Skip to main content

Hogar inteligente con Amazon Echo, análisis y opinión

Lo mejor

  • Calidad de sonido en los tres modelos
  • Alexa es la misma, independientemente del Echo
  • Skills para mejorar la experiencia

Lo peor

  • Diseño lejos de la competencia
  • Olvida todas las funciones sin Prime o Spotify Premium
  • Dot y Echo solo compatibles con algunos dispositivos

12/12/2018 - 10:30

Este es nuestro análisis de Amazon Echo, Echo Plus y Echo Dot, los tres altavoces inteligentes de Amazon sin pantalla, pero con el asistente Alexa. Los analizamos como altavoces, pero también como asistentes virtuales.

A punto para las navidades, han llegado los Amazon Echo a España. Alexa ya sabe español, y eso significa que los tres gigantes en este campo, Apple, Google y Amazon, ya han desembarcado con sus altavoces inteligentes. A continuación, desgranaremos las posibilidades de Alexa en nuestro análisis de los Amazon Echo.

Ya os hemos contado nuestra opinión en la guía de uso del Google Home, así como también con hemos publicado nuestro análisis del Apple HomePod, y ahora es el momento de hacer lo propio con los Amazon Echo. El gigante norteamericano nos ha traído cuatro altavoces inteligentes (Dot, Echo, Echo Plus y Spot), siendo los tres primeros los más parecidos entre sí y el cuarto, debido a su pantalla incorporada, un concepto algo diferente.

Nosotros vamos a analizar los tres Amazon Echo enfocados al sonido, los altavoces inteligentes que llegan con un precio ajustado y argumentos para convertirse en el corazón de un hogar conectado. Antes de nada, vamos con las características técnicas de cada uno de ellos.

  Echo Dot Echo  Echo Plus
Dimensiones 43 x 99 x 99 mm 148 x 88 x 88 mm 148 x 99 x 99 mm
Peso 300 gramos 821 gramos 780 gramos
Tweeter Único altavoz de 41 mm 16 mm 20 mm
Woofer No 63 mm 76 mm
Conexión Bluetooth
Conexión jack 3,5 mm
Wi-Fi 802.11a/b/g/n (2,4 y 5 GHz) 802.11a/b/g/n

802.11a/b/g/n/ac (2,4 y 5 GHz)

Micrófonos 4 7 7
Controlador de hogar digital Dispositivos compatibles Dispositivos compatibles
Alimentación 15 W 21 W 30 W
Precio 59,99 euros 99,99 euros 149,99 euros

Los tres altavoces inteligentes de Amazon que vamos a analizar cuentan con la misma versión de Alexa, un asistente de voz que por fin sabe nuestro idioma y que supone un elemento más para ponernos en un aprieto a la hora de comprar un dispositivo de este estilo.

¿Cuál elegir? Google, Amazon y Apple cuentan con sus propios asistentes, cada uno con sus características y su ''cerebro'', pero además de la propia ''inteligencia artificial'', es fundamental el uso como altavoz. Y eso es lo que veremos en las próximas líneas.

Y, ahora, sin más dilación, vamos con el análisis de los Amazon Echo, tres dispositivos muy útiles si sabemos cómo sacarles el jugo para aprovechar sus posibilidades.

Diseño de los Amazon Echo

Ya han pasado por nuestras manos tanto los Google Home como el HomePod de Apple, dispositivos con un precio muy diferente y un diseño que también cambia. Los Amazon Echo están a medio camino entre los de Google y el de Apple. El diseño de los tres dispositivos es elegante, siendo los Echo y Echo Plus dos cilindros y el Dot una especie de ''botón'' capaz de adaptarse a cualquier espacio por su reducido tamaño.

Amazon Echo

''Elegancia'' es el término que mejor describe cada uno de los Echo, ya que da igual que tengan la malla gris o negra, se adaptan a cualquier habitación sin desentonar. La malla que rodea los tres altavoces es realmente tupida, bastante más que la que protege el HomePod de Apple, y en la parte superior los tres disposiitvos son idénticos, con un círculo que se ilumina de diferentes colores dependiendo del estado del dispositivo.

Las mayores diferencias entre los Amazon Echo las encontramos en la parte superior, la de los botones. Los tres cuentan con una superficie de plástico (que, sin ser mala, dista de las superficies táctiles de sus competidores), pero mientras en el Dot y en el Echo Plus esta superficie tiene un acabado redondeado, en el Echo ''normal'' es más plana. 

Amazon Echo

¿El motivo? Lo desconocemos, pero sabiendo que se trata de la tercera versión de ese dispositivo concreto, todo apunta a que el diseño bebe más de los Echo originales que se pusieron a la venta en Estados Unidos hace un tiempo que de las últimas decisiones de diseño que sí afectan al Plus y al Dot.

En qué debes fijarte a la hora de comprar un Amazon Echo

Hablando de botones, tenemos cuatro. Son los mismos en los tres Echo (subir y bajar volumen, mutear el micrófono y botón para hablar sin usar el comando ''Alexa''. Y sí, los iconos del Echo cambian respecto a los del Echo Plus y Echo Dot.

Amazon Echo

La base de los tres dispositivos tiene un acabado gomoso, algo que tiene sus consecuencias - positivas - a nivel sonoro, y que también permiten que no resbalen por las superficies. Eso es algo positivo en los modelos como el Echo y el Plus, que tienen un woofer que provoca mayor vibración. La buena noticia es que, probando si el Plus resbalaba, subí el volumen al máximo y no, la base de goma hace bien su trabajo.

Amazon Echo
El Dot y el Plus se parecen muchísimo en diseño.

Los tres Echo tienen una parte inferior trasera en la que conectamos la corriente y que cuenta, además, con una salida jack de 3,5 mm para conectar altavoces externos. En la parte inferior, en la base, la única diferencia entre los tres es que el Plus tiene un sistema para poder anclarlo a un trípode, imaginamos que por si alguien se hace con más de uno y quiere utilizarlos como altavoces de la televisión en estéreo, uno a cada lado, con el subwoofer independiente.

¿Son bonitos? En mi opinión, sí, pero no ya por el diseño, sino porque ''cuadran'' con cualquier ambiente debido a esa mezcla de elegancia de su malla (disponible en varios colores) con la informalidad del anillo de luz.

Amazon Echo

Y, para terminar con el diseño en este análisis de los Amazon Echo, vamos con el diseño funcional, el mencionado anillo de luz. Se trata de una forma no verbal que tiene Alexa de comunicarse con nosotros. Si el anillo se ilumina en naranja, es que tiene problemas de conexión a Internet. Si está en rojo es que no nos escucha (está muteado) y si está apagado... es que está bien.

El anillo se mantiene apagado hasta que decimos ''Alexa'' y comienza a iluminarse en azul, con una parcela en azul celeste apuntando en la dirección de la que proviene la fuente de la orden. Hay otros colores, como el verde cuando llamamos a alguien y está en modo altavoz inalámbrico del móvil, y saber leer esos colores nos da una información adicional que viene muy bien. Además, al estar en el perímetro del Echo, basta un vistazo para saber qué le pasa al dispositivo.

Amazon Echo
El Dot es muy, muy discreto y encaja en cualquier rincón.

Alexa, naturalidad por bandera

Pese a las diferencias en diseño, hay algo invariable en los tres Amazon Echo que hemos analizado. Alexa es la misma en todos los dispositivos. Es una de las preguntas más importantes a las que hay que dar respuesta en este análisis de Amazon Echo, ya que desde que tengo los dispositivos las preguntas sobre ''cuál es más lista'', creyendo que el precio afecta al motor de la inteligencia, han sido una constante.

Alexa es igual en el Echo Dot, en el Echo y en el Plus, además de en el Spot, y otro punto a aclarar es que el altavoz nos ''escucha'' bastante bien. Está claro que la privacidad es una parte fundamental de la experiencia de uso, la ausencia de la misma, claro está. Alexa está siempre escuchando para responder ante el comando preciso, por lo que los más desconfiados podéis utilizar el botón de mutear para dar la orden precisa cuando vosotros queráis... y después volver a impedir que os escuche.

Los mejores comandos de Alexa

Y, si os lo estáis preguntando, no, no podéis tener Alexa siempre con el micrófono apagado y pulsar el botón de órdenes para hablar, ya que no os hará caso. SI queréis interactuar con Alexa, os deje escuchar. Y, realmente, lo hace bastante bien. Los Echo Plus y Echo cuentan con siete micrófonos repartidos en la superficie del dispositivo. El Echo Dot ''solo'' tiene cuatro.

Amazon Echo

En la teoría, los Echo con siete micrófonos aíslan mejor el sonido exterior y nos escuchan desde diferentes ángulos de una forma más precisa, pero por la experiencia analizando los tres Amazon Echo sin pantalla, todos los dispositivos nos escuchan a la perfección, incluso aunque haya gente hablando y música sonando a un volumen considerable.

Alexa, en este sentido, trabaja bastante bien, aislando la voz humana del resto de sonidos para responder a la orden. Y, hablando de órdenes, vamos ya con un vídeo que demuestra algunas de las cosas que Alexa puede hacer:

Como se puede ver, la forma de contestar de Alexa es bastante natural (excepto cuando tiene que leer nombres de dispositivos que están compuestos por una ristra de números y letras), sabe contestar a lo que le pedimos y las órdenes más básicas (sube el volumen, pon una alarma, baja el nivel de luz, llama a quien sea, etc) funcionan a la perfección.

Amazon Echo

Eso sí, no podemos hablar con Alexa como con una persona de carne y hueso, y hay veces que nos dirá lo de ''lo siendo, no te he entendido'' no porque no sepa la respuesta, que también puede pasar, sino porque no hemos formulado la orden de forma correcta. Poco a poco, las empresas irán puliendo esto, pero de momento es algo que no molesta y que, desde luego, no resulta frustrante.

Hay bastantes cosas que Alexa sabe en cuanto la sacamos de la caja y conectamos a Internet. Sabe poner música, alarmas y temporizadores, nos dice las noticias del día o pone la radio con TuneIN sin que instalemos nada, pero el gran punto fuerte de los Amazon Echo es nuestro teléfono móvil.

Amazon Echo

Skills, imprescindible usar el móvil

Y es que, Alexa es independiente si queremos un uso básico, aunque la primera configuración pasa por la app Alexa de nuestro móvil. Desde ahí ponemos la clave del Wi-Fi y nuestra cuenta de Amazon Prime, si la tenemos.

Alexa app

Al enlazar la cuenta de Prime, obtenemos ventajas, como Amazon prime Music o el poder comprar directamente algunos productos, y otra forma de complementar la experiencia es mediante las skills.

Si tu hija se llama Alexa, así puedes cambiar el nombre a tu Amazon Echo

Las skills, o habilidades, son aplicaciones para Alexa que debemos descargar en nuestro teléfono móvil. De una forma muy, muy sencilla, ya que Alexa tiene su propia tienda de aplicaciones, podemos agregar la app de Renfe, del Domino's o de servicios de información y juegos para ampliar las posibilidades de Alexa. Veamos un ejemplo:

La aplicación nos da pistas sobre las órdenes que podemos darle a Alexa y, además, nos recomienda aplicaciones, pero también sirve como ''mando a distancia''. Nos da información sobre el tiempo dependiendo de la localización del sistema (algo vital para preguntar ''dónde puedo ir a cenar'' y que sepa qué contestar), pero también como ''botón'' para hablar con Alexa sin decir el comando de activación. No es algo que vayamos a usar demasiado, pero si lo queremos, ahí está.

Cualquiera puede desarrollar su aplicación para Alexa, y conforme avance el tiempo, el ecosistema de las mismas crecerá, convirtiendo Alexa en una opción muy interesante como centro de información y entretenimiento. Sin embargo, por muy ''inteligente'' que sean, los Amazon Echo son altavoces, y está claro que la calidad de sonido debe estar ahí.

¡Ah! Desde la app de Alexa también configuramos altavoces multihabitación, generando grupos de Amazon Echo para que funcionen al unísono. Es algo muy sencillo de crear, ya que en todo momento la app sabe cuántos dispositivos hay en casa.

Alexa app

El Amazon Echo como altavoz

Cuando hablamos de qué tal son los Amazon Echo para reproducir música, está claro que hay que diferenciar entre los tres que hay disponibles (sin contar el Spot). El resumen común es que son tres buenos altavoces, pero hay que matizar en cada uno de ellos. 

El Amazon Echo Plus es el rey de la familia en este sentido. El tweeter de 20 milímetros reproduce sonidos medios y agudos de una manera muy fiel gracias a los imanes de neodimio que contiene. El woofer de 76 milímetros se comporta e maravilla, ofreciendo unos graves intensos y profundos. Está claro que no son ni los mejores altavoces ni tiene los mejores graves del mercado, pero el sonido que se obtiene es rotundo, sin distorsión y más que suficiente para un salón de tamaño medio

Amazon Echo

El volumen que es capaz de ofrecer es bastante alto, y lo bueno es que se muestra igual de rotundo (agudos y graves) tanto con el volumen al 3 como al 10, lo que deja entrever que Dolby (quienes han realizado los ajustes sonoros de ecualización) han hecho bien su trabajo. Es, sin duda, el Echo que deben elegir los amantes del sonido.

Por otro lado, el Echo. Se trata de una versión ''reducida'' del Plus, con un tweeter de 16 milímetros y un woofer de 63 mm que, también, rinde muy bien reproduciendo música. Sin embargo, aquí se nota que la caja de resonancia es más pequeña que en el Plus y los graves no tienen la misma pegada. Eso sí, el sonido sigue siendo cristalino y de gran calidad.

El Dot es el que genera más dudas. ¿Es capaz de funcionar de forma satisfactoria como altavoz? Dependiendo de la estancia, sí. El Echo Dot ha estado colocado a unos 70 centímetros de mi cara en casi todo momento, ya que ha estado conectado a un sistema 2.1 para convertir los altavoces del Mac en altavoces inteligentes, además de ofrecer el sonido del propio sistema para formar una especie de 3.1.

Amazon Echo

Es uno de los usos que podemos darle, pero si desconectamos los altavoces y lo usamos de manera independiente, también se comporta de manera bastante buena. No tiene un woofer, pero rinde bien en los bajos (aunque este sí distorsiona en los graves cuando el volumen es elevado), y la ecualización es acertada en medios y agudos. 

Es decir, el Dot no nos va a llenar un salón, se queda corto para eso si lo queremos utilizar como altavoz, pero para una habitación más pequeña, podemos usarlo de este modo sin problema alguno. Y es que, algo que me gusta es lo que comentaba de la base de goma de los tres modelos. Las vibraciones de los tres Amazon Echo se transmiten mediante la base de goma a la superficie de madera en la que están colocado, dándole algo de ''calidez'' al sonido.

Amazon lo ha hecho bien en este sentido, y si os estabais preguntando si el sonido del Echo Plus es enlatado, la respuesta es que no. De hecho, por 59,99 euros podemos tener un gran altavoz portátil (conectado siempre a la corriente, eso sí) para el PC o el móvil.

Amazon Echo

El corazón de un hogar inteligente, pero depende del modelo

Amazon Echo no es un altavoz inteligente solo porque tenga Alexa y esta nos de respuesta a diferentes preguntas que formulamos con la voz, es inteligente porque la intención de Amazon (igual que la de Google con sus Home) es que se conviertan en el corazón de un hogar inteligente. 

Todos los dispositivos de Amazon Echo nos permiten hacer pinitos en domótica, pero hay que diferenciar muy bien entre los diferentes modelos para no llevarnos sorpresas. Y es que, todos los Amazon Echo pueden controlar bombillas, termostatos o enchufes inteligentes, pero no todos esos objetos van a llevarse bien con todos los Echo.

Amazon Echo

En Amazon podemos ver una selección de dispositivos inteligentes con Alexa (y esto es importante) que podemos conectar a los Echo. Las bombillas Hue de Philips, por ejemplo, se pueden controlar con cualquier Echo. Sin embargo, si nos vamos a enchufes, persianas o cualquier aparato que no tenga Alexa integrada, no funcionarán a no ser que tengamos el Echo Plus.

Los enchufes inteligentes compatibles con Amazon Echo

Y es que, el Amazon Echo Plus es el único de los dispositivos, por el momento, que cuenta con el chip necesario para controlar dispositivos con el estándar Zigbee. Hace unos días os contamos que Xiaomi e Ikea se unían para crear un hogar inteligente, y ambos pueden hacerlo debido a que utilizan los protocolos de Zigbee en sus dispositivos inteligentes.

Este estándar no tiene nada que ver conAmazon, y el Echo Plus es el único que incorpora la circuitería necesaria para controlar dispositivos inteligentes de casa de cualquier clase (que tengan Zigbee, evidentemente).

Por lo que sí, todos los Echo pueden ser el centro de un hogar inteligente, pero tenemos que buscar que sean compatibles con Alexa y, si tenemos el Echo Plus, que tengan los protocolos de Zigbee. 

Amazon Echo

Para qué valen, y para qué hemos usado, los Amazon Echo

Vista la teoría sobre todo lo que puede hacer el Amazon Echo gracias a las skills y la ''inteligencia artificial'' de Alexa, nos parece interesante en este análisis de los Amazon Echo explicar para qué he utilizado yo los altavoces. Como ya hemos dicho, tuvimos acceso a los tres modelos sin pantalla, y la distribución ha sido el Plus en el salón, el Echo ''normal'' en la cocina y el Dot en el despacho, justo bajo mi monitor.

La distribución de esta forma es, básicamente, por el tamaño de cada una de las habitaciones y, además, el Echo y el Echo Plus están emparejados en un grupo, ya que el salón y la cocina están pegados y así tengo la misma música de forma simultánea en ambas habitaciones cuando estoy de aquí para allá.

Amazon Echo

El uso como altavoz ha sido el principal, tanto como altavoz Bluetooth sincronizado al móvil para reproducir mi música de Youtube Music, como en forma de altavoz independiente para servirme de la biblioteca de Amazon Prime Music. El sonido de los tres es más que adecuado para las diferentes estancias en las que están y, además, el volumen máximo nunca ha pasado de la mitad (punto para los Amazon Echo como altavoces para reproducir música).

¿Cuál es el mejor Amazon Echo para ti? Lo vemos en esta lista

Sin embargo, luego he tenido diferentes usos específicos en cada estancia. Por ejemplo, el que más he terminado usando como altavoz inteligente es el Amazon Echo ''normal'', el de la cocina. Cuando tienes las manos en la masa, es realmente cómodo que Alexa te diga la hora, pero también el poder poner diferentes temporizadores, con nombres específicos, para controlar los tiempos de cocción de diferentes alimentos cuando estás haciendo varias elaboraciones. De hecho, el Dot me parece un producto perfecto para cualquier cocina, ya que simplemente como altavoz para música y temporizador, es una buena inversión.

Escuchar curiosidades en el desayuno o jugar una partida de Trivial mientras esperas a que se terminen de cocinar los alimentos, tanto en solitario como contra otros jugadores, es otro de los usos que le he dado. Sin embargo, también lo he utilizado para encargar comida rápida, que me cuente recetas, que me diga las noticias del día de forma muy resumida o que me informe sobre los billetes del AVE. Es, de lejos, el Amazon Echo que más he utilizado.

Amazon Echo

El Plus, colocado en el salón, ha sido más un altavoz convencional que otra cosa. En las jornadas en las que toca limpieza general, ameniza con música a un volumen considerable, pero también me permite estar informado y controlar un enchufe con Alexa que tengo en el salón. El Dot, al final, ha sido el que más he movido.

Aunque su estancia principal ha sido el despacho como altavoz, conectado a un sistema 2.1 y, as u vez, a un Mac por Bluetooth, es el que más he movido por la casa, llevándolo al baño para escuchar música o a la habitación para configurar alarmas y que informe por las mañanas.

Todos han tenido su utilidad y, sí, podría apañarme con uno de ellos, siendo el Dot el que más me ha gustado tanto por precio de entrada (perfecto para probar aunque no estés muy convencido) como por la portabilidad, pero tener un par de Amazon Echo en casa me permite realizar bastantes acciones sin tocar el móvil. Y, repito, el uso de un dispositivo así en la cocina, vale también el Home de Google, realmente facilita la vida.

Amazon Echo

Amazon Echo: su nombre es su mayor virtud

Algo que me parece vital resaltar antes de concluir el análisis de Amazon Echo es que hay una parte fundamental del diseño sonoro del dispositivo. Durante el texto, he comentado que la forma de hablar de Alexa me parece más clara y humana que la de sus competidoras, y el motivo puede estar en el propio nombre del asistente virtual. 

Y es que, cuando Alexa habla hay un efecto de eco en el sonido. Es prácticamente imperceptible si no te fijas en él, como una sombra, pero es el secreto por el que resulta tan natural ''hablar'' con Alexa. Este efecto de eco está presente para que entendamos mejor la voz de la asistente, pese a que a veces se líe con nombres en inglés y descripciones de productos, como se ha podido ver en el vídeo de uso, y considero que es la mayor virtud de Alexa.

Amazon Echo

Es un efecto que se aprovecha de la potencia de los graves en los dispositivos, y que en el Echo Plus, o si conectamos el Amazon Echo que sea a un sistema de audio con woofer, se nota más, pero es algo que está integrado en el sistema y que se deja ver, oír, mejor dicho, hasta en el Amazon Echo Dot.

Opinión de Amazon Eco tras unas semanas de uso

Al final, la tecnología está para mejorar nuestra vida, hacerla más cómoda y permitir que realicemos ciertas acciones de manera más rápida. Cuando la tecnología se empeña en ralentizar algunos procesos que hacemos de manera convencional de una forma mucho más efectiva, es cuando falla.

Cuando empecé el análisis de los Amazon Echo, era bastante escéptico respecto a lo que estos asistentes podrían hacer por mi. Sí, tenía ganas de probar sus características como amante de la tecnología que soy, pero no tenía claro si, una vez no los tuviera, los echaría de menos. Creo que esa es la mejor pregunta que podemos hacernos con cualquier dispositivo tecnológico, realmente. ¿Echaría de menos esto si desapareciera? Y, la respuesta sincera es que, sí.

Hazte con los Amazon Echo al mejor precio

Ya habéis visto el uso que le doy a los Amazon Echo y que todo lo que ellos realizan se suple con el teléfono móvil y un altavoz con tecnología Bluetooth, pero ni es tan rápido ni, desde luego, tan cómodo en algunas situaciones. Lo bueno de Amazon Echo es que es un dispositivo que se adapta a nosotros gracias a las skills.

Amazon Echo

Si solo queréis un altavoz para reproducir música, teniendo en cuenta las limitaciones del Dot, se trata de productos bastante interesantes que, además, tienen ese plus de ser ''inteligentes'' para poder ofrecer información en ciertos momentos, además de para programar temporizadores.

Pero si los queréis para algo más, también se adaptan al hogar, realizando listas de la compra, añadiendo las skills en el móvil para ampliar las posibilidades del dispositivo o conectarlo a diferentes objetos ''inteligentes'' de casa (como bombillas, termostato o enchufes) para empezar a crear un hogar conectado. Eso sí, aún no hay demasiadas skills que instalar...

Tiene limitaciones, claro, como la escasa oferta musical si no enlazamos nuestra cuenta Amazon Prime, lo mal que se le da aceptar órdenes que no se pronuncien tal y como Alexa las recuerda o el depender de suscripciones premium a otros servicios, como Spotify, sin ir más lejos, para poder disfrutarlos en el dispositivo, pero por diseño, posibilidades de Alexa y calidad de sonido, si buscáis un altavoz inteligente, cualquiera de los Echo de Amazon os servirá perfectamente.

Amazon Echo

¿Son imprescindibles? No, en absoluto, pero la pregunta es ¿facilitan la vida? Sí, y si os gusta la música, es como mejor los vais a aprovechar. Y lo que está claro es que hay tres dispositivos diferentes, y los tres con una gran relación calidad/precio aunque si yo tuviera que eliminar uno de la lista, sería el Echo normal, ya que queda eclipsado por el Plus en calidad de sonido y funciones.

Nota técnica

90

Más:

#Destacado, #sync

Ver ahora: