Logo Computerhoy.com

Tecnología y salud mental: una relación en continuo debate por sus grandes desventajas

Así es como la tecnología puede afectar a tu salud mental
Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

Pese a sus innegables ventajas y beneficios para la sociedad, sus hándicaps siguen siendo demasiado preocupantes, sobre todo aquellos que se relacionan con la salud mental de los usuarios.

El uso de la tecnología está teniendo un profundo impacto en la forma en que las personas no solo viven su vida, sino también en cómo se sienten consigo mismas. La salud mental —que tan en boca de todos está en la actualidad— juega un gran papel en este sector y está cambiando la narrativa no solo para niños y adolescentes, sino también para jóvenes y adultos.

Solo hace falta pararse un momento y observar a tu alrededor. Seguramente hasta verás a niños muy pequeños usando smartphones y tablets. Cada vez las personas están rodeadas de más tecnología que imposibilitan casi vivir sin ella.

Pero, ¿alguna vez has pensado en cómo la tecnología afecta la salud mental de un ser humano? La tecnología ha hecho que nuestras vidas sean aún más cómodas y sencillas que antes, pero no todo es positivo.

La conectividad digital las 24 horas del día es buena y muy positiva en determinados momentos, pero lo más importante son los riesgos asociados a estos aparentes beneficios. Cuanto más aumenta el uso y en consecuencia la dependencia, más dañina se vuelve para los individuos.

Redes sociales

Grandes ventajas de la tecnología en relación a la salud mental

Desde mantenerse en contacto con familiares y amigos hasta hablar incluso con profesionales de la salud mental a través de una llamada, una de las grandes ventajas de la tecnología es que ha facilitado todo esto. Y todo se puede hacer desde la comodidad de tu casa.

Además, la tecnología también ha aumentado el acceso a recursos simples de salud mental que tanto se necesitan. Desde aplicaciones de meditación hasta guías de cómo hacer frente a diversas problemáticas, cuidar tu estado mental de forma digital nunca había sido tan frecuente y fácil.

HeadSpace

Solo en septiembre de 2022, Headspace y Calm (dos aplicaciones de bienestar líderes en el mundo) recibieron casi 7.000 descargas en conjunto. Si bien estas están diseñadas para ayudar con los síntomas de problemas de salud mental, otras están disponibles para colaborar con tareas más básicas, como recordarles a los usuarios que tomen sus medicamentos.

En algunos lugares y yendo a la actualidad absoluta, la inteligencia artificial incluso se está adoptando para colaborar con los servicios de salud mental —y el sector sanitario en general— y los chatbots de IA se utilizan para reforzar la falta de humanos. 

Estos asistentes de atención médica están disponibles todo el día, todos los días y, en general, también son más baratos que acceder a un psicólogo en privado. Si bien son una gran opción, mencionar que la investigación para respaldar la eficacia de estas novedades está en curso y no deben usarse en lugar de buscar ayuda profesional.

Coleccionismo de datos

Sus desventajas siguen siendo más perjudiciales

Por otro lado, es turno de los grandes hándicaps de la tecnología. A pesar de que la mayoría de las tecnologías afirmaron tener un impacto positivo en sus vidas, algunos estudios ya han encontrado varios trastornos cognitivos asociados con el uso de esta. Esto incluye cibercondría (informarse por Internet sobre su salud), depresión y ansiedad, baja autoestima y trastorno de adicción a Internet.

Un estudio global de Smart Insights de 2023 estima que la persona promedio pasa poco menos de dos horas y media por día solo en las redes sociales. Si bien estas permiten estar conectados unos con otros, también tienen sus desventajas y muchos estudios las han relacionado con la depresión, la ansiedad y la baja autoestima.

El efecto ChatGPT: las redes sociales también se beneficiarán de la inteligencia artificial

Han facilitado la intimidación y el acoso, muchos de los cuales ocurren de forma anónima, con una encuesta global de UNICEF que encontró que poco menos de una quinta parte de la intimidación escolar ocurre a través de las redes sociales. 

Fisiológicamente, la tecnología como ya sabes está basada en pantallas que también puede perjudicar los patrones de sueño. Esto puede conducir a la privación del sueño e incluso al insomnio, los cuales se sabe que tienen efectos muy negativos en la salud mental a corto y largo plazo.

Con todo esto, no sorprende que los gobiernos y las organizaciones de todo el mundo hayan pedido durante años una mayor regulación y supervisión de las plataformas de redes sociales así como un aumento en el control del contenido que se divulga en Internet.

En general, la relación entre la tecnología y la salud mental es un debate continuo y puede ser difícil lograr el equilibrio adecuado. Si bien la tecnología ha facilitado algunas cosas y mejorado muchos recursos que pueden ayudar a mejorar tu estado mental, es imposible ignorar el daño que también hace.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Salud, Ordenadores

Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

Redactora de Tecnología, especializada en inteligencia artificial y ciberseguridad.