Skip to main content

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Diseño muy premium
  • Pantalla con 120Hz
  • Android en estado puro
  • Rendimiento del Google Tensor

Lo peor

  • Autonomía y carga de 30W
  • Sin cargador
  • Gestión de temperatura
  • Procesado fotográfico agresivo

03/02/2022 - 08:02

Analizamos el Google Pixel 6 Pro, el modelo más top de Google para 2022 que abandona la gama media y entra con paso firme en la gama alta Premium. Te contamos nuestra opinión tras usarlo durante 10 días como móvil personal.

Fue uno de los móviles más esperados de 2021 y por fin hemos podido probarlo durante algunos días. Ponemos a prueba el Google Pixel 6 Pro y te damos nuestra opinión sobre él.

El Google Pixel 6 Pro coincide en muchas prestaciones con el Google Pixel 6, pero añade algunas mejoras importantes en el apartado fotográfico, en la pantalla y, sobre todo, en dimensiones.

Con un precio oficial de 899 euros el Pixel 6 Pro viene pisando fuerte en la gama alta. En este análisis te contamos cómo rinde su nuevo procesador Google Tensor, cómo se comporta en el apartado fotográfico y te damos nuestra opinión.

VIDEO

Unboxing del Google Pixel 6 Pro

Google Pixel 6 Pro
PantallaLTPO OLED de 6,71 pulgadas | Resolución de 3.120 x 1.440 píxeles | Formato 19.5:9 | Densidad de 512 ppp | Refresco de 10 a 120 Hz
ProcesadorGoogle Tensor | Malí-G78 MP20 | Chip de seguridad Titan M2
Memoria RAM y almacenamiento12 GB de RAM | 128, 256 GB UFS 3.0 | No ampliable con microSD
CámarasPrincipal: 50 Mpx de f/1.9 OIS | Telefoto de 48 Mpx f/3,5 OIS | Ultra gran angular: 12 Mpx f/2,2.
Cámara Frontal11 Mpx con sensor TOF
Batería5.003 mAh | carga rápida 30 W | Carga inalámbrica de 23 W
Sistema operativoAndroid 12
Conectividad5G | WiFi 6e (802.11 ax) | Bluetooth 5.2 | USB-C 3.1 | GPS
Dimensiones y peso163,9 x 75,8 x 8,9 mm | 210 gramos
Precio899 euros
 

Análisis de Google Pixel 6 Pro por apartados:

Píxel ahora es sinónimo de gama alta

Hubo un tiempo en el que los móviles de Google se caracterizaban por ofrecer prestaciones brillantes con un precio muy ajustado. Esa es una batalla difícil de mantener en un contexto tan competitivo como el actual y buena prueba de ello es el mediocre resultado de los últimos Pixel 4 que llegaron a España.

Es por ello que Google ha decidido jugárselo todo a la gama alta con dos modelos que se meten de lleno en la pugna con los móviles más top del mercado.

,,,

El Google Pixel 6 Pro es el más avanzado de la gama y muestra su músculo con un diseño que apuesta por materiales más premium como el cristal o el aluminio, dejando de lado aspecto plastiquero de los Pixel 4.

Nuestro protagonista luce una trasera cubierta por cristal blindado con todos sus biseles curvos para ofrecer un agarre más cómodo dado que es un smartphone con unas dimensiones de 163,9 x 75,8 x 8,9 mm delimitado por un chasis de aluminio.

Es un smartphone con un peso de 210 gramos, por lo que resulta contundente tanto en la mano como en el bolsillo.

El aspecto más diferencial del diseño de los Píxel 6 es el módulo de cámara que corta en horizontal la trasera de lado a lado. Algo que Google ha aprovechado para crear una combinación de dos colores.

En nuestro caso hemos recibido el acabado Stormy Black, pero está disponible en Sorta Sunny y Cloudy White. Este acabado ha resultado ser bastante sucio ya que atrapa todas las huellas y las juntas del chasis de aluminio y el borde del módulo de cámaras tiende a acumular polvo.

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión
R.Andrés

El módulo de cámara sobresale bastante de la trasera, pero al ser de lado a lado, no se balancea al usarlo sobre la mesa. El lado negativo es que las cámaras quedan más expuestas a golpes y arañazos, por lo que siempre es recomendable protegerlo con una funda y de paso ganar algo más de agarre ya que el cristal resbala bastante.

Los botones del Pixel 6 Pro se alinean en el lateral derecho y, dado que es un smartphone voluminoso, el botón de encendido que da algo aleja do del pulgar del usuario. En el lateral opuesto solo encontramos la bandeja para la SIM y en la parte inferior el USB C escoltado por las ranuras del altavoz estéreo inferior.

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión
R.Andrés

En cuanto a conectividad, el nuevo gama alta de Google viene equipado con todo lo que esperamos de un gama alta en cuanto a conectividad: 5G con ranura para una sola SIM, pero que permite vincular una segunda tarjeta eSIM, Wi-Fi 6e, Bluetooth 5.2 con triple antena, NFC, Google Cast integrado y GPS.

En definitiva, las sensaciones que transmite al sostener el nuevo Pixel 6 Pro en la mano son las de un gama alta en toda regla.

120 Hz con curva y diagonal de gran formato hace que no sea para todo el mundo

Todo el frontal queda monopolizado por una pantalla que solo deja unos estrechos marcos en la parte superior e inferior, mientras que los biseles curvos de la pantalla hace que, visualmente, llegue de extremo a extremo.

Google no ha escatimado en pantalla para su Google Pixel 6 Pro, montando un panel LTPO OLED de 6,71 pulgadas con resolución QHD+ (3.120 x 1.440 píxeles) y una densidad de 512 ppp.

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión
R.Andrés

No hemos tenido problemas de toques fantasma en los biseles de la pantalla, pero se genera una cierta sombra en los bordes por la inclinación. No es molesto para la experiencia de uso, pero es cierto que algunos usuarios pueden verlo como algo negativo.

La experiencia de uso de la pantalla es la de un gama alta, con muy buena nitidez y un tacto preciso gracias a una tasa de refresco adaptativa que va desde los 10 Hz a los 120 Hz en función del tipo de contenido que estés viendo y el soporte de la app que lo muestra.

El brillo de pantalla también es notable y, aunque no ofrece la brillantez de las últimas pantallas de Samsung, se mueve en el límite de los 800 luxes de brillo máximo, mientras que al mostrar contenidos en HDR activa el modo HBM (High Brightness Mode) alcanzando picos de 1.776 luxes.

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión
R.Andrés

Google no ofrece demasiadas opciones en cuanto a la personalización del color de la pantalla, pero le bastan tres modos: Adaptativo, Mejorado y Natural para conseguir un buen ajuste. En nuestro caso, hemos elegido el Modo Natural por ofrecer mejor equilibrio y una imagen más realista y no tan saturada.

Si hablamos del sonido, Google nunca se ha caracterizado por ofrecer un sonido espectacular en sus smartphones, y pese a que los Pixel 6 han dado un importante salto de calidad, la mejora en el apartado de audio no ha ido en la misma proporción.

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión
R.Andrés

El sonido estéreo que entrega no es en absoluto malo, pero se centra mucho en las voces dejando desatendidas las frecuencias más altas y bajas.

El resultado es un sonido con buena potencia que no distorsiona ni al máximo volumen, pero es bastante plano y una clara predominancia del altavoz inferior que desequilibra la experiencia direccional del estéreo.

Google Tensor convence, pero Android 12 puro pone el broche de oro

Una de las principales novedades de la gama Pixel 6 de Google es la incorporación de un nuevo SoC diseñado por Google en colaboración con Samsung.

En esencia es un Exynos 2100 por su arquitectura y porque sale de las mismas líneas de producción, pero visto con detenimiento cuenta con características únicas orientadas a la inteligencia artificial y con una distribución de núcleos diferentes a los procesadores de Samsung.

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión
R.Andrés

Google ha optado por una distribución con dos núcleos Cortex-X1 de alto rendimiento, dos Cortex-A76 a 2,25 GHz y un clúster de cuatro núcleos de bajo consumo Cortex-A55.

Es por ello que, a nivel de potencia bruta, el Google Tensor se sitúa más cerca de los Exynos que montan los Galaxy S21, que del Snapdragon 888, pero toma ventaja al ofrecer mayor capacidad en el procesamiento de imágenes y el aprendizaje automático sin que ello afecte a la máxima fluidez del uso diario.

Google Pixel 6 ProSamsung Galaxy S21 UltraOnePlus 9 Pro
ProcesadorGoogle TensorExynos 2100Snapdragon 888 5G
Geekbench 4 Single4.8344.9104.958
Geekbench 4 Multi11.71514.22414.387
Geekbench 5 Single1.0551.0501.115
Geekbench 5 Multi2.9243.3473.642
3D Mark Wild Life6.647 | 39,80 fps5.463 | 32,75.644 | 33,88 FPS
AnTuTu719. 123642.161715.885
PC Mark11.89615.73011.718

Los test de rendimiento muestran el estrecho margen que existe entre el Google Tensor de los Pixel 6 Pro, el Exynos 2100 del Samsung Galaxy S21 Ultra que analizamos a principios de 2021 o el Snapdragon 888 del Xiaomi Mi 11 Ultra también pasó por nuestro laboratorio.

La experiencia en juegos y aplicaciones pesadas es la propia de un gama alta con una experiencia muy fluida al conmutar entre aplicaciones o al ejecutar juegos exigentes gracias a la combinación de 12 GB de RAM y una GPU Mali G78 MP20 de 20 núcleos.

 

Al igual que sucede con los Snapdragon 887, el procesador de los Pixel 6 Pro tiene predisposición a elevar la temperatura cuando se le exige el máximo rendimiento y acusando un leve estrangulamiento térmico en momentos muy puntuales. Materializándose en un calentamiento notable de la trasera.

El conjunto se completa con 128 GB de memoria de almacenamiento interno con tecnología UFS 3.1 que no brilla con la misma intensidad que la de sus principales rivales, pero no es algo que se aprecie en el uso diario o al abrir aplicaciones.

Google Pixel 6 ProSamsung Galaxy S21 UltraOnePlus 9 ProXiaomi Mi 11 Ultra
Escritura secuencial205,57 MB/s377,17 MB/s502, 92 MB/s509,62 MB/s
Lectura secuencial1,05 GB/s1,09 GB/s1,41 GB/s1 GB/s
Escritura aleatoria21,33 MB/s38,34 MB/s39,65 MB/s20,26 MB/s
Lectura aleatoria11,49 MB/s23,87 MB/s32,93 MB/s18,53 MB/s
Velocidad de copia en memoria14,35 GB/s10,21 GB/s12,33 GB/s10,23 GB/s

Junto al SoC principal, los Pixel 6 Pro incluyen un coprocesador Titan M2 que se encarga de gestionar todo lo relacionado con el cifrado de seguridad y la gestión de credenciales de usuario.

La optimización de Tensor para la inteligencia artificial nos deja algunas funciones de software diferenciales, que enriquecen la experiencia de uso de Android 12 con Material You. Todo ello con 3 años de actualizaciones del sistema y 5 años de actualizaciones de seguridad.

Funciones como el reconocimiento automático de canciones sin conexión, la traducción inteligente de mensajes y un sistema mejorado de transcripción de voz a texto. En definitiva, todas ellas funciones impulsadas por las funciones de inteligencia artificial del procesador.

La experiencia de uso de la interfaz es impecable. Algo que no podía ser de otro modo siendo la propia Google quien optimiza tanto el hardware, como el software. En definitiva, todo en la interfaz se siente como un conjunto en el que es sencillo compartir textos copiados de una app en otra, abrir enlaces desde otras apps, etc.

El control gestual de la interfaz es muy intuitivo y permite añadir gestos adicionales como un doble toque en la trasera para hacer una captura de pantalla o ver apps recientes.

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión
R.Andrés

El apartado de la seguridad presenta algunas peculiaridades ya que, a diferencia de la gran mayoría de móviles Android y pese a contar con un chip Titan M2 dedicado a este tipo de labores, el Pixel 6 Pro no cuenta con un sistema de reconocimiento facial.

En su lugar, confía toda la seguridad de acceso biométrico al sensor de huella dactilar ubicado bajo la pantalla. No es el sensor más rápido ni siquiera el más eficiente, pero al menos está situado en un lugar cómodo para acceder con el pulgar.

El procesado toma todo el control y deja poco margen al usuario, lo cual no siempre es malo

Una de las señas de identidad que han caracterizado a los Pixel de Google ha sido la magia que sucedía en la trastienda consiguiendo sacar oro de cada megapíxel de unas lentes y sensores poco más que mediocres.

Con la llegada de la nueva generación de Pixel 6 se mantiene e incluso se mejoran algunos aspectos de esa “magia” del procesado de los Pixel, pero se parte de una base de hardware fotográfico mucho más solvente.

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión
R.Andrés

De hecho, al hacer fotos con el Pixel 6 Pro he tenido demasiadas veces la sensación de no tener el control del resultado que iba a obtener al hacer una determinada foto, ya que lo que veía en la pantalla luego no era lo que obtenía tras el procesado.

El procesador Tensor tiene mucho que decir en este apartado. Resulta más evidente su potencial con el procesado de las fotos o en funciones como Borrador mágico que baja de la nube de Google Fotos y se integra en las funciones nativas de edición de la cámara.

La app de Cámara no es la más intuitiva que nos hemos encontrado, y oculta funciones como el HDR o las opciones de desenfoque, que pasan a estar bajo el control de la inteligencia artificial.

En la parte inferior de la app se concentra el carrusel de modos y el selector de focal que cambia en función del soporte de las cámaras para el modo de disparo elegido. No tenemos tantos modos de disparo como en otros móviles, pero lo cierto es que tampoco lo necesita.

Desde este enlace puedes descargar los archivos originales de las fotos sin editar para que valores su calidad en primera persona.

CámarasApertura y estabilización
TraserasPrincipal: Samsung ISOCELL GN1 de 50 Mpx | sensor de 1/1,31″ | Píxel de 1,2 μmf/1.85 | Focal equivalente a 25 mm | OIS + EIS
Telefoto: Sony IMX586 48 Mpx | sensor de 1/1,2″ | Apertura f/1.9 | Zoom óptico de 4x | Píxel 0,8 μmf/3.5 | Focal equivalente a 104 mm | OIS
Ultra gran angular: Sony IMX386 de 12 Mpx | Apertura visual de 114º | Píxel de 1,25 μmf/2.2 | Focal equivalente 17 mm
Frontal11,1 Mpx | Apertura visual de 94º | 1,22 μmf/2,2 | Focal equivalente 20 mm | foco fijo

En la cámara principal se concentran la mayoría de funciones adicionales basadas en inteligencia artificial. Parte de muy buena base ya que el sensor ISOCELL GN1 de Samsung proporciona 2,5 veces más luz que el modelo anterior.

El resultado son fotos con un nivel de detalle y nitidez digna de todo un gama alta. El rango dinámico de las fotos es espectacular y, a pesar de la querencia de Google por la saturación de los colores, en esta versión se han contenido un poco generando fotos vistosas sin perder realismo.

 

En escenas con partes muy contrastadas de sol y sombra, el procesado HDR del Pixel 6 Pro levanta en exceso las zonas más oscuras y nivela las luces haciendo que el conjunto se equilibre pero, aquí sí hace pierda algo de realismo en conjunto al aplanar el contraste de la imagen.

El punto positivo es que las tres cámaras del Pixel 6 Pro ofrecen un ajuste de color homogéneo en todas ellas. Nos ha llamado la atención los modos de Movimiento, con los que resulta muy sencillo hacer barridos de velocidad o fotos de larga exposición para obtener aguas sedosas y otros recursos artísticos.

 

El factor diferencial del Pixel 6 Pro con respecto al Pixel 6 es la presencia de una cámara telefoto periscópica con la que se alcanzan 4 aumentos ópticos y un zoom digital de hasta 20x. Debo decir que ha sido la gran sorpresa de este móvil por su excelente rendimiento y nitidez.

El sistema Super Res Zoom de Google se emplea a fondo y se apoya en un sensor estabilizado que ayuda a que objetos alejados queden perfectamente nítidos y con un nivel de detalle realmente impresionante que, sin duda, van a posicionarlo como una de las mejores cámaras zoom de 2022.

 

En contrapartida, el ultra gran angular es el eslabón más débil y se aprecia una notable pérdida del detalle en unas imágenes y no consigue resolver correctamente la distorsión y la nitidez en las esquinas.

Hay que reconocer que apostar por un sensor con píxeles más grandes hace que las fotos con esta cámara tengan menos grano, y los colores mantienen la misma viveza que el resto de cámaras.

 

El hecho de contar con fotodiodos más grandes hace que la captación de luz sea más eficiente. La consecuencia directa es que, al disparar con el modo Visión nocturna, se controla la presencia de ruido en la foto.

De nuevo, los mejores resultados los veremos con la cámara principal que equilibra bien el balance de blancos incluso cuando hay distintos tonos de luz en la misma escena; el telefoto también mantiene el tipo pero sacrifica un poco el nivel de detalle.

La cámara Ultra gran angular, definitivamente, vuelve a flaquear y le tiemblan las rodillas en escenas con poca luz ofreciendo los resultados menos precisos y nítidos del conjunto.

 

Al activar el modo Retrato la cámara del Píxel 6 Pro permite elegir entre una focal más cerrada y un gran angular para las fotos con dos o más personas. En términos de calidad no hay diferencia entre ellos y los retratos mantienen muy buena precisión en el reconocimiento de las siluetas y el desenfoque del fondo, pero no tanto como los Pixel anteriores.

Como apreciación personal, considero que tiende a hacer un balance de blancos demasiado cálido, a sobreexponer los retratos y le aplica una capa extra de enfoque que deja unas pieles con un toque artificial, aunque siempre se puede optar por aplicar un sutil suavizado facial desde los filtros de la cámara.

La cámara frontal ofrece las mismas sensaciones con el modo Retrato siendo capaz de aislar perfectamente incluso los pelos rebeldes de la barba.

VIDEO

Vídeo de muestra de Google Pixel 6 Pro en 1080p a 30 fps con Modo estabilizado

VIDEO

Vídeo de muestra de Google Pixel 6 Pro en 4K a 60 fps

Una de las funciones optimizadas en Google Tensor es el procesado de vídeo desde el propio chip, de forma que se le aplican correcciones de enfoque y ajustes de color en tiempo real. El resultado son unos vídeos en 4K a 60 fps con una imagen bien estabilizada.

Si optamos por una menor resolución a 1080p y 30 fps se enfatiza todavía más en la estabilización digital. El procesado de vídeo con Tensor permite al Pixel aplicar distintos patrones de enfoque para obtener mejores resultados en planos estáticos, en barridos laterales y más intensa para escenas de acción.

5.003 mAh dan para un día de uso sin excesos

En lo que a autonomía se refiere, el Pixel 6 Pro ha encontrado el equilibrio entre integrar una batería con 5.003 mAh, capacidad suficiente para aguantar todo el día, sin que ello implique un exceso de peso y volumen en un smartphone que, por otro lado, ya se encuentra en los límites de dimensiones y peso.

Con un uso medio no hemos tenido mayores problemas en llegar al final de la jornada con algo de batería, pero no es un smartphone con el que puedas despreocuparte totalmente.

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión
R.Andrés

La combinación de una pantalla con un nivel de brillo alto, tasa de refresco variable y resolución QHD+ hace que el consumo sea algo más elevado, pero el procesador tampoco ayuda a mantener unos niveles de consumo contenidos.

Hemos obtenido una media 6 horas de pantalla con un uso moderado, pero el tiempo cae considerablemente cuando se ejecutan aplicaciones o juegos.

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión

Cuando se trata de recuperar la carga deberás usar tu propio cargador ya que el Pixel 6 Pro no incluye cargador en la caja. No será complicado encontrar uno que cubra su máxima potencia ya que ofrece una carga rápida de 30 W, inalámbrica de 23 W y permite la carga inalámbrica inversa para cargar accesorios como unos auriculares.

Utilizando un cargador USB-PD de 65W ha tardado 32 minutos en alcanzar el 50% de su carga y 1 hora y 53 minutos en completar el 100%. No son los mejores tiempos de carga, teniendo en cuenta que la mayoría de sus rivales ofrece cargas por encima de los 65 W.

Los Pixel quien volver a ser la referencia Android con un móvil íntegramente Google

Ponemos punto y final a este análisis del Google Pixel 6 Pro y es el momento de sacar algunas conclusiones sobre nuestra experiencia de uso.

Con esta nueva iteración de la gama Pixel 6 Google se ha metido de lleno en la gama alta con la clara intención de volver a convertirse en el modelo de referencia de Android tal y como sucedió en los tiempos de los Nexus.

Google Pixel 6 Pro, análisis y opinión
R.Andrés

Una de las mayores incógnitas que presentaba este modelo es el procesador Google Tensor. Ha sido toda una sorpresa por su buen rendimiento, que sirve de soporte tecnológico para obtener una experiencia de uso en la que todo fluye de forma natural, y un procesado fotográfico impresionante. Pero tiene margen de mejora en el control de temperatura y el estrangulamiento térmico.

El principal motivo para elegir el Pixel 6 Pro frente al Pixel 6 lo encontramos en el conjunto de cámaras, siendo este un apartado en el que la lente principal y la telefoto brillan con luz propia.

El apartado en el que más flojea es en la batería y carga rápida, donde el Pixel 6 Pro queda por detrás de rivales que ya hemos analizado aquí como el OnePlus 9 Pro o el Oppo Find 3 Pro con una carga rápida de 65 W mucho más eficiente.

La gran baza de los Pixel 6 Pro son los 899 euros que cuesta. Aunque es un smartphone de gama alta, se sitúa por debajo del límite de los 1.000 euros que superan ampliamente los rivales que hemos ido mencionando, entregando a cambio unas prestaciones muy similares.

Nuestra valoración

Diseño

10/10

Pantalla

9/10

Hardware

9/10

Software

10/10

Cámara

9/10

Batería

8/10

Conectividad

10/10

Sonido

8/10

Nota técnica

91

Relación calidad/precio

Y además