Logo Computerhoy.com

Lexus está haciendo lo imposible: un coche eléctrico con marchas

Prueba Lexus NX 450h+ 2021

Parece imposible, pero no lo es. Al menos no quieren que así sean en Lexus, marca de coches de lujo de origen japonés. Conocida por ser la Mercedes nipona, en esto consiste su experimento que ha empezado a desarrollar junto a Toyota.

Toyota está desarrollando una transmisión manual que espera utilizar en sus futuros coches eléctricos, con la intención de hacer más atractiva la conducción de los vehículos eléctricos para aquellos conductores occidentales que adoran meter marchas.

El proyecto está a cargo de Lexus, empresa que será la encargada de desarrollar los coches eléctricos de alta gama de Toyota en el futuro en uno de esos movimiento automovilísticos que nadie vio venir.

Unir los conceptos de transmisión manual con un sistema de propulsión eléctrico puede parecer contraproducente, pero Lexus insiste en que el alcance de la tecnología va más allá de la simple acción de cambiar de marcha, ya que constituye la base de la experiencia real de conducir.

Abajo tenemos un vídeo de cómo funciona esta tecnología, la cual se asemeja mucho a un coche manual tradicional de los que ahora mismo circulan por nuestras carreteras. El futuro del eléctrico podría ser así... si este proyecto sale adelante.

Así funciona el sistema de cambio manual de Lexus

En lugar de instalar físicamente una transmisión manual mecánica en el extremo trasero de un motor eléctrico, esta tecnología utiliza una palanca de cambios y un pedal de embrague desconectados que emplean controladores hápticos para generar sensaciones en el conductor.

Esto se combina con un software inteligente y generadores de sonido en el habitáculo para crear una experiencia completa. Ambos elementos no están conectados físicamente a nada, pero utilizan tecnología ya disponible en los coches actuales para crear una respuesta virtual.

El pedal de embrague virtual es algo que ya se ha introducido en un par de modelos que incorporan sistemas de embrague por cable. Evo nos recuerda que Hyundai utiliza esta tecnología en su supermini i20 y Koenigsegg utiliza su propio sistema en la compleja transmisión multiembrague.

Este sistema recrea la sensación de un pedal de embrague accionado mecánicamente a través de un conductor háptico en el propio pedal, de forma similar a los motores conectados a los sistemas de dirección eléctrica contemporáneos. En el fondo es como crear un simulador de manual.

Sin embargo, este sistema no se limitará a proyectar información localizada sobre el pedal del embrague y la palanca de cambios, sino que también aumentará el par que proporciona el tren motriz del coche eléctrico. Los cambios torpes se traducirán con precisión: incluso podrás calarlo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Coche eléctrico