Skip to main content

Qué son los archivos DLL en Windows y cómo funcionan

Con Windows 10

Pexels

10/10/2021 - 12:00

El porcentaje de usuarios que no saben que son los archivos DLL es muy alto, aunque sí que es verdad que han oído hablar de ellos o alguna vez les ha aparecido en la pantalla algún indicativo hacia un archivo de este tipo, normalmente para indicar un error. Pues bien, hoy a vamos a ver que son, para que sirven y que ventajas e inconvenientes tienen estos ficheros.

Los archivos DLL son unos de los grandes desconocidos dentro del sistema operativo Windows, puesto que las pocas veces en las que solemos advertir de este tipo de ficheros es cuando algún programa o tarea dentro de una herramienta, da error por falta de uno de ellos o porque no funciona correctamente.

Es entonces cuando muchos de nosotros nos preguntamos que son estos DLL y para qué sirven exactamente, aunque si el error desaparece la curiosidad se suele ir igual de veloz que el arranque del programa que no funcionaba.

Pues bien, para todos los que les sigue picando la curiosidad y quieren saber para qué sirven estos archivos y qué son exactamente, tienen el resto del artículo para resolverles tales dudas.

¿Qué es un archivo DLL?

El significado de un archivo de tipo DLL es Dynamic Link Libraries o lo que es lo mismo, Biblioteca de vínculos dinámicos. 

Para entender mejor este tipo de ficheros debemos tener claro que una biblioteca en términos informáticos es una colección de códigos reutilizables, es decir, son una especie de programas independientes que pueden utilizar distintos programadores a la hora de crear un programa.

Esos programas harán referencia a las distintas bibliotecas de las que han tomado parte. Los archivos DLL son implementaciones de este tipo de bibliotecas y, por lo tanto, contienen numerosa información que pueden utilizar distintos tipos de software, no solo uno en concreto.

Programación

Pixabay

Este tipo de archivos se pueden compartir entre programas. Por ejemplo, si uno pretende imprimir, pero no tiene información acerca de ello, siempre puede absorber esos datos de un fichero DLL que contenga una biblioteca donde esté la funcionalidad de impresión.

Todo esto forma parte de lo que se llama la programación modular, un concepto de desarrollo de software donde unos programas se pueden servir de partes de otros y viceversa.

Esto también quiere decir que, si un archivo al que hacen referencia varios programas para su funcionamiento cambia y se actualiza, eso repercutirá en todo el software, haciendo que todo sea mucho más ágil.

Aunque también puede darse el caso que, si se borra o se vuelve corrupto, los programas que necesiten esa información para realizar ciertas acciones darán error y no podrán ejecutar todas las tareas que se les asignen.

Ventajas e inconvenientes de los archivos DLL

Según lo que te estamos contando ya están claras algunas de las ventajas que tienen los archivos DLL, aunque también hay inconvenientes.

Estos archivos son claramente partes muy importantes para el buen funcionamiento no solo del software que instalemos en el sistema operativo, sino también para el propio Windows en sí, puesto que se sirve de la información de estas librerías para ejecutar muchas de sus tareas, aunque sí que es cierto que suelen ser archivos DLL propios.

En lo que son las ventajas podemos destacar:

  • Mejora del rendimiento: esto se debe al funcionamiento del software, que no necesita guardar tanta información, ya que mucha ya la tiene en estos archivos que comparten unos con otros.
  • Aumenta el almacenamiento: como es normal el almacenamiento también se ve afectado, ya que, así los programas no tienen que ir creando algunos archivos, ya que todos esos datos quedan guardados en los DLL. Si estos ficheros no estuvieran, el volumen de almacenamiento se reducirá considerablemente.
  • Archivos ejecutables más pequeños: incluso en los ejecutables que utilizamos para instalar un programa o para ejecutarlo ocupan mucho menos, ya que mucha información se extrae directamente de los DLL.
  • Se comparten: algo que ya os hemos contado es que se comparten unos con otros, lo que significa que varios programas pueden leer un mismo fichero, lo que simplifica mucho el proceso.
  • Memoria: reducen el consumo de memoria, ya que no es necesario abrir varios archivos para una tarea, con uno puede ser suficiente.
  • Pueden modificarse: otra de las ventajas es que estos archivos se pueden modificar o actualizar para ofrecer una mejoría en su funcionamiento o para albergar más bibliotecas interesantes para dicha tarea.
ordenador con Windows 10

Como habéis podido leer son muchas las ventajas que ofrecen los archivos DLL, pero no todo es positivo con este tipo de archivos.

Existen algunas desventajas, muchas menos que las partes positivas, pero, aun así, las debéis conocer:

  • Problemas de compatibilidad: antes hablamos de que las actualizaciones o modificaciones de los DLL eran buenas porque los mantenían al día. Pero pueden ser contraproducentes y que conformen una incompatibilidad con algún tipo de software que aún no está a la altura de dicha evolución.
  • Desinstalación de programas: puede ocurrir que, al desinstalar un programa, este borre todos los DLL que están asociados a él, haciendo que aquellos que utilizaban esa biblioteca se hayan quedado sin la referencia y ahora no funcionen bien.
  • Archivos con problemas: si uno o varios DLL dan problemas, eso puede acarrear una serie de errores continuos en distintos programas. Esto podría convertirse en un problema sumamente grave.

¿Por qué pueden fallar los DLL?

Seguro que más de uno os ha pasado que el software que estabais ejecutando os ha dado problemas porque cierto DLL no está o no funciona. Esto es algo que desgraciadamente ocurre de vez en cuando en Windows y puede ser debido a varias causas, provocando en los casos más graves hasta problemas para iniciar el sistema operativo.

Las razones más comunes por las que un DLL puede fallar o desaparecer son:

  • Por algún tipo de malware instalado en el ordenador, ya que muchos de estos programas maliciosos saben que una de las formas más efectivas de estropear el buen funcionamiento del sistema es eliminando archivos DLL.
  • Se puede dar el caso de que el fichero haya sido abierto por algún programa y al cerrarlo se cometiera un error y se volviera en corrupto.
  • Otra de las situaciones que puede darse es que el usuario o incluso algún software, haya borrado uno o varios ficheros, lo que implicaría que los programas asociados no van a funcionar del todo bien.
  • Por otro lado, también se da el caso a veces de que una actualización de un fichero DLL se convierte en un problema, ya que puede estropearse o no ser compatible con ciertos programas, como ya te explicamos líneas más arriba.

Ahora que ya sabes que son, para qué sirven y todo lo bueno que tienen los ficheros DLL, entenderás mucho mejor cuando alguna vez se dé un error por causa de uno de ellos. También te servirá si te encuentras una carpeta con varios que ibas a borrar, puede que te lo pienses dos veces si no estás seguro de que eso no provocará algún tipo de fallo.

Son archivos sumamente importantes que hacen una labor esencial para el buen funcionamiento del software de nuestro ordenador con el sistema operativo Windows.

Etiquetas:

#Tecnología, #Windows

Y además