Skip to main content

En Google Stadia, los juegos no caducarán incluso aunque desaparezcan de la plataforma

Google Stadia

09/07/2019 - 10:29

Antes del lanzamiento de Google Stadia van aclarándose algunos de los términos de uso que preocupan especialmente a los futuros usuarios. Al ser un servicio distinto al que ofrecen las consolas habitualmente, la pertenencia de los juegos y otros factores son de relevante importancia para quienes valoran contratar la plataforma.

El servicio de suscripción Google Stadia se pondrá en funcionamiento en noviembre de 2019 y es una de las grandes apuestas de la compañía que tiene la intención de entrar en el mundo del videojuego con toda la fuerza posible. Aunque a día de hoy la información siga llegando a un ritmo demasiado lento.

Google ha informado de que los juegos seguirán disponibles en su plataforma y el cliente tendrá derecho a seguir jugándolos aunque sus creadores abandonen Stadia. Si hace poco se informó de que Microsoft iba a borrar todos los ebooks comprados por sus clientes y que dejarían de estar activos, desde Google se niega esa posibilidad y se podrá continuar con las partidas guardadas.

Google confía tanto en Stadia que no hará una versión beta

En cuanto a la posibilidad de partidas multijugador, desde Stadia se ha aclarado que será posible combinar hasta cuatro controladores que permitirán partidas de varios jugadores.

Respecto a la posibilidad de jugar en teléfonos móviles. Por ahora, Stadia solo estará disponible en un número muy limitado de dispositivos según parece. Básicamente, los modelos Pixel 3 y Pixel 3a. En cuanto a tablets, solo en las que funcionen con Chrome OS. Aunque este punto queda pendiente de más novedades y es posible que de aquí a noviembre existan mayores compatibilidades, ya que una limitación similar podría poner techo a la clientela.

Para realizar la suscripción no será necesario hacerla desde una cuenta de Google que sea la propietaria del servicio. Existirá mayor laxitud para habilitar la opción de hacer regalos, migraciones y, en definitiva, no limitar demasiado las posibilidades. Al fin y al cabo, la idea es lograr el mayor número de suscriptores.

Ver ahora: