Logo Computerhoy.com

Europa “se la pega” con el coche eléctrico en 2022

Motor
Fábrica de coches

Tenemos que hacer una transición obligatoria del coche de combustión al eléctrico si queremos ajustarnos a los plazos que nos ha dado la Unión Europea. Por desgracia, en el viejo continente no lo estamos consiguiendo.

El coche eléctrico tiene que ser la norma de la Europa de 2030. O eso nos han vendido desde las instituciones europeas. Y si bien esto lo tenemos claro todos, parece que a los fabricantes de automóviles les está costando coger ritmo.

Ahora mismo empresas como MG, Volkswagen o Ford han apostado por transformar sus fábricas para satisfacer la demanda de coches eléctricos, y si bien unas compañías van mejor que otras, la realidad es que esta transformación parece segura.

Compañías chinas, europeas y americanas han decidido apostar todo al eléctrico pese a las limitaciones actuales que estos tienen, como la autonomía, los tiempos de carga y la falta de semiconductores y baterías.

Pero como el cambio es obligatorio, en 2035 en Europa no se podrá vender coche de combustión, las marcas con más poder han decidido gastar miles de millones de euros para llegar a la próxima décadas preparados y con modelos suficientes como para afrontar la transformación.

El proyecto europeo no llega a despegar

Pero, ¿están los continentes llegando a los mínimos exigidos? Ahora mismo, por suerte para las compañías, no hay un número mínimo de coches eléctricos que tengan que producir, pero sí es cierto que tienen que comenzar ya a producir si quieren llegar a tiempo a la próxima década.

En este sentido, Europa es el continente donde más marcas de coche hay y que más peso tiene en la industria automovilística. Y, a su vez, es la única que ha bajado el ritmo en la producción de coches eléctricos. Malas noticias para el proyecto eléctrico, que no tiene tiempo de carga que valgan.

Gigafactory de Tesla

Según datos oficiales, la fabricación de coches solo bajó en Europa, un 2,4 % menos durante los tres primeros trimestres para un total de 9,73 millones de unidades, mientras que en América del Norte subió un 11,8 % hasta 7,88 millones de unidades y en Asia un 11,6 % superando los 29 millones de unidades.

También la producción aumentó en Oriente Medio y África un 27,8 % con más de millón y medio de unidades y en Sudamérica, un 12,4 % superando también la barrera del millón y medio de coches. Si bien los porcentajes son importantes, Europa mantiene el segundo puesto como productor mundial del coche eléctrico.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además