Skip to main content

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Comodidad de uso
  • Autonomía
  • Cancelación de ruido
  • Potencia de graves

Lo peor

  • Sin soporte para iOS
  • Solo certificación IPX2
  • Son escurridizos
  • Compatible solo con Bixby

19/09/2021 - 12:00

Los auriculares se han convertido en el accesorio de moda para los fabricantes. Analizamos los Galaxy Buds 2 de Samsung, la renovación de una de las gamas pioneras en el desarrollo de lo que hoy son los auriculares TWS.

Además de estrenar teléfonos plegables y relojes, Samsung presentó hace algunas semanas la que sería la renovación para sus auriculares TWS con la llegada de los Samsung Galaxy Buds 2.

En esta ocasión Samsung no ha arriesgado tanto con el diseño como hizo con los Galaxy Buds Live —que analizamos aquí—y apuesta por un diseño y prestaciones más cercanos a los Galaxy Buds Pro, pero con un tamaño todavía más compacto.

Por sus prestaciones, los Galaxy Buds 2 se sitúan en la zona media alta de la tabla con un precio de salida de 149,90 euros (aunque ya empiezan a encontrarse las primeras ofertas), midiéndose en precio con rivales como los OnePlus Buds Proanálisis aquí— o con los Freebuds 4 de Huawei que analizamos aquí.

Samsung Galaxy Buds 2
TipoAuriculares In-ear totalmente inalámbrico
Dimensiones auriculares | estuche17 x 20,9 x 21,2 mm | 50 x 50,2 x 27,8 mm
DriverDiseño de dos vías (Woofer + Tweeter)
Peso auriculares | estuche5 gramos | 41,2 gramos
MicrófonoTriple micrófono integrado
Resistencia al aguaIPX2
ConexionesBluetooth 5.2
CargaUSB-C | Qi inalámbrico
Autonomía Hasta 5 horas por carga (con ANC) | Hasta 7 horas y media (sin ANC) | 61 mAh cada auricular | 472 mAh en el estuche para 3 cargas completas
PrecioPrecio oficial 149,90 euros (en Amazon por 134,30 euros)

Análisis de los Samsung Galaxy Buds 2 por apartados:

Minimalismo en el diseño que toma el testigo de los Buds Pro

Siendo sincero, cada vez que me dispongo a analizar unos auriculares de tipo TWS como estos Samsung Galaxy Buds 2 que tenemos entre manos, me parece increíble que, en unos auriculares del tamaño de una avellana, sean capaces de meter tanta tecnología y que suene tan sorprendentemente bien.

En esta ocasión Samsung ha dado una vuelta de tuerca más reduciendo el tamaño de estos auriculares para hacerlos más cómodos y ligeros con unas dimensiones de 17 x 20,9 x 21,2 mm y solo 5 gramos de peso por auricular.

Los surcoreanos no han arriesgado tanto en el diseño de estos Galaxy Buds 2 como lo hicieron con los Buds Live, pero si apuestan por una estética más minimalista que la que presentaban los Buds Pro.

En este caso se suavizan las curvas hasta el extremo quedando unos auriculares ovalados con el aspecto de un caramelo que se potencia todavía más con el acabado en color lavanda que lucen los auriculares que nos ha enviado Samsung. También está disponible en acabado Negro, Blanco y Oliva.

Los auriculares vienen acompañados de un estuche de carga idéntico al que encontrábamos en los Galaxy Buds Pro. Se ha modificado la zona en la que se acomodan magnéticamente los auriculares durante su carga. El estuche es blanco brillante en todos los acabados, y combina el interior con el color de los auriculares.

En el frontal del estuche encontramos un pequeño LED de estado y en la trasera, bajo la bisagra del estuche, se ubica el conector de carga USB de tipo C.

Con unas dimensiones de 50 x 50,2 x 27,8 mm y 41,2 gramos de peso, este estuche es muy cómodo de llevar en el bolsillo sin que abulte demasiado.

Junto a los auriculares también se incluye un cable de carga y dos juegos de almohadillas de silicona adicionales. Es importante elegir las almohadillas adecuadas para que los auriculares sean más cómodos de usar y no se muevan al usarlos.

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión
R.Andrés

La comodidad de uso de unos auriculares TWS, tan subjetiva por la forma de cada oreja y sensibilidad de cada uno, es difícil de valorar. En mi caso, al principio notaba un poco la parte interna que es más plana, pero tras un par de horas de uso me empezaron a resultar muy cómodos.

Tanto ha sido así que en días posteriores he conseguido aguantarlos durante varias horas seguidas sin notar ningún tipo de molestia. No obstante, como decimos, esto es muy subjetivo e incluso está relacionado con la almohadilla elegida. El hecho de ser tan ligeros también influye mucho en la comodidad de uso.

Los auriculares están fabricados en plástico con un acabado brillante que, si lo unimos a sus formas suaves y redondeadas, da como resultado unos auriculares que pueden resbalarse de las manos con bastante facilidad al ir a ponértelos o al quitártelos.

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión
R.Andrés

En la parte externa encontramos unos discretos micrófonos exteriores. En la cara interior encontramos el indicado de auricular derecho o izquierdo, el micrófono interno, los contactos de carga y un sensor de proximidad que, si bien detectan cuando te pones los auriculares, no pausa la música hasta cuando te quitas ambos auriculares.

Si habías pensado en los Galaxy Buds 2 como compañeros en tus sesiones de entrenamiento tal vez no traigamos muy buenas noticias para ti ya que solo cuentan con certificación IPX2 que no garantiza nada mucho más intenso que unas salpicaduras, por lo que no son los más recomendables para hacer deporte.

La experiencia de uso dependerá mucho de tu móvil

Con un tamaño tan compacto toda la superficie que queda visible fuera de la oreja se convierte en superficie táctil desde la que controlar su funcionamiento y responde a los gestos de forma inmediata. Todos estos controles están disponibles para móviles Android desde la app Galaxy Wearable.

Los usuarios de iOS no tienen tanta suerte ya que esta app todavía no reconoce este modelo y solo pueden usarse de forma genérica desde el menú de conexiones Bluetooth.

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión
R.Andrés

Samsung barre para casa ofreciendo algunas funciones exclusivas que mejoran considerablemente la integración con sus móviles más recientes con One UI 3.1 y con sus nuevos relojes Galaxy Watch 4, además de facilitar el control de los auriculares desde las opciones nativas del móvil.

En nuestro caso, hemos podido utilizar los Galaxy Buds 2 con el Samsung Galaxy Fold 3que analizamos aquí—y con Galaxy Watch 4 Classic que todavía estamos probando.

Funciones como Auto Switch permite cambiar automáticamente de dispositivo sin tener que desconectar de uno primero para enlazar con el segundo. También mejora la experiencia de uso controlando los auriculares desde los nuevos relojes de la marca con Buds Controller.

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión
R.Andrés

Desde la app se obtiene información sobre el estado de la batería de los auriculares y del estuche de carga, además de poder configurar el tipo e intensidad de cancelación de ruido que se aplica.

Ofrece tres estados posibles para la cancelación de ruido: Cancelación activa de ruido, Sonido ambiente y Desactivado.

La cancelación activa de ruido no admite ajuste alguno, pero el modo Sonido ambiente sí admite ajustar el volumen del sonido ambiente que se transmite al interior del oído. Hemos optado por ajustarlo en un valor bajo ya que al máximo genera un sonido muy artificial y extraño.

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión
R.Andrés

La personalización de los gestos táctiles es prácticamente inexistente, dejando únicamente disponible la función de mantener la pulsación para activar o desactivar la cancelación de ruido, lanzar la app de Spotify, invocar a Bixby o subir y bajar el volumen.

Por suerte, oculta en la opción Labs se puede desbloquear un gesto adicional tocando dos veces justo en el borde del auricular. Esto nos ha permitido configurar el comando de subir volumen en uno de los auriculares y bajarlo en el contrario.

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión
R.Andrés

Aquí también encontramos el Modo Juego que, según Samsung, reduce la latencia de los Galaxy Buds 2 para reduciendo el desfase entre el audio y la imagen. Lo cierto es que en nuestra experiencia de uso con el Galaxy Fold 3 no hemos apreciado latencia antes de activarlo, ni diferencia alguna con este ajuste activado.

En la app de control de los Galaxy Buds 2 tampoco falta la función para ecualizar el sonido: Sin embargo, esta se limita a ofrecer seis perfiles predefinidos en los que se busca reforzar los graves, los agudos u ofrecer más relevancia a los tonos medios. En nuestro caso el que mejor se adaptado a todo tipo de música ha sido Dinámico.

Hasta 20 horas dándolo todo con cancelación de ruido y con unos graves potentes

Una de las novedades más importantes para este modelo es, sin duda alguna, la presencia de una cancelación de ruido activa de la que carecen los Buds+ y mejorando considerablemente la que ofrecen los Galaxy Buds Live.

En este sentido me ha sorprendido su eficiencia a la hora de anular sonidos constantes donde, por ejemplo, ha hecho que desapareciera totalmente el zumbido de la campana extractora de humos mientras cocinaba al ritmo de la música.

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión
R.Andrés

Tampoco desmerece la cancelación que se consigue en un ambiente con ruidos cambiantes como es un entorno urbano, donde consigue minimizar el ruido, pero no eliminarlo al 100%, algo en lo que habría contribuido positivamente la inclusión de unas almohadillas de espuma foam.

En cualquier caso, son unos buenos resultados que los acercan a los auriculares de gama alta y poniéndoles las cosas muy difíciles a modelos como los Soundcore Liberty Air 2 Proanálisis— o los OnePlus Buds Pro aquí su análisis— con los que competirá mano a mano.

En lo relativo a la calidad de sonido, los Galaxy Buds 2 sacan los codos en esta categoría con un sonido muy bien dimensionado. Lo que más destaca al empezar a escucharlos es el buen recorrido en los tonos más graves, donde se dejan notar pero, al menos con el perfil Dinámico, se mantienen en su sitio sin enturbiarlo todo.

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión
R.Andrés

Los Galaxy Buds 2 consiguen llevarte de viaje por todo el rango de frecuencias presente en Superheroes de Daft Punk, pasando casi sin inmutarse de los graves profundos del principio, a los tonos medios de los coros, para terminar en los acordes de los sintetizadores, y todo ello sin perder definición.

El mayor recorrido lo encontramos en el rango medio demostrando un control brillante de las frecuencias con temas complicados como Thunderstruck de AC/DC, donde los Buds 2 consiguen sostener el punteo de las guitarras y la voz de Brian Johnson sin que se pisen entre sí ayudados de una separación muy destacada del estéreo.

Los drivers de dos vías consiguen separar bien las frecuencias impulsando cada una por su canal. Sin embargo, y a pesar de ofrecer un sonido realmente destacable para este rango de precio, el punto débil lo encontramos en unos tonos agudos que sufren por mantenerse al nivel cuando se llevan al límite subiendo el volumen.

En las llamadas, nuestros interlocutores han escuchado nuestra voz sin mayores complicaciones incluso mientras caminábamos por una calle bastante concurrida y con tráfico.

La unidad de captación de voz (VPU por sus siglas en inglés) consigue captar e impulsar la voz en las llamadas filtrando parte de ese ruido ambiental, pero como has podido escuchar no consigue eliminarlo por completo.

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión
R.Andrés

Obtener un buen sonido pasará a un segundo plano si la autonomía no acompaña. No es plato de buen gusto quedarse sin batería en mitad de un desplazamiento. En este aspecto, los Galaxy Buds 2 cumplen con lo que se les exige a los auriculares de esta gama.

Cada auricular integra una batería de 61 mAh. Con la cancelación de ruido activada hemos conseguido entre 4 horas y media y 5 horas de uso con un volumen al 60% en un Galaxy Fold 3.

Apagando la cancelación activa apenas se consigue arañar una hora más de uso por lo que, salvo que te encuentres en un entorno donde debes permanecer alerta, no merece la pena desconectarla.

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión

El estuche proporciona tres cargas completas adicionales con un tiempo de carga para los auriculares de 55 minutos. Los Buds 2 cargan el 30% de su batería en los primeros 10 minutos, lo que le permite funcionar durante un par de horas. Algo que te puede salvar de un buen rato de aburrimiento en el transporte público.

La carga más eficiente se realiza mediante un cable USB C, pero el estuche de los Galaxy Buds 2 también es compatible con la carga inalámbrica Qi, por lo que podrán cargarse con cualquier cargador compatible con este estándar, así como con la carga inversa de los smartphones.

Suben el listón con respecto a los Buds Live y mejoran la experiencia con un móvil Samsung

Llegamos al final de este análisis de los Galaxy Buds 2 y lo cierto es que estamos ante un dispositivo que ofrece muy buen rendimiento en general.

Samsung ha barrido para casa activando algunas funciones exclusivas cuando se usan móviles de la marca con el último sistema operativo, pero también se obtiene una buena experiencia con el resto de móviles Android.

Samsung Galaxy Buds 2, análisis y opinión
R.Andrés

La nota negativa la pone la falta de compatibilidad con los dispositivos con iOS y iPadOS, donde la app o no funciona o no reconoce los auriculares, dejando fuera de juego todas las opciones de configuración.

La marca surcoreana ha hecho un buen trabajo con la calidad de audio en este modelo, que se sitúa muy cerca de los modelos superiores, aunque mantiene una distancia prudencial con la gama alta en la eficiencia de la cancelación de ruido.

La autonomía tampoco defrauda, ofreciendo hasta 20 horas de uso con cancelación de ruido activada sin necesitar una toma de corrienta, lo cual permite afrontar con garantías trayectos de largo recorrido.

El mercado de los auriculares TWS se está convirtiendo en un terreno casi tan competitivo como el de los móviles Android, pero los Galaxy Buds 2 se mantienen en el rango de precios de sus rivales con un precio de salida de 149,90 euros, aunque ya se empiezan a ver ofertas por 134,30 euros.

En definitiva, los Galaxy Buds 2 que hemos analizado se posicionan como el complemento perfecto si tienes uno de los últimos móviles de Samsung, pudiendo aprovechar todo su potencial, pero no es una buena opción si te mueves en el ecosistema de Apple.