Skip to main content

Asus ZenFone 5, análisis y opinión

Lo mejor

  • Un diseño con mucha personalidad
  • La pantalla ofrece muy buena calidad
  • Buena configuración de cámara dual
  • Batería con carga rápida

Lo peor

  • ZenUI ha mejorado, pero todavía queda camino
  • Podría ser (un pelín) más potente
  • Precio elevado
  • Hay demasiadas alternativas

Jakub Motyka

22/08/2018 - 14:07

El Asus ZenFone 5 es ahora mismo uno de los modelos más equilibrados que podemos encontrar en el catálogo de móviles de Asus. Por 399 euros, tiene todo lo que le podrías pedir a un teléfono de este rango de precio: procesador Snapdragon 636, cámaras con inteligencia artificial, pantalla de 6,2" con formato de esquina a esquina... lo analizamos a fondo y te contamos nuestra opinión.

No es fácil competir ahora mismo en el mercado de los móviles que rondan los 400 euros de precio. El Asus ZenFone 5 está disponible a día de hoy por 399 euros, y está luchando contra una competencia feroz: por ese mismo precio, ahora mismo prácticamente todos los gigantes del sector de la telefonía móvil tienen algo que decir en este mismo segmento del mercado. Pese a todo, la marca taiwanesa Asus no le tiene miedo a sus adversarios: este año van a por todas con su familia de móviles ZenFone.

El ZenFone 5 es el miembro más equilibrado en cuanto a características técnicas de toda la familia de teléfonos que la marca ha lanzado al mercado en este año 2018: no es tan potente –pero es más barato, claro está– como el ZenFone 5Z, que es la joya de la corona para este año; pero tampoco es tan sencillo como el ZenFone 5 Lite, que por los 299 euros que cuesta está claramente orientado hacia otro tipo de público. Está a medio camino entre esos dos.

Entonces, ¿qué es el Asus ZenFone 5? Es un móvil hecho para aquellos que buscan unas buenas prestaciones en un smartphone cuyo precio no se dispare por encima de lo razonable para un presupuesto estándar. Estamos ante un terminal que incorpora una pantalla de 6,2" Full HD+ con relación de aspecto de 18,7:9, un procesador Snapdragon 636, 4 GB de RAM, una cámara dual... y un diseño que desapercibido, lo que se dice desapercibido, no pasa.

Zenfone 5 en la mano

A título personal, llevo años viendo cómo generación tras generación Asus siempre se ha querido diferenciar frente a su competencia con el diseño de sus móviles: desde el ZenFone 2 (año 2015), estos terminales se han presentado en sociedad con un diseño diferencial, caracterizado primero por un plástico con cepillado metálico y, desde el ZenFone 3 y hasta ahora, un diseño de cristal con pulido de arena.

Pero todo esto es solamente la carta de presentación de este móvil. Es hora de que empecemos con nuestro análisis del Asus ZenFone 5 para descubrir sus verdaderos puntos fuertes (y débiles) en el uso cotidiano. Veamos si merece la pena comprarlo en este momento del año.

Diseño diferente al resto, pero sin olvidarse de la famosa ceja

Asus ZenFone 5

Sí, estimados lectores: otro móvil más que se suma a la "ceja". ¿Que a qué nos referimos? Mirad el diseño del iPhone X. ¿Veis esa franja negra que hay en la parte superior de la pantalla? Se llama "ceja"; o notch; o muesca. Pero da igual cómo lo quiera llamar cada fabricante, porque en todos los casos se trata de lo mismo: es una nueva forma de aprovechar mejor el frontal del móvil para que tenga más pantalla.

El ZenFone 5 se suma a la moda de la ceja

Lo introdujo Apple con el iPhone X –aunque, más allá de los focos mediáticos, en honor a la verdad hay que decir que el verdaderamente primero en estrenar esta característica fue el Essential Phone... que probablemente no le sonará a ninguno de los aquí presentes, pese a que es ni más ni menos que del padre de Android–, y el Asus ZenFone 5 es uno más de la larga lista de móviles Android que ya se han sumado a esta característica.

¿Esta ceja qué supone para el uso en el día a día? Si nunca habéis utilizado un móvil con esta característica, debéis saber que no es algo molesto en el uso cotidiano: solamente sirve para dividir físicamente la pantalla a la altura de la barra de notificaciones, de manera que a la izquierda de la "ceja" quedan los iconos de las notificaciones entrantes, mientras que a la derecha tenemos –en el caso concreto de este ZenFone 5– el modo de sonido, la batería restante y la hora.

Durante el resto del tiempo, la "ceja" se convierte en un marco normal y corriente de la pantalla: cuando abres una aplicación que no está adaptada para la ceja concreta de este móvil (es decir, el 99% de las apps), a los lados de la franja se pintan dos marcos negros que tapan ambos lados.

Diseño del ZenFone 5

En lo que sí se diferencia el Asus ZenFone 5 del resto de sus competidores es en su diseño. Sobre un cuerpo metálico (de aluminio), la carcasa trasera combina en el exterior una capa de cristal que cubre un chasis terminado con un pulido de arena. Eso, sumado al revestimiento de ocho capas que tiene la trasera, es lo que hace que el teléfono luzca ese acabado diamante tan curioso.

Asus ZenFone 5, análisis y opinión

Hablemos de cifras: 7,7 milímetros de grosor, 153 x 75,65 mm de largo x ancho (es decir, un poco más grande que un Galaxy S9), 165 gramos de peso... cifras razonables para esas 6,2 pulgadas de pantalla que, como ya sabréis, consiguen estar en un cuerpo tan compacto gracias al formato de 18,7:9. Imaginad lo grande que sería un móvil de 6,2" con el formato de toda la vida, el de los 16:9. En la mano el ZenFone 5 se siente cómodo, que es lo importante.

El lector de huellas está ubicado en la parte trasera, y funciona a modo de superficie táctil –es decir, no hace falta apretar con el dedo: basta con apoyarlo–. Es una posición cómoda para desbloquear el móvil muchas veces a lo largo del día, y se trata de un lector de huellas que funciona muy bien, sin dar problemas de reconocimiento. Y también está el desbloqueo por reconocimiento facial, aunque hay que decir que simplemente utiliza la cámara frontal para reconocer nuestro rostro y, por lo tanto, no es tan seguro como el sistema del último móvil de Apple.

Pantalla sorprendente

Pantalla del ZenFone 5

Pero más que el diseño, que es una cosa muy subjetiva, en lo que realmente sorprende el Asus ZenFone 5 es en la pantalla. Estamos ante un panel IPS LCD (Super IPS+) de 6,2 pulgadas con resolución Full HD+ (en este caso, 2.246 x 1.080 píxeles) que sorprende por los buenos ángulos de visión, la fiel muestra de los colores y la bien elegida configuración –es automática, por cierto– de la temperatura de color para cada contenido.

Si a ello le sumamos el soporte al espacio completo de color DCI-P3 (96% gama de color NTSC compatible con DCI-P3), la cuestión está clara: Asus ha cuidado mucho el apartado de la pantalla de su ZenFone 5, y todos estos datos no hacen más que confirmarlo.

Asus ZenFone 5, análisis y opinión

Durante los días que pasamos reproduciendo contenidos multimedia en este teléfono, nos sorprendió gratamente la experiencia multimedia que ofrece. A la imagen la acompaña un sonido alimentado por dos altavoces que ayudan a crear una experiencia todavía más placentera, y es algo de agradecer en un terminal de este rango de precio. Por este precio, muchos móviles descuidan el aspecto multimedia en favor de otros apartados como la potencia o la batería.

El brillo de la pantalla no se queda corto cuando sales a la calle y quieres leer una notificación bajo el sol de agosto, pero los 550 nits de brillo que certifica el panel están muy, pero que muy lejos de los más de 1.000 nits de brillo a los que puede llegar la pantalla de un Galaxy S9. Sí está en la línea del brillo que ofrecen móviles del mismo rango de precio, como por ejemplo el Huawei P20 Lite, que es mucho más comparable por su precio.

Los 50 mejores fondos de pantalla o wallpapers para Android

En nuestra prueba tuvimos dificultades para reproducir vídeos a pantalla completa –y cuando decimos completa, nos referimos a la "ceja" incluida– desde aplicaciones como por ejemplo YouTube, y al final los vídeos terminaban mostrándose con dos enormes franjas negras virtuales a ambos lados de la imagen. Es lo malo de los 18:9: la industria de los contenidos todavía sigue trabajando sobre los 16:9, y hasta que eso no cambie siempre deberemos elegir entre tener marcos virtuales a los lados de la imagen o, en los móviles en los que sí es posible, tener el vídeo cortado por los extremos para que ocupe toda la pantalla de 18:9.

La interfaz sigue siendo una tarea pendiente

Interfaz del ZenFone 5

De lo que Asus todavía no ha conseguido librarse es de esa interfaz tan poco estilizada que arrastra desde los primeros móviles ZenFone. En honor a la verdad, hay que decir que los taiwaneses han hecho un esfuerzo notable por modernizar su capa de personalización ZenUI: en la versión de ZenUI 5, se trata de una capa que se adapta a las tendencias de diseño de 2018 en términos de interfaz. Pero todavía le falta –o mejor dicho, le sobra– algo.

Primero están las aplicaciones pre-instaladas del fabricante. Que si ZenUI Safeguard, que si ZenMotion, que si SelfieMaster... una tras otra, ASUS instala de fábrica una serie de apps que en la gran mayoría de los casos resultarán completamente irrelevantes para el usuario. Compañías como Xiaomi ya han demostrado con el Xiaomi Mi A2 que el camino a seguir en esta gama de móviles pasa por las interfaces puras de Android, y muchos fabricantes deberían seguir este mismo ejemplo.

Panel de control y ajustes del ZenFone 5

En el Asus ZenFone 5 no es excesivamente problemático que el teléfono traiga tantas aplicaciones instaladas de serie (son muchas menos de las que traían hasta hace poco los ZenFone, todo hay que decirlo), ya que con los 64 GB de almacenamiento interno es suficiente para que no falte memoria para almacenar nuestros archivos. Pero, cuando pruebas un móvil así, siempre te quedas con la duda de qué tal funcionaría si no tuviera tanta personalización del fabricante en su interfaz.

Las capas de personalización también tienen su lado positivo: las funciones adicionales. En este caso, estamos ante un teléfono en cuyos ajustes podemos encontrar funciones tan prácticas como la de Aplicación gemela (aquí se llama Twin Apps, y sirve para tener dos cuentas independientes de una misma aplicación) o la de ocultar la barra de navegación, para aprovechar mejor todas las pulgadas de la pantalla.

Ajustes del ZenFone 5

En cualquier caso, cabe decir que el ZenFone 5 está basado en la versión de Android 8.0 Oreo. A falta de que Android 9.0 Pie se haga realidad en el mundo de los móviles no-Google, estamos hablando de un teléfono que puede presumir de estar actualizado a la última versión de Android. Un punto a su favor.

Snapdragon 636, un "cerebro" hecho para la fotografía y los juegos

Un juego de fútbol en el Asus ZenFone 5

Cuando Qualcomm presentó el Snapdragon 636, lo hizo destacando dos características de su procesador: decía que estaba diseñado "para soportar fotografía avanzada y juegos avanzados", y esas son precisamente las dos características que Asus ha querido exprimir en este móvil. De la parte de la cámara hablaremos más adelante, y de momento vamos a empezar por la otra pata, la de los juegos. Ante todo, tened claro que no es procesador hecho para brillar en tareas exigentes: está hecho para brillar desde el punto de vista de la eficiencia.

El ZenFone 5 combina este procesador de ocho núcleos (fabricado bajo 14 nm, alcanza una velocidad de reloj de hasta 1,8 GHz) con un procesador gráfico Adreno 509 y una memoria RAM de 4 GB de capacidad (en otros países se distribuye una versión con 6 GB). Como no podía ser de otra forma en un móvil de 2018, la marca presume de que este terminal incorpora funcionalidades de inteligencia artificial orientadas a exprimir más el rendimiento.

De base, lo que permite la inteligencia artificial de este teléfono es que el rendimiento se adapte a cada usuario en función del uso que haga del móvil. Es capaz de –por ejemplo– predecir qué aplicaciones vas a abrir en cada momento del día, y que así estén listas para cargar justo antes de que las abras como haces a diario; tiene también el denominado como AI Boost, que es una funcionalidad que exprime un poco más el rendimiento cuando se necesita la máxima fluidez (al ejecutar un juego, por ejemplo).

Tal y como ya dijimos al probar el Huawei Mate 10, uno de los primeros teléfonos del mundo en incorporar IA en su procesador, todo eso de la inteligencia artificial en los móviles sigue siendo todavía más un acto de fé que una característica palpable y notable en el día a día. Al menos desde el punto de vista del rendimiento. Te tienes que creer que el móvil optimiza su rendimiento en función del uso que hagas de él.

Así serán los smartphones del futuro

En cualquier caso, lo que de verdad importa es que el teléfono funcione fluido: y ahí el ZenFone 5 cumple de sobra, ofreciendo una fluidez digna de la gama media de 2018. Funciona bien en todas las situaciones, y eso es lo que todos queremos saber a la hora de leer el análisis de un móvil.

Decir también, por cierto, que este móvil dispone de una bandeja Dual-SIM que permite montar una tarjeta microSD de hasta nada menos que 2 TB de capacidad. En Amazon, la microSD más grande que puedes comprar a día de hoy es de 400 GB, pero en cuanto se popularicen las tarjetas de mayor capacidad, con este teléfono te garantizarás poder utilizarlas para así guardar todos los archivos que pasen por tus manos.

En el apartado de las conectividades, no le falta de nada: tiene puerto USB de Tipo-C y salida de audio, y cuenta con WiFi de banda dual (2,4 + 5 GHz), Bluetooth 5.0 con NFC, GPS con AGPS, GLONASS y BDS, ¡y tiene Radio FM!

Y si hay otra cosa por la que destaca el Snapdragon 636, es por su eficiencia en el consumo energético. En este ZenFone 5, nos encontramos ante una batería de 3.300 mAh que, además de soportar sin problemas un uso de un día entero sin pedir a gritos una visita en el enchufe, cuenta con carga rápida –el adaptador que viene en la caja es de 10 W, pero le puedes poner uno de hasta 18 W– que permite cargar el 60% de la batería en menos de 40 minutos. Ideal para el frenético ritmo de vida que llevamos hoy en día.

Batería del ZenFone 5

En lo referido al ahorro de batería, hay cinco modos diferentes para configurar el uso de la batería: Modo Rendimiento, Normal, Ahorro de energía, Superahorro y Modo personalizado, siendo este último el que permite ajustar a tu gusto todos los ajustes relacionados con la autonomía. Es interesante también que hay una opción que permite programar un modo de batería diferente para ciertas horas del día (el modo de Ahorro de energía para cuando el móvil está en reposo por la noche, por ejemplo).

Doble cámara para unos resultados apoyados en la inteligencia artificial

Cámara del ZenFone 5

Asus lleva por lema la frase de "We love photo" a la hora de anunciar su ZenFone 5 ante el público. Y tiene motivos para ello: nos encontramos ante una cámara dual que incorpora un sensor principal de 12 megapíxeles (f/1.8) acompañado de un segundo sensor de ocho megapíxeles (f/2.0) con un gran angular de 120º. Efectivamente, los taiwaneses han apostado por una configuración de doble cámara más cercana a un LG G7 que un Galaxy S9.

¿Recordáis lo que os decíamos de las dos características que encabezan al Snapdragon 636? Una era el rendimiento, y la otra es la cámara. Basándose en este procesador de Qualcomm, Asus ha desarrollado una serie de funcionalidades de inteligencia artificial para la cámara que, en la línea de lo que ya hemos visto precisamente en móviles como el G7 de LG –podéis leer nuestro análisis aquí–, están ahí para aprender del usuario y hacer mejores fotografías adaptando los ajustes de la cámara a cada situación.

10 usos de la inteligencia artificial que nadie se hubiera imaginado

En esa línea, el ZenFone 5 cuenta con un modo de detección automática de escenas que es capaz de reconocer entre 16 escenas diferentes. Cada escena tiene pre-configurados una serie de ajustes para la cámara, y por lo tanto si el móvil detecta que –por ejemplo– estás haciendo una fotografía de un paisaje natural, adaptará la cámara de tal forma que resalte mucho mejor los colores de la hierba y que no queme el cielo en caso de que se trate de un día soleado.

Esto último ya es diferente a lo que decíamos de la inteligencia artificial y su utilidad en el rendimiento de un móvil. Aquí se trata de una funcionalidad palpable en la realidad, y tú mismo puedes comprobar que efectivamente funciona apuntando la cámara del teléfono hacia diferentes escenarios y viendo cómo cambia el modo de fotografía automáticamente en función de lo que haya delante del objetivo. Para usuarios que no quieran complicarse la vida con los ajustes de la cámara, desde luego que es una funcionalidad muy útil.

Pero, ¿y qué hay de los resultados? Lo podéis ver por vosotros mismos echando un vistazo a la galería que tenéis adjunta encima de este párrafo. La cámara del ZenFone 5 es capaz de inmortalizar algunas escenas de tal forma que un ojo inexperto seguramente pensaría que se trata de una imagen tomada con un teléfono de alta gama, cuando no hay que olvidar que estamos ante un móvil que cuesta 399 euros.

Fotografía tomada con la cámara del ZenFone 5
Fotografías tomadas con el ZenFone 5
Fotografías tomadas con el ZenFone 5

Respecto a la diferencia entre disparar con la cámara principal y la lente secundaria de gran angular, en la siguiente escena podéis ver cómo queda una fotografía tomada con el sensor de 12 megapíxeles (primera imagen) y cómo queda con el de ocho megapíxeles (segunda imagen). Fijaos en el muro de la izquierda.

Fotografía tomada con el ZenFone 5
Fotografía tomada con el ZenFone 5

La cámara principal es capaz de grabar vídeos con una resolución máxima de hasta 2.160 píxeles, y a continuación os dejamos una muestra de un vídeo grabado a 1.080 píxeles en exteriores.

Para terminar, solamente decir que en la parte frontal nos encontramos con una cámara de ocho megapíxeles (f/2.0) que en nuestras pruebas nos ha ofrecido unos resultados más bien tirando hacia simples. El modo de belleza exagera demasiado los rasgos faciales, y con él desactivado es cuando se pueden conseguir selfies más o menos correctos. Es una cámara frontal que no destaca en ningún sentido.

Es difícil competir en la gama media en 2018

Opiniones sobre el Asus ZenFone 5

Hemos estado utilizando el ZenFone 5 durante muchas semanas, y en todo este tiempo hemos podido ver cómo evolucionaba el mercado de los móviles de gama media: ahora mismo, está claro que los fabricantes asiáticos se van a comer buena parte del pastel con alternativas como el Mi A2 (por poco más de 200 euros) o, si nos vamos más allá de la ya archiconocida Xiaomi, incluso fabricantes más europeizados como Motorola con el Moto X4 (por unos 255 euros).

¿Esto quiere decir que el Asus ZenFone 5 es un mal móvil? En absoluto. Es un excelente teléfono: tiene un diseño verdaderamente cuidado y diferente al resto (menos por la ceja, que ya es algo común); su pantalla consigue exprimir muy bien esa resolución Full HD+ que alcanza el panel IPS LCD; su procesador está muy bien equilibrado, y sin ser ningún portento en términos de rendimiento, ofrece un buen resultado para el día a día; la(s) cámara(s), como habéis visto por vosotros mismos, se desenvuelve(n) realmente bien tanto en interiores como en exteriores.

Hazte con tu móvil ZenFone al mejor precio en Amazon

El único problema son las alternativas. Hay muchas ahora mismo, y por esos 399 euros que cuesta el ZenFone 5 encontraréis teléfonos que, incluso por un precio más bajo, ofrecen características más completas en ciertos apartados. Además, a este smartphone le penaliza su capa de personalización, por lo que es difícil tenerla en cuenta como un factor diferencial a la hora de compararlo con un teléfono de iguales especificaciones.

En cualquier caso, si queréis comprar un móvil de Asus antes merece la pena que echéis un vistazo al ZenFone 5Z: está disponible en España desde hace unas semanas, y se trata del modelo de más alta gama de la familia de los últimos ZenFone. Lo podéis encontrar por 599 euros, y sobra decir que no le falta ninguna característica digna de un buque insignia: procesador Snapdragon 845, hasta 8 GB de RAM, doble cámara... esperamos poder probarlo pronto para dar nuestra opinión.

Por otra parte, merece la pena destacar que en el momento de la redacción de este análisis del Asus ZenFone 5 había activa una campaña de renove por la cual Asus ofrece hasta 125 euros de descuento entregando tu antiguo móvil ZenFone. Está disponible hasta el día 31 de octubre, y si llegáis a tiempo tenéis más información en este enlace.