Skip to main content

Sony XH90, análisis y opinión

Sony XH90

Lo mejor

  • Excelente calibración de color
  • Atenuación local
  • Sistema de montaje
  • Soporte Asistentes de voz

Lo peor

  • Sin HDR 10+
  • Gestión de cables
  • Sincronización con otros dispositivos
  • Sin filtro X-Wide Angle
XH90

XH90

Sony XH90 es un televisor de gama media alta equipado con un sistema de iluminación LED directa Full Array y las últimas novedades de la marca japonesa en sonido e imagen. Este modelo está disponible en 55", 65", 75", y 85".

Redacción Computer Hoy

06/07/2020 - 18:00

El segmento de los televisores LED LCD de gama media alta es uno de los más competitivos pero el XH90 de Sony viene muy bien equipado para la batalla. Te mostramos todo lo que ofrece en este análisis.

Muy poca gente se conforma con las prestaciones que ofrecen los televisores de gama de entrada, y tampoco abundan quienes pueden pagar las bondades de los modelos más premium. Esto deja a los televisores gama media y media alta con un alto nivel de competitividad en el que los fabricantes lo dan todo para llevarse el gato al agua.

En este contexto nos llega el Sony XH90, la última propuesta de los televisores Sony de gama media alta, que tiene como única misión posicionarse por encima de sus rivales a base de buenas prestaciones.

Con un precio de salida de 1.699 euros, el Sony XH90 es un televisor que toma el relevo de los Sony XG85 del año pasado por su procesador, pero sumando importantes mejoras como es el panel FALD (Full Array Local Dimming) y un excelente control de la atenuación de brillo local. Si estos son suficientes argumentos o no para justificar su compra te lo descubrimos en este análisis del Sony XH90.

  Sony XH90
Dimensiones (con peana) 145 x 90,3 x 33,8 cm
Dimensiones (sin peana) 145 x 83,3 x 7 cm
Peso 23,2 Kg (con peana), 22,2 Kg (sin peana)
Tipo de pantalla LCD LED VA
Tamaño de pantalla 65 pulgadas
Resolución de pantalla 4K UHD (3.840 x 2.160 px)
Relación de aspecto 16:9
Procesador de imagen 4K HDR Processor X1
Formatos HDR HDR10 | HLG | Dolby Vision
Sistema de control adicional Control por voz con el mando
Soporte wifi / DLNA
Integración domótica Asistente de Google| Alexa | AirPlay 2 y Homekit
Conexiones 4 x HDMI (1 x ARC) | 1 x audio óptica | 1 x LAN | 2 x USB | 1 x Minijack | Antena terrestre y satélite | Wi-Fi ac | Bluetooth 4.2
Precio 1.699 euros

Análisis del Sony XH90 por apartados

Elegancia y sobriedad japonesa

En Sony no son muy partidarios de las estridencias en el diseño de sus dispositivos, por lo que el aspecto de sus televisores acostumbra a ser bastante sobrio. El XH90 no iba a ser una excepción en este aspecto.

Al sacarla de la caja impresiona su tamaño y no es precisamente por contar con un marco excesivo. La unidad que estamos analizando tiene una diagonal de 65 pulgadas con unas dimensiones de 145 x 90,3 x 33,8 cm y unos 23 kg de peso. Esto hace necesaria la colaboración de un ayudante para llevar a cabo su instalación.

Sony XH90

Uno de los puntos positivos de esta nueva hornada de televisores Sony de 2020 es precisamente lo fácil que resulta montar las dos patas que soportan el peso del televisor cuando va a ser instalado sobre un mueble.

En realidad, las patas pueden instalarse en dos posiciones, una más separada que deja un espacio de 112 cm entre ellas para instalar una barra de sonido; o una posición más centrada que deja un espacio entre ambas patas de 46,5 cm, lo cual resulta muy conveniente cuando el mueble no tiene el mismo largo que el televisor, como ha sido nuestro caso.

Otra de las soluciones de instalación que aplaudimos en este televisor Sony es el montaje de las patas sin herramientas. Habitualmente las patas y peanas de los televisores van montadas con tornillos. Nos acostumbran a ser montajes muy complicados, pero es que en los Sony de 2020 han rizado el rizo.

Sony XH90

Para el XH90, Sony se ha sacado de la manga un sistema en el que basta insertar el mecanismo de las patas en una ranura para que estas queden ensambladas y listas para soportar el peso del televisor.

Cuando la ponemos en su ubicación, lo primero que llama la atención es su trasera curvada, que muestra una textura de metal cepillado, aunque al tacto se aprecia que es policarbonato.

Al tratarse de un modelo que incorpora todo el sistema de iluminación de la pantalla en la trasera, es normal que tenga un grosor superior al de los OLED u otros sistemas. Aun así, el grosor total no supera los 70 mm en su parte central.

Sony XH90

Una rejilla de ventilación recorre horizontalmente toda la trasera en su tercio superior, y termina en dos piezas brillantes con aberturas en los laterales que revelan la posición de los altavoces superiores que potencian el sistema de sonido envolvente Acoustic Multi-Audio. Algo de lo que hablaremos con más detalle un poco más abajo en el apartado de sonido.

El nuevo televisor de Sony que tenemos entre manos rompe la tendencia de sus antecesores que dividían los conectores en dos zonas, y apuesta por agrupar todos los conectores cerca del lateral derecho (izquierdo si se mira de frente), algo que agradecerás especialmente si vas a colgarlo de la pared ya que de ese modo permanecen más accesibles.

Sony XH90

El Sony XH90 que protagoniza este análisis viene muy bien surtido en lo que a conectividad se refiere. Encontramos un buen surtido de puertos para conectividad externa:

  • 4 puertos HDMI, uno de ellos con soporte para ARC
  • 2 puertos USB
  • Salida digital óptica
  • Conector Ethernet
  • Entrada RF (TDT)
  • AV Compuesto
  • Ranura CI+ oculta

Además, cuenta con soporte para conexiones WiFi ac y Bluetooth 4.2 que le permite conectar auriculares, mandos de juego o teclados y ratones por Bluetooth. 

Sony XH90

Llama la atención la escasez de recursos para la gestión de cables, algo en lo que Sony acostumbra a poner mucha atención, pero que en este modelo ha limitado únicamente a dos grapas de plástico que se instalan en la parte trasera de las patas desde las que tratar de domesticar la maraña de cables que cuelgan de los conectores laterales.

Sony XH90

Si nos vamos al frontal, el estilo Sony se respira por los cuatro costados. Protegiendo todo el perímetro de la pantalla encontramos un marco de aluminio de color negro con un ribete cromado, al que se une un marco de plástico negro de 5 mm bajo el que descansa la pantalla.

Sony XH90

En la parte inferior este marco triplica su tamaño pasando a los 15 mm para dar cabida al logotipo de la marca ubicado en el centro, indicando la posición del LED de estado que se ilumina al accionar algún botón del mando, al sensor de iluminación y el control manual oculto en la base del televisor.

Este control manual permite acceder a las funciones básicas del televisor sin necesitar el mando a distancia, mediante un sistema de pulsaciones.

Sony XH90

Parece que Sony ha apostado por unos acabados más refinados de cara a 2020, abandonando la textura rugosa con la que vestía las traseras de sus televisores de 2019.

Esto ya le hace ganar algunos enteros en el terreno del diseño ya que en el frontal continúa dando todo el protagonismo a la pantalla con unos marcos mínimos y unas delgadas patas que pasan inadvertidas.

Si la distribución del mando funciona, no la cambies

Los mandos de Sony están muy bien valorados entre quienes nos entretenemos en mirar más allá de los controles rápidos del televisor por ser unos dispositivos con muy buena distribución de los botones.

Tal y como dice el saber popular: “Si algo funciona, no lo toques” y eso es precisamente lo que ha hecho Sony con el mando a distancia de su XH90.

Sinceramente, esperábamos encontrar el nuevo rediseño de mandos que la marca nipona anunció a principios de año, en los que se incluía un sistema de iluminación para las teclas. Sin embargo, estos parecen haberse reservado para los modelos OLED o de gama premium de la marca.

No es una gran pérdida ya que este mando, salvo por su innecesaria longitud, ofrece un control cómodo y preciso de todas las funciones del televisor.

La cara frontal del mando a distancia luce un acabado metálico cepillado en color negro a juego con la trasera del televisor que hace destacar los botones, mientras que en su parte trasera se ha utilizado la ya famosa textura rugosa que Sony acostumbra a utilizar para evitar que el mando se resbale de las manos.

Su distribución se divide en tres zonas perfectamente diferenciadas. En la parte superior, el control de canales y TV, en el que los números de canal y funciones del código de colores permiten controlar las funciones de contenido en TV.

Sony XH90

En esta zona lo más destacado son los dos grandes botones de acceso directo a Google Play y Netflix. Es lógico que Sony dé preferencia a estos servicios ya que, por un lado, monta Android 9, y por parte de Netflix cuenta con un modo Calibrado específico para esa plataforma.

Aun así, nos habría gustado encontrar acceso directo desde estos botones a Amazon Prime Vídeo e incluso a YouTube, o quien sabe, tal vez una función que permita configurar esos botones al gusto del usuario.

Sony AG9

Sony Bravia AG9

Sony Bravia AG9 es el televisor OLED 4K de gama premium que monta una pantalla Master Series para conseguir unos colores fieles a los contenidos originales. Utiliza el sistema Acoustic Surface Audio+ para emitir sonido desde la pantalla. 

Cerca de la posición natural del pulgar del usuario se concentran los botones y el pad circular con el que se controlan las opciones de configuración y navegación por la interfaz del dispositivo.

En esta zona el botón más destacado –que no el más utilizado— es el botón que activa el asistente por voz. Al pulsarlo se activa la escucha y deja constancia encendiendo un LED en la esquina superior izquierda, y al ejecutar el comando se desactiva.

Esto resultará tranquilizador para quienes recelan de la escucha pasiva que puede implicar que el dispositivo esté esperando el comando “OK, Google”, que en este modelo no tiene ningún efecto.

Sony XH90

Por último, en la parte inferior del mando encontramos los botones de control de reproducción del contenido en aplicaciones y otros dispositivos, ya que el mando también permite sincronizarse con amplificadores, barras de sonido o decodificadores.

En este sentido, debemos indicar que el televisor no ha conseguido vincularse con el decodificador UHD de Movistar+ para controlar ambos dispositivos desde un único mando, por lo que al menos en ese caso, podemos asegurar que no es compatible.

Panel 4K con Full Array LED, HDR y una atenuación local sobresaliente

Llegamos a un apartado clave en el análisis de un televisor. Llega el momento de poner todas las luces –valga la redundancia—en la calidad de su pantalla.

Sony XH90

La primera impresión que tuvimos al empezar a ver contenido en este XH90 fue la buena calidad que mostraba para no tratarse de un modelo premium, mostrando un contraste y unos colores muy equilibrados. Tal y como te detallamos a continuación, la primera impresión es la que cuenta.

Nos encontramos ante un televisor que monta un panel de 10 bits de tipo VA de 65 pulgadas de diagonal y viene equipado con un sistema de retroiluminación de matriz LED directa y atenuación local o FALD (Full Array Local Dimming).

Sony XH90

Esto significa que este panel, en lugar de estar iluminado desde los bordes o desde determinados puntos de la trasera como la mayoría de sistemas LED, lo hace distribuyendo la luz desde una matriz de luces LED instalada en toda la superficie del panel.

Con esta distribución de la luz, el panel proporciona una considerable reducción de la contaminación lumínica que se produce en las zonas que deben mostrar un alto contraste, como puede ser una escena nocturna o con fondo negro con una llama, o con la luna, al tiempo que mejora la uniformidad de la iluminación de la pantalla evitando la aparición de manchas de luz o sombras.

Sony XH90

A los mandos de todo lo que sucede ante los ojos del espectador encontramos al procesador 4K HDR X1, que para esta edición pierde su apellido Extreme o Ultimate, rebajándose al nivel de los XG85 de 2019.

El control del HDR corre por cuenta del algoritmo de X-tended Dynamic Range Pro, que proporciona mayores picos de brillo en los tonos más claros, con una gradación más progresiva hacia los tonos más oscuros para aquellos contenidos que no son HDR.

Escucha"Episodio #22: HDR - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Algo similar sucede con la tecnología de escalado de contenidos 4K X-Reality Pro, que consigue escalar y definir la señal en HD o Full HD a niveles que cuesta distinguir entre las imágenes en 4K nativo y contenido reescalado de definiciones inferiores.

La combinación de X-tended Dynamic Range Pro y 4K X-Reality Pro supone una importante mejora en términos de calidad a la hora de ver contenido de la TDT o desde Blu-Ray o fuentes en Full HD nativo.

Sony XH90

El procesador X1 de Sony proporciona soporte para HDR10, HLG y Dolby Vision, dejando fuera de juego al estándar HDR 10+, que se está imponiendo cada vez más como la alternativa HDR con metadatos dinámicos. Prescindir de este estándar priva al usuario de disfrutar de la precisión del color en contenidos de plataformas como Amazon Prime Video.

A pesar de esta ausencia, el Sony XH90 consigue un HDR impresionante que logra arrancar más detalle en las escenas oscuras o con un fuerte contraluz, al tiempo que mantiene la fidelidad de los colores en amaneceres épicos como los que se muestran en la película Alpha en Netflix.

Sony XH90

Cuando se combina un buen control de los niveles de brillo, con una buena gestión de la atenuación local se consiguen unos resultados tan buenos como los que encontramos en el XH90 de Sony.

Nos ha sorprendido gratamente encontrar unos negros tan profundos y precisos en un televisor de gama media alta, ya que la calidad que ofrece es muy cercana a la que ofrecía el Sony XG95 que analizamos hace un año.

Sony XH90

Es tal la eficiencia del sistema de atenuación local que no hemos podido determinar el número de zonas en las que está dividida la matriz del panel, mostrando únicamente un leve florecimiento de luz en torno al círculo blanco en movimiento que sirve de prueba para valorar esta característica. El resto de la pantalla se ha mantenido con un luto riguroso.

Cuando se obliga al panel a mostrar una mayor superficie iluminada, sí se aprecia un ligero clareado de la zona, como al mostrar subtítulos sobre un fondo negro, pero mantiene un excelente control de esa contaminación lumínica aislando perfectamente los dos tercios superiores de la pantalla.

Sony XH90

Otro de los puntos fuertes de los televisores de Sony siempre ha sido el calibrado de los colores. En el Sony XH90 han dado una vuelta de tuerca más con un ajuste de fábrica que roza la precisión de un calibrado profesional.

Nuestra elección para la mayoría de contenidos de televisión (noticias, concursos, etc.) ha sido el modo Estándar, en el que se obtienen unos tonos de piel realistas y unos colores vivos e intensos, sin caer en el empaste por saturación.

Sony XH90

En cambio, para disfrutar de una película o una serie, optamos por el ajuste de Cine o Personal, que ofrece una calibración más precisa para estos escenarios.

El ajuste Personal ya ofrece uno de los mejores ajustes de color que nos hemos encontrado de serie, pero si quieres profundizar un poco más, es este puede ser un buen punto de partida, permitiendo cambiar el espacio de color entre los varios tipos que soporta (DCI P3, Rec. 2020, etc.).

Sony XH90

El control del movimiento es otro de los puntos fuertes de este televisor. La marca nipona nos ha vuelto a sorprender con un movimiento bastante fluido y natural incluso con el ajuste de movimiento en automático.

Con el ajuste predeterminado, MotionFlow ofrece un buen equilibrio entre aportar la suficiente nitidez a las escenas más movidas de las películas de acción, y mantener ese ligero desenfoque cinematográfico que hace que el movimiento se aprecie más natural.

Sony XH90

El XH90 incluye un sensor de iluminación ambiental que detecta la cantidad de luz de la sala y en base a ella ajusta la iluminación del panel y configura el perfil de color y contraste para optimizar el contenido que se muestra en pantalla bajo cualquier tipo de luz.

Los paneles de tipo VA, como el que monta el Sony XH90 que estamos analizando, ofrecen mejor brillo y contraste, pero en contrapartida deben sacrificar los ángulos de visión. Para compensarlo, Sony creó el filtro X-Wide Angle con el que se compensa la pérdida progresiva de brillo y contraste a medida que se va perdiendo el eje frontal del televisor.

Sony XH90

Lamentablemente, este modelo no viene equipado con ese filtro, por lo que a medida que vamos perdiendo la frontalidad con la pantalla, se van lavando progresivamente los colores.

El del Sony XH90 puede ser el primer caso de “televisor de Schrödinger” que tiene HDMI 2.1 y no lo tiene al mismo tiempo. Nos explicamos.

Tipos de cables HDMI y sus diferencias

Tipos de cables HDMI y sus diferencias

Hoy ya no concebimos conectar una Smart TV, un monitor o cualquier otro dispositivo multimedia con otra cosa que no sea un cable HDMI. Pero esto no siempre ha sido así. Estos son los principales tipos de cable HDMI y sus diferencias.

Oficialmente, el XH90 no cuenta con una certificación del estándar HDMI 2.1 que aporta funciones como el soporte para resoluciones 4K a 120 fps, VRR (variable refresh rate), ALLM (Auto Low Latency Mode) y eARC (Enhanced Audio Return Channel). Todas ellas funciones muy valoradas por el público más gamer que utiliza el televisor como pantalla para juegos ya que permite sincronizar la imagen que se muestra en pantalla con la que se genera en la consola o PC para obtener mejor calidad de imagen.

La firma japonesa ya ha confirmado la presentación de su consola PlayStation 5 de nueva generación a final de año, por lo que se guarda un as en la manga asegurando que, en unos meses, el Sony XH90 recibirá una actualización de firmware que activará todas estas funciones para que estén disponible antes de la llegada de la PlayStation 5.

Sony XH90

Es decir, este televisor podrá aprovechar al máximo las funciones que aporta el HDMI 2.1 de cara a las consolas de última generación que llegarán a finales de año, pero sin tener la certificación de fábrica.

Mientras llega esa actualización, hemos podido disfrutar del XH90 como pantalla de juegos ofreciendo una buena calidad visual y una experiencia de juego increíble al disfrutar de una pantalla de semejante tamaño.

Sony XH90

Al activarse el modo Juego, se anula todo el procesamiento de imagen en pantalla, pasando de un Input Lag de unos 80 ms a poco menos de 15 ms.

Si esto lo unimos a la promesa de actualización inminente vía OTA para actualizar el firmware y adaptarlo a las demandas técnicas de la nueva generación de consolas, el XH90 de Sony se posiciona como una opción interesante para quienes buscan un televisor al que conectar su actual consola y tienen intención de cambiar de plataforma en los próximos años.

El audio ya no es el punto débil de los televisores

Desde que los televisores se pusieron a dieta con la llegada de la tecnología LCD LED, el audio ha sido una de las asignaturas pendientes para todos los fabricantes. El ingenio, la inteligencia artificial y la miniaturización de los componentes están dándole la vuelta a la situación logrando una calidad de audio más que respetable.

Sony ha apostado por integrar sistemas de sonido en la pantalla. Lo hemos visto en modelos como las OLED AG9 que analizamos hace unos meses con Acoustic Surface Audio+.

Sony XH90

En este caso, la tecnología utilizada recibe el nombre de Acoustic Multi-Audio y está disponible únicamente en los modelos de 65 pulgadas y superiores. Este sistema de sonido utiliza 4 altavoces ubicados en las cuatro esquinas del televisor y, en el caso de los tweeters superiores, se encuentran muy cerca del borde del televisor para proyectar el sonido posicionándolo en la pantalla y creando un efecto más envolvente.

Gracias a esta distribución de altavoces el sistema consigue ampliar la atmosfera sonora que el XH90 es capaz de generar. El Sony XH90 es compatible con los principales estándares de sonido envolvente como Dolby Atmos y DTS Digital Surround.

Sony XH90

Esto no significa que se obtenga un sonido envolvente que pueda sustituir a un sistema de sonido 5.1 o 7.1. Ni mucho menos. Sin embargo, sí mejoran el espaciado del sonido y la dirección de los diálogos, lo cual crea una mejor experiencia a la hora de ver series y películas.

Los 10 W por canal de este sistema de altavoces se exprimen al máximo para conseguir unos bajos bien dimensionados y unos diálogos claros que sorprenden por la potencia de volumen.

Android 9 con nuevas pinceladas en su interfaz

Sony mantiene su compromiso con Android 9 en la nueva hornada de televisores para 2020. Las versiones de Android para televisores no siguen el mismo ritmo de actualización que para móviles, por lo que no es extraño que este modelo todavía no venga con Android 10 instalado de fábrica.

Sin embargo, Sony se ha adelantado a esa actualización con algunas pinceladas en el diseño de los menús de configuración del televisor, que mantiene la misma estructura clara y sencilla de usar, pero con añadiendo pequeñas explicaciones de la función que se va a modificar. Esto hace mucho más sencilla la tarea de configurar el televisor, y el usuario no tiene que ir a ciegas cambiando parámetros que no sabe para qué sirven realmente.

El funcionamiento de Android sobre el procesador MediaTek MT5893 con 3 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento interno es impecable. Con transiciones rápidas entre los distintos menús y opciones del televisor.

Contar con Android 9 a bordo es sin duda toda una ventaja ya que con ello se tiene acceso a las más de 5.000 aplicaciones compatibles con Android TV, siendo el mayor catálogo disponible entre las plataformas de smartTV de los distintos fabricantes.

Sony XH90

Por todo lo demás, Android TV continúa ofreciendo la misma facilidad de uso en el día a día. Una de sus funciones más apreciadas es la posibilidad de cambiar las configuraciones más habituales (modo de imagen y sonido, acceso a fuentes de contenido, etc.) desde el menú de configuraciones rápidas y en solo un par de pulsaciones ajustar el televisor a los requisitos del contenido.

Se mantienen las opciones de acceso rápido y personalizable para las apps preferidas del usuario, colocándolas en un lugar preferente del menú de contenidos de Android, donde además se muestran contenidos recomendados en los distintos canales o aplicaciones.

Sony XH90

La conectividad con otros dispositivos ha sido la piedra en el zapato de Sony. Mientras Samsung o LG creaban un ecosistema propio de interacción con otros dispositivos (ThinQ en LG y Smarthings en Samsung), Sony ha preferido confiar esa conectividad a plataformas ya estandarizadas como el Asistente de Google, Alexa y Homekit de Apple. No obstante, esto le obliga a depender de un sistema externo y tiene una integración completa en el televisor.

En el XH90 se aprecia la intención de querer mejorar en la conectividad de Sony con otros dispositivos externos con los que debe convivir el televisor (descodificadores, amplificadores, equipos de audio, receptores, etc.) para permitir controlarlos desde un único mando a distancia, pero a esta mejora todavía le queda mucho camino por andar y todavía encuentra muchas incompatibilidades.

Sony XH90

El asistente por voz del televisor ofrece un buen nivel de aciertos en el reconocimiento de comandos que permite controlar las funciones básicas del televisor, como acceder directamente a determinados ajustes del sistema, cambiar la fuente de contenido o cambiar el volumen.

Un futuro prometedor en una categoría muy competitiva

Tocamos los últimos compases de este análisis del Sony XH90 con muy buenas sensaciones sobre el trabajo que la marcha japonesa ha hecho en este modelo.

Si bien es cierto que no se ubica entre los televisores más premium del mercado, ofrece un rendimiento lo sitúa muy cerca de esta categoría, respondiendo más a una cuestión de jerarquías más que de rendimiento en sí mismo.

Sony XH90

Obviamente no ofrece la mejor calidad de imagen del mercado –título que recae sobre los modelos OLED— pero, en términos de calidad de imagen y sonidoeste XH90 se sitúa entre los puestos más altos de su categoría, justificando los 1.699 euros que cuesta de salida.

El hecho de contar con un panel VA le permite obtener un mejor rendimiento en el apartado gaming, un factor que cada vez toma más relevancia en el terreno de los televisores ante la llegada inminente de las nuevas plataformas de juegos a finales de año.

Sony XH90

Sorprende la jugada de Sony de guardarse la activación de las funciones asociadas al estándar HDMI 2.1 para una actualización previa al lanzamiento de las nuevas consolas, y no incluirlo de serie cuando algunos de sus rivales llevan incluyendo esta característica desde 2019.

Nos ha alegrado ver la evolución de la tecnología de sonido basado en el posicionamiento en pantalla, que dio sus primeros pasos en los modelos más top de la marca y poco a poco va llegando a las gamas inferiores, desterrando para siempre el sonido plano y anodino de los televisores del pasado.

XH90

XH90

Sony XH90 es un televisor de gama media alta equipado con un sistema de iluminación LED directa Full Array y las últimas novedades de la marca japonesa en sonido e imagen. Este modelo está disponible en 55", 65", 75", y 85".

La nota negativa la ponen detalles como la falta de un filtro X-Wide Angle que compense la pérdida de ángulos de visión de los paneles VA frente a otros tipos como los IPS o los OLED, o dejarse en el tintero el soporte para el estándar de metadatos dinámicos HDR 10+.

En general es un televisor que debe estar en la lista de candidatos a tener en cuenta de cara a la renovación del televisor en 2020, sobre todo si va a conectársele una consola de última generación o un PC gaming ya que, como pantalla para jugar, el Sony XH90 es incluso mejor opción que los modelos de gamas superiores de Sony en 2020.