Logo Computerhoy.com

OLED, OLED y… más OLED, así están evolucionando las pantallas OLED de los televisores

Philips OLED 807, análisis y opinión

Que el futuro de la calidad de color y la definición de imagen pasa por los paneles OLED ya nadie lo duda, pero los fabricantes no siempre indican qué tipo de panel OLED están usando en sus televisores…y créeme cuando te digo que hay mucha diferencia entre los distintos tipos de OLED.

Ya te lo habrá dicho tu cuñado, y en este caso no voy a contradecirle, por muy bocachancla que sea: el futuro de los televisores pasa por una pantalla OLED y si quieres calidad, un televisor OLED es la respuesta.

Dicho esto, ¿qué OLED es el correcto? No me refiero ya a qué marca o modelo de televisor elegir, sino a qué tipo de panel OLED elegir. De la misma forma que no todo el monte es orégano, no todos los OLED son iguales. Vamos por partes.

Los paneles OLED que montan todos los televisores denominados OLED se basan en una tecnología de pantalla con diodos autoemisivos de luz, lo que significa que cada píxel en la pantalla emite su propia luz, en lugar de depender de una fuente de luz externa como una tira de LEDs trasera. Ahí no hay cambios.

Sin embargo, la tecnología OLED está evolucionando y los fabricantes han conseguido mejorar características como la durabilidad de los paneles, su capacidad de representación del color o su entrega de brillo añadiendo distintas variantes como el W-OLED, OLED EX y QD-OLED. Todos son OLED, pero no son lo mismo.

W-OLED, el más común de los OLED

Uno de los tipos de panel OLED más comunes es el W-OLED o White OLED, que utiliza una capa de material orgánico en el que, además de los subpíxeles RGB primarios para formar las imágenes a color, se incluye un cuarto subpíxel blanco para potenciar el brillo de los colores.

Este subpíxel blanco hace que el HDR sea más impactante, pero también tiene sus limitaciones y cuánto más se usa, menor precisión de color se obtiene. Me explico.

Imagina que tienes tres cubos de pintura, uno rojo, otro verde y otro azul (RGB) que usas para crear el resto de colores que necesitas. Sin embargo, tienes muy poca pintura y necesitas más, pero en la tienda no quedaban más y solo dispones de un bidón de pintura blanca.

Panasonic OLED JZ2000, análisis y opinión

Al mezclar los colores y añadirles el blanco, la viveza de color baja y los colores quedan como lavados. Pues, explicado para que incluso tu cuñado lo entienda, eso es lo que le sucede al W-OLED.

Además, los paneles W-OLED están basados en isótopos de hidrógeno que tienden a degradarse con el tiempo. Pero que no cunda el pánico, la vida útil de un televisor OLED es de unas 40.000 horas, lo cual equivale a unos 13 años de uso intensivo.

Vamos a encontrar este tipo de pantallas OLED en los modelos de gama media o baja dado que su proceso de fabricación es el más estandarizado y masivo. Lo montan televisores tan destacados como los LG OLED C1, los Panasonic JZ2000 o los Sony Bravia XR A80J.

Todos ellos modelos lanzados en 2021, pero también hay muchos otros como los Sony Bravia XR A75K de 2022 que montan esos paneles.

2023 va a ser el año de los OLED EX

En 2023 vamos a vivir un cambio de tendencia ya que LG Display, principal fabricante de los paneles OLED que montan la gran mayoría de marcas, ha apostado fuerte por la tecnología OLED EX, dejando los W-OLED para los televisores OLED de entrada.

Estos nuevos paneles son, en realidad, una actualización de los W-OLED con los que comparte el 90% de su estructura, incluido el subpíxel blanco.

Philips OLED 807, análisis y opinión

Sin embargo, la principal novedad es que utilizan una estructura de capa doble basada en deuterio, que lejos de ser el tío del pueblo de algún ingeniero, es un isótopo estable del hidrógeno que mejora la eficiencia de la pantalla y reduce la distorsión de los colores aumentando la vida útil de los diodos y su eficiencia.

Con la llegada del deuterio, los nuevos paneles OLED EX consiguen una vida útil estimada de 100.000 horas y una mejora sustancial del brillo, aunque en este punto hay que tener en cuenta si incluyen o no un sistema de disipación del calor, algo que incrementa el precio final, pero supone una considerable mejora del brillo.

Tal vez encuentres estos paneles con la denominación OLED EVO u OLED EX, y podemos encontrarlos en los televisores OLED de gama media y alta presentados en 2022 como el Philips OLED 807, Sony Bravia XR A80K o LG OLED C2.

El futuro se llama QD-OLED

Una de las principales novedades que nos ha dejado la tecnología OLED en 2022 es la variante de pantallas OLED con puntos cuánticos o QD-OLED.

Estos paneles, a diferencia de los W-OLED y OLED EX, no incluyen el subpíxel blanco, por lo que el volumen de color es mucho mayor en todo el rango de brillo. Es decir, no escatima y si necesita más brillo no lo mezcla el color con blanco.    

El QD-OLED es un desarrollo de Samsung, que ha conseguido optimizar un panel OLED RGB al que han integrado un filtro de nanocristales (Quantum dots) que filtran la luz cambiando su longitud de frecuencia para conseguir colores más puros e intensos.

Por el momento solo encontramos esta tecnología OLED en los modelos de gama alta como es el Sony Bravia XR A95K Master Series y el Samsung S95B OLED, pero no me cabe duda de que este tipo de pantallas nos va a acompañar durante mucho tiempo gracias a la espectacular representación de color que entrega.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: OLED, Televisores