Logo Computerhoy.com

El truco viral del papel de aluminio para ahorrar en calefacción: ¿sirve realmente para algo?

Un sencillo y eficiente truco que te permitirá poner la calefacción menos tiempo e incluso a menor temperatura, algo que se verá favorecido en la factura posterior.

Mujer sentada cerca de un radiador

Freepik

En pleno invierno y con muy bajas temperaturas, aunque queramos ahorrar, no nos queda más remedio que poner la calefacción, y eso hará que nos llevemos un pequeño disgusto cuando recibamos la factura correspondiente.

Sin embargo, con unos pequeños trucos, y aprovechando una serie de elementos que tenemos ya en nuestro hogar, podemos hacer que el calor se distribuya mejor, poner durante menos tiempo la calefacción y, por lo tanto, ahorrar unos cuantos euros en la factura, que siempre es de agradecer.

Y ahora, nuestros compañeros de Business Insider nos muestran un truco muy sencillo que solo requiere de cartón y papel de aluminio, y que seguro que tienes en tu casa o que podrás conseguir muy fácil.

Para realizar este truco, debes aprovechar un buen trozo de cartón y envolverlo con papel de aluminio. Una vez que lo hayas realizado, debes colocarlo en el hueco que hay entre el radiador y la pared.

Debemos cerciorarnos de que el lado del papel de aluminio quede mirando hacia el radiador y la parte del cartón esté pegado a la pared.

Con esto conseguiremos que el cartón envuelto actúe como si fuera un panel reflectante con lo que conseguiremos que el calor se distribuya mejor por toda la sala, y gracias al papel de aluminio.

También evitaremos que la pared absorba el calor que desprende la calefacción, por lo que perderemos menos temperatura y ahorraremos más.

Con ello conseguiremos poner la calefacción durante menos tiempo e incluso a menor temperatura, algo que se notará en la factura posterior.

Si no quieres utilizar aluminio ni cartón, siempre puedes adquirir paneles reflectantes en tiendas de bricolaje a bajo precio.

Otros consejos para ahorrar dinero en calefacción

Además del consejo anterior que te invitamos a que lo realices porque es muy barato y muy sencillo, hay otros pequeños gestos que podrías realizar para ahorrar factura en la calefacción.

Uno de ellos es cerrar las puertas para calentar solo la sala en la que estemos, algo que provocará que con mucho menor tiempo, podemos calentar toda la estancia dado que no se escapará el calor.

Por otra parte, cuando necesites ventilar la casa, realízalo en las horas de mayor temperatura como al mediodía. 

También puedes ampararte en sacos de calor, bolsas de agua caliente, mantas y diferentes aislantes para pasar menos frío.

Y es que cualquier pequeño truco que nos ahorre unos cuantos euros de la factura será siempre bienvenido.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.