Oontz ofrece altavoces con Bluetooth a un precio muy cómodo

Altavoz Oontz

En altavoces y sistemas de sonido, hay dispositivos para todos los gustos y ofertas de precio que se acomodan a todos los bolsillos. Están los sistemas de sonido reconocidos a nivel mundial de Amar Bose (con o sin cables), la línea de soundbars de Sony o los docks para iPhone de Phillips. Muy versátiles y muy variados en sus precios todos ellos. Y ahora tienen un nuevo competidor, el Oontz XL, producido por Cambridge SoundWorks. 

Aunque el mercado de los altavoces inalámbricos tiene un alto nivel de competición, el Oontz XL le apuesta a sus características fuera de lo común para triunfar en el mercado. 

Para empezar, su diseño ligeramente curvado en la parte frontal le permite reducir la distorsión acústica causada por refracción de aire en otros altavoces mientras que su parte trasera, también con forma de curva, ayuda a reducir aún más la distorsión y vibración que resultaría del aire circulando dentro del sistema.

Adicionalmente, sus bajos resuenan de forma clara y potente gracias a los drivers de precisión, que aseguran tonos altos y bajos y un rango medio de sonido equilibrado. 

Los diseñadores de la compañía también le han apostado a la portabilidad del dispositivo y con un peso que no excede las 2 libras (0,9 kg), es posible llevarlo a cualquier parte que se desee para asegurar el mejor sonido sin tener que estar preocupados por las dimensiones o el lío que significaría cargar con un aparato pesado por todas partes. 

Pero esas no son sus características más importantes. Gracias a su batería recargable, se puede escuchar toda la música almacenada en el smartphone o el reproductor de música hasta por 10 horas. Un pequeño detalle: ¿si la batería del smartphone no dura tanto cuando se conecta por Bluetooth, cómo es posible reproducir contenido por tanto tiempo?

El altavoz incluye un puerto USB para cargar el teléfono o el reproductor cuando la batería falle. Y en caso de no tener Bluetooth integrado al dispositivo -como puede ser el caso con un iPod de cuarta generación-, un cable para conectar el dispositivo a través del puerto de audio soluciona ese inconveniente. 

Muchas veces, cuando recibimos una llamada al móvil, debemos desconectarlo del puerto para contestar. Con el Oontz XL, eso será cosa del pasado. El altavoz viene con un micrófono integrado, así que solamente hay que acercarse un poco para hablar, y ya está. Después, que suene la música.

Incialmente será presentado en los Estados Unidos por 100 dólares. Ojalá llegue pronto al mercado nacional para tener una razón más y seguir con la fiesta, sin que nuestro smartphone o reproductor preferido muera en el intento

Fuente de imagen: CNET