es importante que un sistema como Face ID funciona a la perfección porque es la llave a todo lo que hagas en el terminal: además de desbloquear la pantalla, sirve también para –por ejemplo– autorizar una descarga o una compra a través de la App Store.

Ah, y no tiene el grave problema de seguridad de Google con sus Pixel 4. El iPhone requiere que tengas los ojos abiertos para poder desbloquear el teléfono.

No es el mejor móvil del momento, pero sí es el iPhone que el mercado se merece

Detalle del nuevo iPhone 11 Pro Max

El iPhone 11 Pro Max está lejos de ser el móvil perfecto. En cámara tiene rivales difíciles de batir como el Mate 30 de Huawei; en pantalla, móviles como el Xperia 1 de Sony están a años luz en cuanto a experiencia multimedia; en rendimiento, de cara al usuario un Exynos 9825 también es capaz de ofrecer un rendimiento fluido en cualquier tarea; y así podríamos seguir mencionando característica por característica. Pero en lo que se refiere a experiencia de usuario pura y dura, es difícil recomendar ningún otro teléfono que ofrezca lo mismo que un iPhone. Difícil, por no decir imposible.

El que quiere comprar un iPhone, no quiere un Huawei que haga buenas fotos, ni un Samsung que funcione fluido al ejecutar un juego: quiere un iPhone, y como tal el iPhone 11 Pro Max está a la altura un año más. No es el mejor, pero todo lo que hace, lo hace bien sin que tengas que complicarte la vida.

iPhone 11 Pro Max haciendo una fotografía con la cámara

Es mejorable en muchos aspectos –podría tener unos marcos de pantalla más contenidos o un peso más ligero, por ejemplo–, pero está a la altura de lo que cabría esperar del iPhone de más alta gama de este año. Si estás dispuesto a gastarte los 1.259 euros (desde 1.259, mejor dicho) que cuesta, en ningún caso acabarás diciendo "me hubiera comprado mejor un [cualquier móvil Android de gama alta]".

Hay cosas criticables, claro. Que la versión de partida (la que cuesta 1.259 euros) arranque en los 64 GB de almacenamiento interno, sin posibilidad de ampliación salvo que pases por caja con iCloud, no es algo que siga teniendo cabida en el mercado. Además, la siguiente versión ya es de 256 GB, que eleva el precio de entrada hasta los 1.429 euros.

Pero para mí, la verdadera gran decepción del iPhone de este año es la ausencia de la tecnología de carga inalámbrica inversa: la competencia ya lo ofrece desde hace tiempo, y Apple, con sus AirPods, no ha sido capaz de ponerse a la par para ofrecer a sus usuarios la posibilidad de cargar los auriculares simplemente apoyando el estuche sobre el móvil. En 2019 y con más de 1.000 euros de precio de partida, es imperdonable.

Nuestra valoración

Diseño

9/10

Pantalla

9/10

Hardware

10/10

Software

10/10

Cámara

10/10

Batería

9/10

Conectividad

9/10

Sonido

9/10

Nota técnica

95

Relación calidad/precio

Ver ahora: