Logo Computerhoy.com

Cómo solucionar Lag y un ping alto en juegos de Windows 11

Tutorial
Windows 11

Pese a todo lo que ha evolucionado Windows 11, lo cierto es que en los momentos en los que estamos disfrutando de nuestros juegos favoritos, puede ocurrir que todo vaya más lento de repente y nuestra experiencia empeore. Para evitar que eso ocurra, deberías seguir leyendo.

Algunas funciones de Windows 11 favorece indudablemente a la hora de jugar a los juegos más espectaculares compatibles con este sistema operativo. Tenemos especificaciones tan sumamente interesantes como el HDR automático, un sistema que nos brinda un mejor colorido, los DirectX 12 o la barra de juegos que nos permite tener ciertas opciones muy a mano.

Todas esas características y alguna más hacen que el nuevo sistema operativo de Microsoft se convierta en una de las mejores plataformas que podemos encontrar para jugar a juegos de primer nivel y con gráficos espectaculares.

El problema viene cuando estamos jugando a un juego, de esos que requieren toda nuestra atención y rapidez para lograr pasar las distintas fases, y de repente Internet se ralentiza y comienza todo a ir cuesta abajo.

En ese momento comenzamos a tener un tiempo de ping realmente elevado y todo va más lento, lo que provoca que la posibilidad de seguir jugando será extremadamente complicada.

Si esto te ha ocurrido alguna vez, debes saber que existen varios métodos para intentar solucionar los problemas que pueden provocar un lag y ping excesivos en Windows 11. Veamos cuáles son.

Reiniciar la red

Lo primero que deberíamos comprobar es el adaptador de red, ya que puede ser que haya habido algún tipo de conflicto puntual o que alguna actualización haya provocado algún tipo de problemática.

Lo bueno es que siempre vamos a poder restaurarlo a la configuración predeterminada, lo que va a significar que volverá a funcionar de manera correcta.

Debéis conocer que este sistema lo que va a hacer es desinstalar los adaptadores del dispositivo, para que una vez que se haya reiniciado el ordenador, se reinstalen con la configuración predeterminada del equipo.

Para ello hay que seguir estos pasos

  • Vamos a Configuración pulsando las teclas Windows + I.
  • Entramos en Red e Internet en el panel izquierdo.
  • Vamos hacia abajo hasta Configuración de red avanzada.
  • Entonces en Más configuraciones, pulsamos en Restablecer red.
  • Hacemos clic en el botón Restablecer ahora y en el recuadro que se abre pulsamos en
  • Esperamos hasta que el ordenador se reinicie, para que sus adaptadores de red se reinstalarán automáticamente.

Segundo plano

Cuando tenemos muchas aplicaciones en segundo plano en Windows 11 podemos sufrir una bajada de rendimiento del ordenador significativa, además de aumentar el ping de este.

Seguro que muchas aplicaciones de las que ahora mismo tenemos en segundo plano, no necesitamos que estén ahí latentes durante todo ese tiempo.

Para poder cerrarlas lo que vamos a utilizar es el Administrador de tareas de la siguiente manera:

  • Abrimos el Administrador de tareas desde el menú Inicio o usando el atajo de teclado pulsando Ctrl + Shift + Esc y después seleccionando de la lista que sale.
  • Vamos a la pestaña Procesos y nos fijamos en Red.
  • Observamos cuanto ocupa cada proceso, analizando si hay alguno que ralentiza excesivamente esta parte de Windows.
  • Ahora con solo marcar la aplicación y pulsar en Finalizar, ya haremos que dicha aplicación no esté en segundo plano. 
  • Algo que os aconsejamos encarecidamente es que siempre cerréis los programas que sepáis que son y que hacen. Si os equivocáis, podréis volver sumamente inestable el sistema, empeorando las cosas.

Cambiar DNS

Lo normal es que utilicemos las DNS que proporciona el proveedor de servicios de internet.

El problema es que estas no suelen ser las más rápidos y hay momentos en los que pueden llegar a dar algún tipo de problema, por lo que lo más fácil es cambiar a un nuevo servidor DNS que pueda satisfacer nuestras necesidades.

Actualmente los más recomendables son los de Google (DNS preferido: 8.8.8.8 y DNS alternativo: 8.8.4.4) y Cloudflare (DNS preferido: 1.1.1.1 y DNS alternativo: 1.0.0.1).

Estos son los pasos que debemos seguir para poder cambiarlos.

  • Entramos en la Configuración pulsando las tecas Windows + I, para después pulsar en Red e Internet.
  • Vamos a WiFi (Ethernet si utilizamos una conexión por cable).
  • Pulsamos en Administrar redes conocidas.
  • Seleccionamos la red WiFi que queremos cambiar.
  • Hacemos clic en el botón Editar junto a Asignación de servidor DNS.
  • En el menú desplegable, seleccionamos Manual.
  • Elegimos el protocolo de Internet (IPv4 casi siempre).
  • Introducimos los numero del DNS preferido y hacemos los mismo con el DNS alternativo.
  • Por último, presionamos en Guardar.

Instalar controlador de red

Si nos damos cuenta de que nuestro problema es que la conexión de red no funciona o directamente va excesivamente lenta, también puede deberse a que tengamos un controlador que esté obsoleto.

Lo mejor que podemos hacer es actualizarlo, puesto que este tipo de añadidos generalmente corrigen errores y mejoran el rendimiento de estos adaptadores, por lo que es conveniente que nos aseguremos de que todos los que tenemos en nuestro ordenador, no solamente aquellos que sean de red, estén siempre actualizados a la última versión.

Para actualizar de manera manual los controladores de un equipo Windows debemos realizar los siguientes pasos

  • Iniciamos la aplicación Administrador de dispositivos, pulsando con el botón derecho encima del icono de Windows que está en la barra de tareas del sistema operación.
  • Tan solo debemos pulsar en Administrador de dispositivos en el delegable que se lanza en la pantalla.
  • De toda la lista que sale debemos pulsar en la opción Adaptadores de red.
  • Después lo que debemos hacer es hacer clic derecho en nuestro adaptador de red.
  • En ese momento seleccionamos Actualizar controlador.
  • Seguidamente hacemos clic en Buscar controladores automáticamente.
  • Ahora el sistema se pondrá a buscar los más modernos para seguidamente comenzar a instalarlos. 
  • Cuando acabe nos lo indicará y deberíamos reiniciar el ordenador por nosotros mismos, si es que no lo hace de manera automática, ya que esa es la forma de que surtan efecto los cambios que acabamos de realizar.

Todo lo que has podido leer son soluciones para que nunca más suframos de lan o ping en nuestro ordenador con el sistema operativo de Microsoft.

Si quieres contarnos cual de todas estas soluciones es el que ha funcionado en tu Windows 11, nuestras redes sociales están ahí para eso y para que nos hagas aquellas peguntas que necesitas conocer.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además