Apple podría comenzar a fabricar sus propios chips

Apple podría comenzar a fabricar sus propios chips

Existían rumores de que Apple podría seguir este camino tarde o temprano. Para una compañía tan centrada en la integración y el control de todos los pasos del proceso de producción tiene sentido. Y hoy, hay una aparente confirmación de la noticia. Apple habría comprado parte de un fabricante de chips y componentes electrónicos con el propósito de tener control sobre los procesos de fabricación de las partes que integran sus dispositivos.

Apple construyó un imperio sobre la base de que el hardware y el software de un ordenador debían ser construidos por la misma compañía. Sólo de esa manera era posible garantizar el funcionamiento con los estándares de calidad que la compañía de Cupertino espera. Desde la época del Macintosh este fue un mantra de Steve Jobs y por tanto de la compañía entera.

Sin embargo, a medida que la oferta de productos de Apple creció en términos de amplitud y de cantidad de unidades, se hizo evidente que la aproximación no podría sostenerse. Es así como Apple estableció convenios con diferentes compañías alrededor del mundo para que fueran proveedores de componentes para los diferentes modelos de ordenadores, iPods, iPhones, y iPads.

Sin embargo, el interés de Apple por controlar de la manera más estrecha posible todos los procesos que tuvieran que ver con su negocio estaba siempre presente. Y esa atención al detalle ha causado que sus relaciones con las compañías que fabricaron chips y otros componentes no siempre fueran satisfactorias. Ni cordiales. 

Con el fin de tener más injerencia sobre el proceso de diseño de los chips utilizados por sus productos, Apple compró en el 2.008 a P.A. Semi, una compañía cuya experiencia en el diseño de procesadores le dio a la compañía de Cupertino más herramientas para guiar las futuras versiones de los componentes utilizados por sus dispositivos.

Pero la fabricación misma de los chips es un proceso en el que Apple tenía que confiar en terceros. Notoriamente, en Samsung, uno de sus rivales principales en el medio, y uno con quien Apple ha tenido una larga batalla legal que se ha extendido por años. Cuando a finales de Junio Apple anunció que dejará de utilizar los chips fabricados por Samsung, todos sospecharon que se venía un cambio, aunque casi nadie esperó que tomara la forma que se rumorea.

Según los datos disponibles, es muy posible que Apple haya realizado la compra de una parte de United Microelectronics Corporation, una compañía basada en Taiwan. A pesar de que Apple, al abandonar la sociedad con Samsung se alió con la Taiwan Semiconductor Manufacturing Company, al parecer decidió invertir su dinero en otra compañía. Los motivos finales de la decisión no están claros, así como tampoco lo está la veracidad de la información; pero lo que sí es claro es que de ser cierta, Apple está decidida a mantener un control más estrecho que nunca alrededor de todos sus procesos productivos. Y esto sólo puede redundar en mejores productos y clientes más satisfechos.