Logo Computerhoy.com

Xiaomi 13 y 13 Pro, potencia y buenas fotos en dos tamaños diferentes

Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro, análisis y opinión

He probado los nuevos Xiaomi Series 13, con el Xiaomi 13 pensado para quienes prefieren los móviles compactos sin renunciar a nada, y el Xiaomi 13 Pro con uno de los mejores equipamientos fotográficos del momento. Te cuento mi experiencia de uso con dos de los mejores smartphones del año.

Xiaomi lleva ya un par de generaciones intentando quitarse el estigma de “fabricante de móviles baratos” con un giro de su buque insignia hacia la gama Premium con unos Series 11 y Series 12 que apostaban por la calidad en los materiales de fabricación y el mejor hardware del momento.

Con la llegada de los Xiaomi Series 13, la marca china ahonda un poco más en esa estrategia con una pareja de móviles equipados con los procesadores más potentes del mercado, pantallas de primer nivel y un equipamiento fotográfico con el sello de garantía de Leica.

El Xiaomi 13 es el modelo base de la familia y se basa en un chasis más compacto que no renuncia a nada en términos de rendimiento y comodidad de uso, mientras que el Xiaomi 13 Pro hace honor a su apellido partiendo de la misma base de hardware, pero marcando diferencias importantes en un apartado fotográfico destinado a batirse el podio de mejor móvil fotográfico de 2023. Argumentos no le faltan.

Xiaomi ha estado reestructurando su catálogo dejando claro que si quieres un smartphone barato debes buscarlo bajo la referencia de Redmi, mientras que los Xiaomi –a secas, sin Mi— ahora son móviles de gama alta y Premium que llegan al mercado con un precio oficial de 999,99 euros, mientras que el Xiaomi 13 Pro llega con un precio de partida de 1.399,99 euros.

La review del Xiaomi 13 y 13 Pro, análisis, test y opinión de Computerhoy:

Ficha técnica del Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro

Xiaomi 13
Pantalla

MOLED de 6,36 pulgadas

Resolución de 2.400 x 1.080 píxeles

Formato 20:9

Tasa de refresco de 120 Hz

Dolby Vision

Procesador

Snapdragon 8 Gen 2

GPU

Adreno 740

Memoria RAM

8 GB y 12 GB 

Almacenamiento

256 GB

UFS 4.0

Cámaras principales

Principal: 50 Mpx f/1.8

Ultra gran angular: 12 Mpx f/2.2

Telefoto: 10 Mpx f/2.0

Cámara Frontal

32 Mpx f/2.0

Batería

4.500 mAh

Carga rápida 67 W

Carga inalámbrica Turbo de 50 W

Carga inalámbrica inversa de 10 W

Cargador de 67 W incluido.

Sistema operativo

MIUI 14

Android 13

Conectividad

5G

WiFi 6 (802.11 ax)

Bluetooth 5.3

NFC

USB-C 3.2

A-GPS, Glonass, BDS, Galileo

Dimensiones y peso

152,8 x 71,5 x 7,98 mm

189 gramos

Extras

Dolby Atmos

Altavoces estéreo

Sensor infrarrojos

Precio

999,99 euros

Dos conceptos distintos que ponen en común la calidad de los materiales y el diseño

Pese a que comparten el mismo nombre, el Xiaomi 13 y su hermano mayor no pueden ser más diferentes en cuanto a diseño, que no a calidad de materiales, aunque en ese punto tampoco coinciden en los acabados.

Por parte del Xiaomi 13 nos encontramos con un smartphone compacto que realmente me ha gustado el tacto que transmite. Xiaomi se ha olvidado de las curvas de la generación anterior y en esta nueva hornada apuesta por un diseño más monolítico con bordes rectos y esquinas redondeadas al más puro estilo iPhone.

La trasera es totalmente recta y luce un acabado en cristal brillante que atrapa las huellas con solo mirarlo, pero con una manufactura impecable que hace que la unión entre el cristal de la trasera y la pantalla y el chasis sea perfecta.

El Xiaomi 13 Pro, en contrapartida, sí recuerda más a la anterior generación y apuesta por la curva como principal elemento para suavizar los laterales de la pantalla y mejorar el agarre en la trasera.

Estas líneas tan suaves, junto al acabado de cerámico de la trasera hace que el tacto sea suave y resbaladizo a partes iguales, y resulta todo un reto mantenerlo limpio de huellas durante más de 5 minutos.

Ambos modelos tienen en común un módulo de cámaras cuadrado que ocupa buena parte de la esquina superior izquierda, aunque en el caso del Xiaomi 13 Pro sobresale un poco más que en el modelo de referencia.

Xiaomi mantiene la misma distribución de los botones a la derecha siendo bastante cómodos de usar en ambos modelos.

No obstante, me ha gustado más la experiencia en mano que deja el Xiaomi 13 que, con unas dimensiones de 152,8 x 71,5 x 7,98 mm y 189 gramos encaja perfectamente en la mano y cabe en cualquier bolsillo, mientras que el Xiaomi 13 Pro escala hasta los 162,9 x 74,6 x 8,38 mm y ya deja unos contundentes 229 gramos.

Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro, análisis y opinión

Al ser algo más voluminoso en la parte superior, el centro de gravedad sube y cabecea al sostenerlo en la mano haciendo que no resulte tan cómodo de usar como el Xiaomi 13.

En cuanto a conectividad, el hecho de compartir procesador hace que haya pocas diferencias entre ellos incorporando soporte para redes 5G con doble SIM, soporte para redes Wifi 6 y WiFi 7 allí donde se soporte, NFC y Bluetooth 5.3. En definitiva, nada que no se espere de un smartphone de gama alta en 2023.

Brillo excelente y opción a elegir entre pantalla recta o curvada

Cuando hablamos de la pantalla de los Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro nos encontramos un poco en la misma disyuntiva que al hablar del diseño: la preferencia por las líneas rectas o las curvas.

Por un lado el Xiaomi 13 apuesta por una pantalla totalmente plana con tecnología AMOLED de 6,36 pulgadas y resolución Full HD+ de 2.400 x 1.080 píxeles con formato 20:9.

Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro, análisis y opinión

Esta proporción de diagonal y resolución me parece acertada y no he echado de menos una mayor densidad de píxeles ya que ofrece una nitidez muy buena, que se apoya en un excelente aprovechamiento del frontal con unos marcos simétricos en todo el perímetro que dejan patente que nos encontramos ante un smartphone de gama alta.

El Xiaomi 13 Pro, por su parte, monta una pantalla curva AMOLED de 6,73 pulgadas y sube la resolución hasta WQHD+ dejando un recuento de 3.200 x 1.440 píxeles en un formato de 20:9.

En este modelo, al tener la pantalla curvada, el reparto de marcos no es tan simétrico, reduciéndolo en los laterales a su mínima expresión y dejando un reparto algo desigual entre la parte superior y una barbilla algo más ancha.

Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro, análisis y opinión

Otro inconveniente de la pantalla curvada del Xiaomi 13 Pro es que deja una sombra apreciable en la zona curvada y es susceptible a activar algunas funciones si se toca por accidente esa parte de la pantalla.

Ambas pantallas cuentan con una tasa de refresco variable de 120 Hz, pero solo el Xiaomi 13 Pro cuenta con tecnología LTPO que permite ajustar la frecuencia entre 1 Hz y 120 Hz, mientras que el Xiaomi 13 de base solo permite variar entre los 60 Hz y los 120 Hz.

Xiaomi ha dado un salto considerable en cuanto a brillo de pantalla, ofreciendo unos valores de brillo medio de 918 y 973 luxes respectivamente y con picos por encima de los 2.500 luxes.

Brillo de pantalla del Xiaomi 13
Nuestras mediciones
Nuestras mediciones

Estos valores tan altos garantizan una buena experiencia de uso de la pantalla en cualquier situación de luz, incluso a pleno sol activando el modo Diurno que aparece al desactivar el interruptor de Brillo automático. Pero lo más importante es que permite mostrar contenido en HDR10+ y Dolby Vision exprimiendo al máximo las bondades de su pantalla.

Ambas pantallas permiten personalizar el espacio de color desde perfiles predefinidos, pudiendo ajustar la Gamma, contraste o la temperatura de color del panel.

Xiaomi ha cuidado el sonido de sus móviles de gama alta incorporando dos altavoces estéreo, uno en la parte inferior y segundo altavoz prácticamente inapreciable a simple vista justo en la unión entre el cristal de la pantalla y el chasis de aluminio.

El sonido es potente y bien definido incluso cuando nos aventuramos más allá del 80% del volumen, pero se mantiene con unos graves modestos, poniendo el foco en un rango medio que cuidan muy bien ambos dispositivos.

Snapdragon 8 Gen 2 vuelve a ser garantía de rendimiento

La nueva filosofía de móviles de gama alta de Xiaomi se sustenta sobre la sólida base del excelente rendimiento que ofrece el último procesador de Qualcomm que, pese a encontrarnos todavía en el primer trimestre del año, ya ha dado sobradas muestras de solvencia en los móviles que ya se han presentado.

La implementación de Xiaomi en el Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro no es una excepción, y el Snapdragon 8 Gen 2 saca músculo entregando un funcionamiento impecable y una excelente gestión de los recursos y la temperatura.

Xiaomi 13Xiaomi 13 ProOnePlus 11 5GSamsung Galaxy S23 Ultra
ProcesadorSnapdragon 8 Gen 2 | 12 GBSnapdragon 8 Gen 2 | 12 GBSnapdragon 8 Gen 2 | 16 GBSnapdragon 8 Gen 2 | 12 GB
Geekbench 5 Single1.484 puntos1.470 puntos1.499 puntos1.470 puntos
Geekbench 5 Multi5.192 puntos5.132 puntos4.951 puntos4.374 puntos
3D Mark Wild Life Extreme2.915 puntos2.965 puntos3.659 puntos | 21,90 fps3.824 puntos
AnTuTu1.268.062 puntos1.272.789 puntos1.119.626 puntos1.117.626 puntos
PC Mark14.753 puntos15.031 puntos12.634 puntos15.576 puntos

En este punto, el rendimiento de ambos móviles es muy similar en cuanto a potencia bruta que se despliega al ejecutar juegos exigentes como Genshin Impact o Call of Duty Mobile, permitiendo incluso subir el detalle gráfico para bordear los límites del rendimiento de la GPU Adreno 740.

A nivel de hardware, la principal diferencia entre el Xiaomi 13 y el Xiaomi 13 Pro la podemos encontrar en la configuración de memoria RAM y memoria de almacenamiento, aunque los modelos que he recibido tienen exactamente la misma configuración de 12 GB LPDDR5X de RAM a 8.533 Mbps y 256 GB de almacenamiento interno.

En este punto es conveniente prestar atención a la tecnología de almacenamiento, ya que cambia en función de la cantidad de memoria. De ese modo, los Xiaomi 13 que montan 128 GB tienen memorias con tecnología UFS 3.1, mientras que los de 256 GB en adelante, optan por UFS 4.0, con la mejora en rendimiento y prestaciones que ello conlleva.

En el uso diario la suma del Snapdragon 8 Gen 2 con 12 GB de RAM deja un funcionamiento fluido en todos los escenarios sin excepción y lo hace con una gestión de la temperatura mucho más eficiente que en las generaciones anteriores, que permiten al procesador entregar la máxima potencia durante más tiempo sin caídas por estrangulamiento térmico.

Xiaomi 13Xiaomi 13 ProOnePlus 11 5GSamsung Galaxy S23 Ultra
Escritura secuencial951,97 MB/s945,94 MB/s975,15 MB/s401,02 MB/s
Lectura secuencial2,01 GB/s1,31 GB/s1,08 GB/s1,09 GB/s
Escritura aleatoria37,81 MB/s35,20 MB/s42,01 MB/s38,15 MB/s
Lectura aleatoria25,49 MB/s25,36 MB/s14,34 MB/s26,21 MB/s
Velocidad de copia en memoria15,59 GB/s15,44 GB/s15,07 GB/s18,59 GB/s

Tanto el Xiaomi 13 como el Xiaomi 13 Pro llegan con la nueva versión de MIUI 14 desarrollada sobre Android 13.

Poco se puede decir de MIUI que no se haya dicho. Es una de las capas más personalizables del momento, pero que acusa un exceso de bloatware. Mucho, muchísimo.

Por suerte, la presencia de tantas apps de Xiaomi no impacta en el rendimiento ni en la fluidez de un sistema que se ha optimizado bastante para mantener esa buena respuesta, manteniéndose fluido y sin fallos durante el tiempo de prueba.

La estética de MIUI 14 es muy del gusto asiático y se mantiene así desde hace ya demasiadas generaciones, por lo que puede ser que Xiaomi deba empezar a replantearse algunos cambios importantes para ponerse al día en este aspecto.

Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro, análisis y opinión

Los Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro llegan con un sistema de desbloqueo por huella dactilar en pantalla que funciona realmente bien y, en el caso del Xiaomi 13 Pro, está situado a una altura que hace que resulte un movimiento muy natural.

En cambio, en el Xiaomi 13 el sensor de huellas está algo bajo y se fuerza un poco más la posición del dedo.

También incorporan un sistema de desbloqueo facial que funciona bien en la mayoría de los casos, aunque al depender del software de la cámara está más condicionado por la luz y no siempre responde correctamente.

Leica ha hecho que el Xiaomi 13 convenza, pero la estrella es el 13 Pro

El apartado fotográfico de los Series 13 es uno de los puntos fuertes gracias a la colaboración entre Xiaomi y el fabricante de cámaras y objetivos Leica.

Xiaomi ha acumulado durante años la experiencia necesaria para fabricar móviles capaces de ofrecer buenas prestaciones fotográficas. El Xiaomi 12 Pro de la generación anterior es un buen ejemplo de ello. Por su parte, Leica ha estado desarrollando los sistemas fotográficos de titanes de la fotografía smartphone de la talla del Huawei P50 Pro. Esta unión promete.

La firma alemana ha configurado un conjunto de cámaras diferente para cada uno de los Series 13, siendo el Xiaomi 13 Pro mucho más avanzado gracias a su sensor principal de 1”, aunque sin desmerecer al Xiaomi 13 que se presenta como un duro rival fotográfico para la gama alta.

Xiaomi 13Xiaomi 13 Pro
Principal50 Mpx con apertura f/1.8
Sensor de 1/1.49"
Focal equivalente a 23 mm
Píxel de 1,0 μm
OIS
Sony IMX 989 de 50 Mpx con apertura f/1.9
Sensor de 1"
Focal equivalente a 23 mm
Píxel de 1,6 μm
OIS
Ultra gran angular12 Mpx con apertura f/2.2
Sensor de 1/3.75"
Focal equivalente a 75 mm
Píxel de 1,0 μm
Amplitud focal de 120º
Samsung JN1 de 50 Mpx con apertura f/2.2
Sensor de 1/2.76"
Focal equivalente a 14 mm
Píxel de 0,64 μm
Amplitud focal de 115º
Telefoto 3,2x10 Mpx con apertura f/2.0
Sensor de 1/3.06"
Focal equivalente a 15 mm
Píxel de 1,12 μm
OIS
Samsung JN1 de 50 Mpx con apertura f/2.0
Sensor de 1/2.76"
Focal equivalente a 75 mm
Píxel de 0,64 μm
OIS
Frontal32 Mpx con apertura f/2.0
Píxel de 0,7 μm
32 Mpx con apertura f/2.0
Focal equivalente a 21 mm
Píxel de 0,7 μm

Una de las primeras cosas que el usuario se encuentra al abrir la cámara de los Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro son los dos perfiles de color de Leica: Leica Authentic y Leica Vibrant.

Estos modos definen el perfil de procesado de color que se aplicará a las fotos, potenciando más el contraste y la saturación con Vibrant y dejando una foto mucho más plana y con un aire melancólico con el perfil Authentic. Aquí cada cual encontrará su preferido, que para gustos, los colores.

Más allá de ese matiz, el rendimiento fotográfico de ambos móviles con su cámara principal es digno de la gama alta pero vamos por partes ya que los resultados fotográficos que ofrece el Xiaomi 13 y el Xiaomi 13 Pro son muy diferentes.

Rendimiento fotográfico del Xiaomi 13

La cámara principal del Xiaomi 13 monta un sensor principal de 50 Mpx que capta bien la luz dejando un buen rango dinámico y una excelente nitidez gracias a su sistema de estabilización óptica.

El procesado hace un buen trabajo con el balance de blanco en escenas a pleno sol, pero tiende a interpretar con más calidez de la cuenta las luces al atardecer, exagerando en exceso las tonalidades en la “hora dorada” resultando un tanto irreal.

Muestra de la cámara principal del Xiaomi 13

Desde la app se puede disparar directamente con un zoom 2X que aplica un recorte digital a partir de este sensor principal que deja unas fotos con muy buena nitidez.

El gran angular que monta el Xiaomi 13 pierde algo de nitidez con respecto a la cámara frontal, probablemente debido a la falta de estabilización óptica, y se aplica un procesado algo más lavado, pero de todos modos, se coloca entre los mejores angulares de la gama alta, incluso por encima de los de Samsung y Apple.

Muestra de la cámara gran angular del Xiaomi 13

La nitidez del centro de la foto es muy buena si la luz es adecuada, y es bastante rectilíneo en cuanto a las líneas verticales que quedan bien corregidas.

Leica y Xiaomi han apostado por montar una cámara telefoto con una focal equivalente a 75 mm, lo cual es excelente para añadir un desenfoque óptico muy natural en retratos y fotos a detalles en objetos, así como para acercar objetos más alejados sin que pierdan calidad.

Muestra de la cámara telefoto del Xiaomi 13

El procesado del color es coherente con las del resto de cámaras, pese a que al hacer la misma toma con las distintas cámaras puedan aparecer ligeras variaciones en el cálculo de la exposición, pero en general los resultados son buenos. Al ser una focal que invita a captar los detalles, hay que poner especial atención al punto de enfoque.

Me ha sorprendido el resultado del modo Nocturno, que no ha tratado de convertir la noche en día respetando el color negro en los cielos y aportando una nitidez sorprendente en las cámaras principal y telefoto. La peor parada ha sido el gran angular, que ha acusado el lastre de tener un sensor con fotositos más pequeños.

Muestra del modo Noche de la cámara principal del Xiaomi 13

Podríamos calificar los resultados del modo Retrato como un éxito total y, con permiso de su hermano mayor, probablemente estemos ante uno de los mejores móviles para esta disciplina de 2023.

El uso del telefoto de 75 mm hace que el desenfoque del fondo sea mucho más natural, pero es que a eso se suma un recorte mucho más preciso y sin halos.

Muestra dem modo retrato del Xiaomi 13

Además, Leica ha añadido una serie de filtros en el modo Retrato en el que se emula el procesado de algunos objetivo míticos de la marca, combinando las focales de la cámara principal y el zoom para obtener un 35 mm en blanco y negro, 50 mm con bokeh remolino, el retrato en 75 mm nativo y un 90 mm con enfoque suave que no ha terminado de gustarme.

Las muestras con la cámara frontal no me han gustado tanto acercándose más a las de un móvil de gama media alta, con texturas más lavadas y un procesado que tiende a la sobreexposición dejando cielos quemados en el fondo.

Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro, análisis y opinión

A Xiaomi le queda mucho trabajo por hacer en un apartado de vídeo que, si bien es cierto que soporta resoluciones en 8K, estas están muy pensadas para tomas estáticas ya que elimina cualquier estabilización. En el resto de resoluciones las opciones son bastante limitantes.

Para grabar en 4K a 60 fps debe desactivarse el HDR y únicamente en las cámaras principal y el zoom, eso nos deja con un 4K a 30 fps todoterreno que será el que finalmente más utilices. Para conseguir un extra de estabilización la resolución cae hasta los 1080p y 30 fps.

Rendimiento fotográfico del Xiaomi 13 Pro

El planteamiento del Xiaomi 13 Pro es mucho más fotográfico que el Xiaomi 13 en sentido técnico, siendo un conjunto de cámaras con sensores más capaces que se prestan a funciones avanzadas como el enfoque con seguimiento al ojo para obtener la máxima nitidez en las fotos.

El sensor de 1” deja fotos espectaculares con buena luz, en las que se une un buen trabajo de estabilización óptica con un buen control del rango dinámico consiguiendo controlar las luces altas y el detalle en sombra.

Muestra de la cámara principal del Xiaomi 13 Pro

También he obtenido muy buenos resultados con la cámara gran angular que en este caso no flaquea en nitidez como sí hacía en el Xiaomi 13 con respecto a la cámara principal, pero creo que no corrige tan bien las líneas verticales como lo hace su hermano menor, pero en cualquier caso ofrece resultados muy destacables que lo sitúan en el top 3 de mejores angulares de la gama alta que hemos visto hasta la fecha.

El ajuste de color es bastante coherente entre las distintas cámaras y todas ellas permiten disparar  a 50 Mpx desactivando el agrupamiento de píxeles, con unos resultados casi tan buenos como el de las fotos procesadas.

Muestra de la cámara gran angular del Xiaomi 13 Pro

La cámara telefoto del Xiaomi 13 Pro tiene una característica muy especial ya que cuenta con un grupo de lentes flotantes que se mueven para variar la distancia de enfoque permitiendo hacer fotos con enfoque al infinito en las tomas de telefoto convencional, y convertirse en una cámara Macro con enfoque a 10 cm de forma automática y con una detección realmente rápida.

Con ambos sistemas de enfoque he obtenido buenos resultados, en gran parte ayudado por una estabilización que permitía mantener el foco en objetos más alejados, pero no hay que quitarle méritos a un procesado que deja un aspecto bastante natural.

Muestra de la cámara telefoto del Xiaomi 13 Pro

En escenas con poca luz es donde el sensor principal usa la ventaja de contar con fotositos más grandes capaces de captar mejor la luz, pero con un procesado que no trata de convertir la noche en día manteniendo los cielos en su tonalidad negra real y no azul.

En el resto de cámaras decae un poco más la nitidez y se pierden algunas texturas, pero no tanto como cabría esperar y consigue mantener el tipo aplicando un filtro de enfoque.

Muestra del modo nocturno del Xiaomi 13 Pro

Xiaomi repite la misma estrategia en el modo Retrato del Xiaomi 13 Pro que ya hemos visto en el Xiaomi 13. Utilizar la cámara telefoto para conseguir un desenfoque óptico del fondo con un aspecto mucho más natural, y emular la estética de algunos de los objetivos míticos con los que el fabricante alemán se ha ganado su prestigio.

La principal diferencia con respecto al Xiaomi 13 la encontramos en la calidad los sensores que monta el modelo Pro.

Esta ventaja queda patente en unas pieles con mayor nivel de detalle y un procesado de fondos más natural, permitiendo eliminar el ruido en las escenas con luz más compleja sin que se resienta la nitidez.

Muestra del modo retrato del Xiaomi 13 Pro

Con la cámara frontal volvemos a tener las mismas sensaciones que con el Xiaomi 13, una cámara que en cuanto a calidad óptica no está nada mal, pero el procesado no termina de acertar con la exposición y termina por dejar unos selfies bastante planos.

Las pruebas de vídeo con el Xiaomi 13 Pro confirman las mismas debilidades en el procesado de vídeo que también me encontré en el Xiaomi 13. Con 8K a 24 fps, el movimiento hace que pierda nitidez, lo cual obliga a bajar las expectativas a 4K y si se quiere activar el HDR, las opciones se reducen a 4K a 30 fps. Para conseguir una estabilización adicional, las alternativas no pasan del 1080p a 30 fps.

Gran optimización de consumo en baterías por debajo de los 5.000 mAh

El consumo de batería de los móviles está directamente relacionado con la eficiencia del procesador en la relación de potencia por vatio. Los Xiaomi Series 13 son una muestra más del buen trabajo que ha hecho Qualcomm con sus Snapdragon 8 Gen 2.

El Xiaomi 13 monta una batería de 4.500 mAh, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta que estamos ante lo que en 2023 podría considerarse un móvil relativamente compacto.

Sin embargo, con un uso mixto en el que he pasado la mayor parte del tiempo conectado a una red WiFi y usando apps de mensajería, correo y redes sociales, he obtenido un uso de algo más de 6 horas de pantalla llegando al final del día con casi el 20% de la carga. Lo cual me parece un dato más que aceptable para un móvil de este tamaño y con semejante potencia.

Carga de batería del Xiaomi 13

En proporción, los 4.850 mAh que admite la batería del Xiaomi 13 Pro han sido menos eficientes ya que la pequeña mejora en la capacidad de la batería, se pierde por el incremento en la diagonal de una pantalla que no parece tan bien optimizada pese a que, al menos sobre el papel, regula con más precisión la tasa de refresco.

El resultado en el mismo escenario de uso es de unas 6 horas y media de pantalla, una diferencia mínima con respecto al Xiaomi 13. Cuando he hecho un uso más intensivo de la cámara o he jugado más, la autonomía apenas alcanza las 5 horas y media.

Carga de batería del Xiaomi 13 Pro

La gran diferencia entre ellos surge al cargar la batería, ya que el cargador de 120 W del Xiaomi 13 Pro consigue recuperar el 100% de la carga en solo 27 minutos, mientras que los 67 W del cargador incluido junto al Xiaomi 13 recupera el 100% de su autonomía en 48 minutos.

Ambos modelos cuentan con carga rápida inalámbrica turbo de 50 W, así como carga inalámbrica inversa para cargar otros dispositivos con solo apoyarlos en la trasera de los móviles, aunque esa es una opción que debe activarse desde las opciones de Batería.

Versiones, ofertas y precio del Xiaomi 13 y 13 Pro

Xiaomi trae al mercado español a sus dos buques insignia con unas configuraciones y acabados muy concretos.

En el caso del Xiaomi 13, ya se puede comprar en acabados Blanco, Negro y el atractivo color Verde que luce la unidad que he estado probando, con opciones de 8 GB por 999,99 euros y 12 GB de memoria RAM por 1.099,99 euros.

Xiaomi 13

Xiaomi 13 es el modelo base de la nueva generación de Xiaomi que apuesta por un rendimiento destacable y buenas prestaciones fotográficas y un diseño renovado.
Xiaomi 13-1677346289458

Las opciones se reducen en cuanto a la disponibilidad de almacenamiento, ya que solo se ofrece la opción con 256 GB.

En el Xiaomi 13 Pro las opciones son más limitadas y en España solo podremos elegir el modelo con 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento por 1.399,99 euros con acabados cerámicos en Blanco y Negro (que en realidad es más como un gris grafito).

La opinión de Computerhoy.com: ¿merece la pena comprar el Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro?

Quitarse el sambenito de ser una marca de móviles buenos y baratos no va a ser una tarea sencilla, sobre todo cuando Xiaomi ha abanderado esa premisa para arrasar en los mercados de todo el mundo.

No obstante, al César lo que es del César. Si lo que en Xiaomi quieren es hacerse un hueco en la gama alta, con móviles con un precio acorde a esta categoría, los Series 13 son un argumento de peso ya que cumplen con las expectativas que cualquier usuario exigiría a un smartphone premium de cualquier otra marca.

Personalmente, me ha gustado más la experiencia de uso en mano que entrega el Xiaomi 13 por su formato compacto y su excelente rendimiento. Si no te gustan los móviles grandes, esta es la elección correcta.

Xiaomi 13 Pro

El buque insignia de Xiaomi apuesta por un hardware de primer nivel con una triple cámara de 50 Mpx firmada por Leica y 5.000 mAh de batería. El sistema operativo es MIUI 14

Por otro lado, me gusta la fotografía y uso mucho la cámara, por lo que es aquí donde el Xiaomi 13 Pro pone todos sus argumentos sobre la mesa con un apartado fotográfico indiscutiblemente superior situándose entre los mejores móviles fotográficos del año.

Más allá del impacto mental que supone ver un precio de más de 1.000 euros junto a un smartphone de Xiaomi, lo cierto es que analizando su hardware y prestaciones, la valía de los Series 13 es innegable, y su precio queda justificado.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Análisis

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Nuestra valoración

Xiaomi 13 y Xiaomi 13 Pro son dos móviles que comparten procesador Snapdragon 8 Gen 2 y buena parte del hardware ofreciendo una experiencia de uso realmente buena. Al alianza de la marca con Leica ha hecho que su apartado fotográfico destaque, sobre todo en el Xiaomi 13 Pro con tres cámaras de 50 Mpx.

Lo mejor

  • Snapdragon 8 Gen 2
  • Buena autonomía
  • Calidad fotográfica

Lo peor

  • MIUI 14 necesita una vuelta
  • Acabados atrapahuellas
  • Precio
94