Logo Computerhoy.com

Qué diferencias hay entre una vitrocerámica y una placa de inducción

Vitrocerámica o Inducción

Si estás viendo de renovar tu cocina y no sabes bien si elegir una placa de inducción o vitrocerámica, lee atentamente nuestro artículo de hoy sobre el tema.

En las últimas décadas, la tecnología ha transformado prácticamente todos los aspectos de nuestra vida, incluyendo la forma en que cocinamos nuestros alimentos. Sí, nuestros padres pueden dar fe que hemos pasado del fuego a la leña a la inducción en cuestión de cinco décadas.

Antes de la aparición de las vitrocerámicas y las placas de inducción, las cocinas solían estar equipadas con hornos y fogones de gas, pero con el tiempo, estas tecnologías han dejado paso a las nuevas formas, más seguras y eficientes. Por ejemplo, las freidoras de aire.

Las vitrocerámicas y las placas de inducción son dos opciones modernas para cocinar que han ganado popularidad en todo el mundo debido a sus múltiples beneficios.

Aunque ambas tecnologías comparten algunas características similares, hay diferencias significativas entre ellas que es importante conocer antes de tomar una decisión de compra.

placas induccion

Depositphotos

Diferencias entre la vitrocerámica y la inducción

La vitrocerámica es un tipo de placa de cocción que utiliza resistencias eléctricas para calentar el vidrio cerámico de la superficie. 

Estas placas se calientan lentamente y mantienen el calor después de apagarse, lo que significa que es posible cocinar alimentos incluso después de que la vitrocerámica se haya apagado. Por contra, debes esperar más tiempo a que se enfríen para poder limpiarlas.

Y como gran punto positivo, podemos cocinar en una placa de vitrocerámica con cualquier tipo de menaje (ollas y sartenes) siempre y cuando sea plano. Cualquier menaje que tengas por casa vale en una vitrocerámica. 

Esto con la inducción no es así, necesitas que las ollas y sartenes sean compatibles con la inducción (deben tener en su composición material ferromagnético para poder transmitir el calor), y no siempre los son o no lo hacen de forma eficiente, por lo que es posible que tengas que comprar alguna olla o sartén nueva.

Cómo prevenir el mayor peligro de cocinar con una freidora de aire: el riesgo de incendio

Por otro lado, la placa de inducción utiliza un campo magnético para calentar directamente los recipientes de cocción. Al no calentar la superficie de la placa, la placa de inducción es mucho más eficiente en términos de consumo de energía y se calienta más rápidamente que la vitrocerámica. 

Además, la placa de inducción ofrece un control de temperatura mucho más preciso, lo que permite cocinar con mayor precisión.

Una cocina de inducción tiene una eficiencia energética del 90 % frente al 50 % de la vitrocerámica, ahí hay miles de vatios desperdiciados a lo largo de un año y más si eres de los que les gusta pasar horas en la cocina.

Además, el 75 % de la energía que utiliza una placa de inducción se utiliza para calentar la olla o sartén. En otro tipo de placas, como la vitrocerámica, se calcula que es apenas del 50 %.

Utilizamos la vitrocerámica 6 horas de media a la semana

Pero, ¿cuál es mejor?

Aunque ambas tecnologías son fáciles de limpiar y mantener, la placa de inducción es más cara que la vitrocerámica, lo que puede influir en la elección de hacer el primer desembolso. Sin embargo, si se considera el ahorro de energía a largo plazo, la placa de inducción está considerada más económica.

Luego tenemos el tema de la tecnología ferromagnética, que hace que la placa se enfríe mucho antes y sea mucho más fácil de limpiar en caso de que derramemos comida. De esta forma evitamos manchas complicadas de eliminar por restos de comida quemada y que los niños de la casa tengan menos posibilidades de quemarse de forma accidental.

En conclusión, tanto la vitrocerámica como la placa de inducción son tecnologías modernas que han cambiado la forma en que cocinamos en los hogares. Si bien ambas tienen similitudes, hay diferencias significativas en su funcionamiento, eficiencia y coste, donde la balanza se inclina sobre la placa de inducción.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Cocina