Logo Computerhoy.com

Sora de OpenAI es una revolución en el mundo de la IA, pero ¿cómo distinguirás ahora la realidad de la ficción?

Sora OpenAI

ComputerHoy

  • Las herramientas de inteligencia artificial como Sora queda claro que son una auténtica maravilla, una poderosa herramienta para la creación, pero también un grave problema para todos. 
  • "Aunque ofrece nuevas formas de creatividad, también surge la preocupación sobre la propiedad intelectual y la autenticidad de las obras artísticas".

Sora, la nueva apuesta de OpenAI, ha llegado con una fuerza descomunal al panorama tecnológico y al de la inteligencia artificial en concreto, gracias a su capacidad de generar vídeos increíblemente realistas a partir de descripciones textuales. 

Se basa en un modelo de difusión, similar a DALL-E 2, pero especializado en vídeo. El proceso comienza con un "lienzo" de ruido visual, al que se le van aplicando sucesivas modificaciones para transformarlo en la escena que buscas. Estas modificaciones se guían por la descripción textual dada por el usuario, que puede ser tan detallada como tú quieras.

El modelo de Sora es capaz de comprender no solo el contenido textual, sino también las relaciones físicas entre los elementos de la escena, generando vídeos con movimientos realistas, iluminación perfecta y una representación hasta entonces nunca vista del mundo real. Literalmente parece una película grabada con una cámara.

Esta herramienta, aun en fase de desarrollo —qué locuras hará cuando haya pasado un año, por ejemplo—, abre un mundo de posibilidades creativas, pero también algunas que otras dudas sobre la delgada línea que separa la realidad de la ficción.

La encrucijada de la IA: ¿creatividad sin alma y ruptura con la realidad?

Dejando a un lado el potencial de Sora, una de las grandes preguntas que pueden surgir ahora es qué va a ocurrir de aquí hacia adelante con los vídeos que se vean. Si ya resulta difícil distinguir en este caso imágenes reales de aquellas que están creadas con inteligencia artificial, imagina si ahora también es en movimiento.

Al final, con su capacidad para generar contenido realista a partir de texto, estas herramientas democratizan la producción audiovisual y ponen al alcance de cualquiera la posibilidad de crear sin reparo.

Josué Pérez Suay, especialista en Marketing digital y ChatGPT, lo secunda en una entrevista para Computer Hoy: "Si se puede generar vídeos, imágenes o textos altamente realistas, estas tecnologías pueden crear escenarios o narrativas que parecen auténticas, haciendo más difícil para el público general distinguir entre lo que es real y lo que ha sido generado artificialmente".

Es cierto que siempre se dice —y así es— que la IA puede imitar la forma de crear, pero no puede replicar la esencia de la creación humana. La inteligencia artificial no tiene emociones, experiencias o una visión del mundo propia. Sus creaciones son solo algoritmos que siguen reglas predefinidas.

Pero dejando la teoría a un lado, se corre el riesgo de perder la capacidad de discernir entre lo que es real y lo que es artificial, rompiendo por completo la confianza en la información que se recibe y en la propia capacidad de percibir el mundo. 

En un futuro, ya casi presente, se está creando una extraña burbuja en la que ya sabes qué están viendo tus ojos y, desde luego, esto no es positivo para nadie.

La IA no es una amenaza para la creatividad humana, sino una herramienta que puede potenciarla. Se debe aprender a utilizarla de manera responsable y creativa para crear un futuro donde la tecnología y la humanidad se complementen y queda claro que esas famosas marcas de agua van a ser la clave para que no le acabe estallando la cabeza a la sociedad.

Josué Pérez lo tiene claro: "Con regulaciones adecuadas, transparencia y medidas de seguridad, las ventajas en términos de innovación, personalización y eficiencia podrían superar los riesgos. Sin embargo, requiere un esfuerzo colectivo por parte de desarrolladores, reguladores y la sociedad para minimizar los peligros y maximizar el potencial positivo de estas tecnologías".

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.