Logo Computerhoy.com

Philips OLED+ 937 de 65”: el TV OLED de gama alta exclusivo de Philips con barra incorporada

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

He probado el Philips OLED+ 937, el buque insignia de la gama OLED de Philips de 2022 que llega con unas prestaciones de gama muy alta y una peana muy especial formada por una barra de sonido integrada con soporte para Dolby Atmos.

La serie 900 de Philips representan el máximo exponente en calidad de imagen y sonido que puede ofrecer la firma de origen holandés. Tras la prueba del Philips OLED 807, le toca el turno al Philips OLED+ 937, el modelo más top del catálogo OLED de la firma.

El rasgo más diferencial de la serie 900 es la integración de una barra de sonido afinada por Bowers & Wilkins como peana del televisor, que se hace especialmente notoria en el Philips OLED+ 937 que tenemos entre manos.

El sistema de iluminación Ambilight es otro de los alicientes de este modelo, que en esta nueva generación se renueva mejorando la viveza y precisión en los colores proyectados sobre la trasera del televisor creando una experiencia mucho más inmersiva.

Ser la vanguardia en OLED de la marca también se refleja en su cotización, y el OLED+ 937 se sitúa en un rango de precios inasumible para la mayoría de usuarios. El modelo de 65 pulgadas que he probado tiene un precio de 3.599 euros. ¿Merecerá la pena? Te doy mi opinión en este análisis.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

 La review del Philips OLED+ 937 de 65”: análisis, test y opinión de Computerhoy:

Ficha técnica del Philips OLED+ 937 de 65”

Philips OLED+ 937

El Philips OLED+ 937 es el buque insignia de la tecnología de panel OLED EX, doble procesador P5 Gen 6 y barra de sonido a modo de peana que entrega 95 W y Dolby Atmos.

Calidad en los materiales y un estilo muy elegante

El diseño es uno de los puntos fuertes de este televisor de Philips y por eso comenzamos este análisis del Philips OLED+ 937 hablando de él. En este modelo queda claro que todo el protagonismo debe recaer sobre la calidad de imagen y el sonido.

Se ha optado por un diseño libre de marcos en el frontal en el que llama la atención la presencia de la barra de sonido bajo la pantalla, que sirve de contrapunto entre la frialdad del metal y la calidez de la tela acústica Kvadrat de color gris con la que está recubierta la barra.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

La sensación que transmite es que la pantalla está flotando sobre la barra que a su vez aporta el aplomo necesario para mantener la estabilidad del televisor cuando se encuentra instalado sobre un mueble y el conjunto, pese a sus 144,43 x 92,9 x 26,75 cm parece ser menos voluminoso de lo habitual en un televisor de 65”.

¿Y cuándo se instala en la pared, dónde se coloca la barra? En ese caso, Philips ha incluido dos soportes diferentes: uno en ángulo para instalar el televisor sobre un mueble y otro recto para que la barra mantenga su posición bajo la pantalla incluso cuando se instale en la pared.

En la trasera todo el protagonismo se lo llevan las luces LED RGB de Ambilight a 4 lados que recorren todo el perímetro que, si bien es cierto que no dejan la mejor estética, lo compensa con creces al encenderlas y ver el resultado.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

Los conectores se agrupan en el lado derecho con algunos orientados hacia abajo, y otros hacia el lateral para hacerlos más accesibles. Como era de esperar, el catálogo de conectores es muy amplio:

  • 4 x HDMI 2.1
  • 3 x USB 2.0
  • LAN Ethernet
  • Salida óptica digital
  • Tarjeta Common Interface Plus (CI+)
  • Coaxial TDT y satélite

Además cuenta con conectividad inalámbrica WiFi 5 (802.11ac) y Bluetooth 5.0 permitiendo conectarle auriculares inalámbricos, mandos de juego y otros accesorios. Cuenta con Chromecast integrado y soporte para Apple AirPlay 2, por lo que puede recibir contenido en streaming desde dispositivos externos.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

Los conectores quedan cubiertos por una tapa de plástico ocultando su presencia, y se ha añadido una grapa al soporte central que une el televisor con la barra para canalizar y mantener unidos los cables hasta la trasera del mueble, pero Philips no ha tenido en cuenta el tramo entre los conectores y el soporte central, dejando los cables colgando en la trasera, algo poco deseable en un televisor de gama alta.

En el lateral izquierdo encontramos el único botón físico del televisor, una especie de mini joystick con el que se pueden controlar las funciones básicas sin tener que acudir al mando a distancia o apagar por completo el televisor.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

El mando a distancia no ha sufrido grandes cambios con respecto a la generación anterior. Si una cosa funciona, no lo cambies.

Cuenta con un sistema de reconocimiento de movimiento que activa la retroiluminación de los botones cuando vas a usarlo y lo apaga tras unos segundos de inactividad. Lo cual es perfecto para ver películas con poca luz en la sala.

En la parte superior se integran cuatro botones de acceso directo a Netflix, Prime Video, RakutenTV y a la selección de aplicaciones de Philips. Además, cuenta con un botón que da acceso al control del sistema Ambilight y otro para invocar al asistente de voz.

OLED EX cumple con creces, pero los algoritmos del P5 necesitan afinado

El Philips OLED+ 937 monta una pantalla OLED EX de 65 pulgadas con una resolución 4K UHD (3.840 x 2.160 píxeles) y profundidad de color de 10 bits. Los paneles EX sustituyen el hidrógeno del panel por una base de deuterio con la que se obtiene un 30% más de brillo con picos de hasta 1.300 nits.

Sin embargo, este aumento de brillo por sí mismo podría ser contraproducente ya que se aumenta el riesgo de quemado de la pantalla. Por eso, Philips se ha asegurado una mayor durabilidad y resistencia incorporando un disipador de calor en el panel, con lo que reduce la temperatura y el riesgo para los diodos orgánicos manteniendo el brillo.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

Además de dotar al OLED+ 937 de un panel mejorado, Philips ha integrado un sistema de doble chip AI Intelligent Dual Picture Engine con su procesador P5 gen 6. Esta tecnología duplica la potencia de procesado y aporta algunas mejoras en el tratamiento del HDR para generar imágenes más naturales y precisas.

En líneas generales, el ajuste de color en los distintos perfiles predeterminados es correcto, adecuando el perfil en función del contenido, aunque el detalle en sombra es algo más oscuro de la cuenta y deja algo de grano en la imagen.

El mapeado de tonos en HDR requiere alguna configuración adicional para evitar efectos extraños en la imagen, pero ajustando el nivel de mapeo de tonos desde la opción Asignación de tonos HDR en Estándar y HDR Perfect a Mínimo para conseguir imágenes algo más brillantes en general, pero sin perder el control de las altas luces.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

A pesar de estos detalles, el procesador de doble chip del Philips OLED+ 937 permite ampliar el procesado del HDR masterizado para un nivel de brillo inferior y mejorar su rango dinámico para aprovechar todo el potencial del panel. Con eso se consigue que todos los contenidos de HDR se vean con el mejor ajuste de brillo posible.

El ajuste de los algoritmos de escalado del P5 Gen 6 también necesitan un afinado, dejando unas imágenes algo irregulares en la que destaca la presencia de artefactos y macrobloques que no es capaz de filtrar, con zonas que muestran buena calidad y nitidez.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

La gestión del movimiento también requiere algún ajuste adicional ya que, por ejemplo, en el modo Filmmaker, la opción por defecto es Cine que deja algo de efecto telenovela en contenidos a 24 fps, siendo más acertado el resultado al ajustarlo en Puro Cine que evita las estelas y microsaltos dejando unos desplazamientos más fluidos en este tipo de contenidos.

El ajuste de color en juegos HDR recibe un tratamiento de color muy similar al de los contenidos de cine, mostrando una imagen algo más oscura de los deseable. Sin embargo, basta con cambiar la configuración del control de Aumento de iluminación y elegir la opción Máximo y, desde el apartado Inteligencia de iluminación ambiental, apagar el Cuidado ocular.

Estos cambios arañan algo más de brillo al HDR de los juegos y una calibración de color más precisa utilizando HGiG. Por otro lado, se mantienen los problemas con el chipset de MediaTek mostrando la mitad de la resolución vertical en juegos, lo cual le resta algunos puntos en cuanto a experiencia en juegos.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

Cuando se inicia el perfil de Juego se activa una barra de configuración en la que se centralizan todos estos ajustes rápidos de imagen y sonido tal y como ya están implementando otras marcas.

Philips indica que todos sus puertos son HDMI 2.1. Y es cierto. Pero no todos ofrecen el ancho de banda completo, estando dos de ellos limitados a 12 Gbps. Por todo lo demás, no he tenido problema para jugar en 4K a 120 fps en HDR con el modo Juego conservando una latencia por debajo de los 11 ms.

Philips se lía con los menús desluciendo Google TV, pero Ambilight lo compensa todo

El Philips OLED+ 937 viene con Google TV como plataforma de SmartTV basado en Android 11 que ha demostrado una vez más ser uno de los mejores sistemas operativos para televisores del momento.

Su funcionamiento es fluido y permite tener buena conectividad gracias al Chromecast integrado y a la buena integración con el ecosistema del Asistente de Google y soporte para Alexa.

Tiene acceso a Google Play abriendo la puerta a una gran cantidad de apps que aseguran la compatibilidad con las apps de las plataformas de streaming más populares.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

El lado negativo lo encontramos en sus menús de configuración, que no utilizan el sistema nativo de Android, si no que apuesta por la estructura propia de Philips. No me malinterpretes, son unos menús bastante bien estructurados para la cantidad de opciones disponibles, y además cuenta con una breve explicación de qué es cada ajuste.

Sin embargo, carece de un sistema de selección rápida del perfil de imagen o sonido, lo que obliga a salir del contenido que estás viendo para realizar cualquier cambio.

Lo más cercano a un ajuste “rápido” que ofrece es un menú de ajuste lateral al que se accede tras elegirlo en otro menú. No me parece el método más directo y eficiente para algo tan habitual como cambiar el perfil de imagen o sonido.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

Ambilight es el sistema de iluminación trasero exclusivo de los televisores Philips que amplía el espacio visual de la pantalla proyectando luces RGB sobre la pared trasera. Muchos pueden verlo como una función totalmente prescindible, pero lo cierto es que consigue un efecto mucho más inmersivo mejorando la experiencia visual.

En esta generación se ha mejorado la precisión en la representación de los colores incorporando un sistema de luces LED de 9 pixeles individuales en lugar de agrupados de tres en tres como sucedía en la generación anterior.

De ese modo, se consigue separar mejor los colores que se proyectan sobre la trasera permitiendo mejorar el control sobre ellos y mejorando la viveza y separación de los colores que se muestran en pantalla. El resultado es sencillamente espectacular.

Érase una barra de sonido a un televisor pegado

Uno de los rasgos más representativos de la serie OLED+ 900 de Philips es la integración de un sistema de sonido a modo de barra bajo la pantalla.

Siendo estrictos, en el caso del Philips OLED+ 937, no estaríamos hablando de una barra de sonido al uso ya que en su interior no hay electrónica que controle el sonido. Esta se encuentra en el propio televisor dejando más espacio para alojar hasta 8 altavoces y como caja de resonancia.

La principal evolución del OLED+ 937 con respecto a la generación anterior es la incorporación de dos altavoces laterales de 50 mm que proyectan el sonido hacia la parte trasera del espectador, mejorando así el posicionamiento del sonido en contenidos con Dolby Atmos.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

Con este añadido, además de hacer que la barra de sonido sea un poco más grande, deja al Philips OLED+ 937 con una distribución de altavoces de 5.1.2 en lugar de los 3.1.2 que montaba la generación anterior.

Llama especialmente la atención el tweeter de 19 mm de titanio con diseño de pistón ubicado en el centro de la barra, que soporta las frecuencias altas y medias del canal central para los diálogos. Dos tweeters internos dan apoyo en las frecuencias medias y altas a los canales frontales derecho e izquierdo.

Una pareja de altavoces de rango medio de 50 mm situados en la parte superior de la barra proyecta el sonido hacia el techo para generar el efecto envolvente de Dolby Atmos potenciando el dinamismo sonoro en las escenas de acción.

Los bajos corren por cuenta de un subwoofer de 100 x 65 mm que potencia la profundidad de los bajos utilizando la parte trasera de la barra como caja de resonancia con salidas de aire traseras.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

El sistema de sonido integrado en la barra de sonido del Philips OLED+ 937 suma una potencia total de 95 W y cuenta con una toma externa a la que puede conectarse un subwoofer externo y potenciar todavía más los bajos.

La experiencia sonora es la de una barra de sonido de gama media alta y a nivel de bajos queda muy bien resuelta con un sonido muy por encima de lo que ofrecen rivales de la talla del LG OLED G2 o el Sony Bravia XR A95K. Sin embargo, no se obtiene un sonido envolvente en sí mismo, sino que la escena sonora se amplía y se mejora el posicionamiento en la pantalla, pero manteniendo el sonido frente al espectador.

Versiones, ofertas y precio del Philips OLED+ 937 de 65”

El Philips OLED+ 937 está disponible en dos versiones de 65” y 77” con idénticas prestaciones y potencia de sonido.

La única diferencia entre ellas se hace a nivel interno ya que, pese a compartir la misma barra de sonido, el ajuste varía para adaptarse a una mayor diagonal de pantalla, de forma que el sonido mantiene la precisión en el posicionamiento de la pantalla.

Philips OLED+ 937, análisis y opinión

El Philips OLED+ 937 de 65 pulgadas que he probado llega a las tiendas con un precio de 3.599 euros, mientras que el modelo de 77 pulgadas lo hace con un precio de 4.899 euros.

Opinión de Computerhoy.com: ¿merece la pena el Philips OLED+ 937 de 65”?

Llegamos al punto final de este análisis de la Philips OLED+ 937 con muy buenas sensaciones y una experiencia de uso que va un poco más allá de la calidad de imagen y sonido gracias al sistema de iluminación Ambilight, que supone en sí mismo un argumento de compra para Philips.

Sin embargo, si bien es cierto que este televisor tiene muchas luces –nunca mejor dicho–, también proyecta algunas sombras. La más alargada es que, pese a que el panel ha demostrado una calibración de color y un brillo excepcionales, la falta de optimización en algunos aspectos del procesado obliga al usuario a navegar por algunos menús para cambiar configuraciones y corregirlo.

Philips OLED+ 937

El Philips OLED+ 937 es el buque insignia de la tecnología de panel OLED EX, doble procesador P5 Gen 6 y barra de sonido a modo de peana que entrega 95 W y Dolby Atmos.

El apartado de sonido queda perfectamente resuelto con un sistema integrado que ofrece una experiencia nativa del más alto nivel y con una perfecta integración con la pantalla.

Su precio puede resultar algo elevado en un primer momento, pero cuando se compara con algunos de sus rivales de gama alta como el LG OLED G2 o el Bravia XR A95K y se tiene en cuenta el coste de una barra de sonido de gama alta, el precio ya no parece tan disparatado, posicionando al Philips OLED+ 937 como uno de los televisores de gama alta con mejor rendimiento de 2022 y parte de 2023.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Philips, Televisores, OLED TV

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Nuestra valoración

Lo mejor

  • Diseño
  • Sonido espectacular
  • Ambilight HD a 4 lados
  • Buena conectividad

Lo peor

  • Solidez de la trasera
  • Menús de configuración
  • Funciones para gaming
  • Ajuste de imagen HDR y Juego
94