Logo Computerhoy.com

Errores que seguramente estás cometiendo que ralentizan tu conexión WiFi

Foto del redactor David Hernández

Redactor Colaborador

Router
Foto del redactor David Hernández

Redactor Colaborador

Esos pequeños errores que solemos cometer en nuestro hogar y que nos privan de contar con una velocidad alta de Internet.

Cuando nuestro Internet va lento, lo primero que hacemos es echar la culpa al operador que nos proporciona el acceso a Internet, pero es probable que si tu Internet es lento sea cosa tuya que de algo externo.

Y es que existen una serie de errores que mucha gente está cometiendo y que ralentizan o empeoran la conexión WiFi a Internet, y suelen ser errores que podemos solucionar de una forma tremendamente sencilla en tan solo unos minutos y que seguro no vas a volver a cometer.

A veces somos nuestro peor enemigo con la conexión a Internet, básicamente porque no estamos sacando el máximo provecho del router o del módem.

Así que te damos a conocer cuatro errores que están cometiendo muchas personas y que al solventarlos se mejorará de forma considerable la conexión a Internet.

No es lo mismo el módem que el router

El módem es la caja que lleva la conexión a Internet a nuestra propia casa y que suele venir en la forma de un conector de cable en la pared.

El router es ese aparato que se conecta el módem y que distribuye el WiFi por todo nuestro hogar.

Con esto claro, entenderás mejor los siguientes errores.

Errores que seguramente estás cometiendo que ralentizan tu conexión WiFi

No escondas el router

Como dijimos, el router es el dispositivo que distribuye el Internet por todo nuestro hogar. Lo debemos tener en el lugar central de nuestra casa, sin ningún tipo de dispositivo electrónico cercano y lo más lejos posible de alguna pared.

Debe estar en un lugar visible, nada de guardarlo en un cajón o armario, dado que si lo guardamos perderemos intensidad de señal.

También debes evitar ponerlo junto a otros dispositivos electrónicos como una pecera o un microondas, porque van a existir interferencias.

Tampoco lo dejes entre varias paredes, porque entonces será más difícil que llegue una conexión estable al resto del hogar.

Que no te engañen los operadores con la velocidad de Internet

En la mayoría de las ocasiones, no es necesario que contrates una velocidad de fibra excesivamente alta, porque está demostrado que cada usuario solo aprovecha una mínima fracción de la misma.

De esta forma, velocidades de fibras superiores a los 300 MB no son necesarias a no ser que vivan muchas personas en tu casa o te dediques profesionalmente a un trabajo que requiera de una alta velocidad de conexión.

Lo recomendable es que contrates un plan básico de Fibra, unos 100 MB aproximadamente, y si ves que requieres de más velocidad, pasar después a uno superior.

Puedes comprar tu propio router

Los operadores de Internet facilitan el propio router al usuario, un router que tendríamos que devolver si decidiéramos darnos de baja del servicio.

Si bien esto puede tener cierta ventaja, los routers que suelen ofrecer los operadores no suelen ser precisamente los mejores del mercado, por lo que si tienes tu propio router, tus velocidades de Internet podrían mejorar considerablemente y también la seguridad.

Este último caso es solo si te lo puedes permitir, dado que en general los router que suelen ofrecer los operadores de Internet suelen ser aceptables.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: WiFi, Routers