La tecnología que llegará durante el año 2015

Previsiones tecnología 2015

Si ya has cumplido los 35, seguro que en tu memoria aún quedan resquicios de ese imaginario colectivo en el que la tecnología del futuro estaba lleno de robots, coches voladores y una sociedad totalmente informatizada y controlada.

Las películas y literatura de ciencia ficción de los años 60, y que tanto éxito tuvieron en los 80, tienen parte de la culpa. Y hay que reconocer que algunos títulos, como “1984” de George Orwell o “Fahrenheit 451” de Ray Bradbury, no andaban muy desencaminados.

Mientras que otros, tal vez porque pertenecen más al género del entretenimiento, se dejaron llevar demasiado por la imaginación. ¿Recuerdas el escenario de la segunda entrega de la trilogía de “Regreso al futuro”? Pues eso era 2015.

Regreso al futuro 2El futuro que aparecía en la película "Regreso al futuro II" tenía lugar en 2015.

Más objetos inteligentes

Todavía no tenemos máquinas que nos teletransporten, ni monopatines que rueden a medio metro del suelo, y ni tan siquiera un recurrente vehículo al que le dé lo mismo circular sobre la carretera que volar por el aire.

Tampoco tiene pinta de que en los próximos meses la tecnología de 2015 no permita ser testigos de estas innovaciones, aunque sí se espera que algunas de las tecnologías que pueden hacerlo posible empiecen a popularizarse.

Parte de la culpa de que estas fantasías se puedan hacer realidad la tiene el Internet de las Cosas, o IoT (en sus siglas en inglés, Internet of the Things). Un concepto algo difuso con el que se engloban todas aquellas tecnologías que permiten la interconexión entre objetos y les dotan de cierta autonomía.

Se espera que sea en 2015 cuando, lo que hasta ahora eran poco más que proyectos, empiecen a materializarse en propuestas más concretas. Pero, siendo realistas, los siguientes doce meses no son tiempo suficiente para su adopción definitiva. Habrá que esperar un poco más para que despeguen y, lo más importante, que aunque estén a nuestro alrededor no las percibamos porque no serán intrusivas.

El Internet de las Cosas: llega la era de los objetos inteligentes

Aún así, desde la consultora IDC (International Data Corporation), señalan al Internet de las Cosas como una de los aceleradores de la innovación más importantes para el crecimiento de las tecnologías de la información (TI) durante el próximo año.

“La invención de ‘cosas’ inteligentes y cada vez más conectadas impulsará el desarrollo de miles de nuevas soluciones”, recoge esta empresa de análisis en su informe de predicciones para 2015.

A este concepto emergente también le dedican un extenso apartado dentro del informe Perspectivas de la Agenda Global 2015, elaborado anualmente por el Foro Económico Mundial, y que recoge, en palabras del presidente de Smart+Connected Communities de Cisco, Anial Menon, que “ la conexión de un objeto a cualquier otro objeto no transformará necesariamente la forma en que vivimos o hacemos las cosas “.

Y añade: “es mediante la conexión de las cosas a los procesos y, a continuación, el uso de los datos resultantes  lo que va a cambiar la forma en que nos comportamos. El Internet de las Cosas va a ser la base, pero serán los modelos de negocio los que van a cambiar nuestras vidas”.

No hay estimaciones sobre el número de objetos que estarán conectados en 2015, pero Gartner los cifra en 200.0000 millones para 2020. Esta misma consultora también prevé que para ese año la industria del IoT generará unos ingresos de 7 billones de dólares a nivel mundial.

ThingfulEn Thingful.net puedes consultar un mapa con todos los objetos conectados.

Una nube llena de datos

Como bien apuntaba el portavoz de Cisco, al desarrollo del Internet de las Cosas va asociado, inevitablemente, a un incremento de la actividad relacionada con la recopilación y análisis de datos.

Por su parte, IDC estima que para 2015 el software y hardware dedicado a ello crecerá en algo más de 101.000 millones de euros, y apunta a que las grandes cadenas de suministro de datos crecerán en importancia. Dentro de ellos está, sin lugar a dudas, “la nube”.

La nube es el trastero definitivo, espacioso y sin humedades

Para hacer frente a este nuevo entorno “en el mercado 'Cloud' veremos nuevas asociaciones entre “extraños compañeros de cama”, como Facebook con Microsoft o colaboraciones de IBM o Amazon con HP para poder ampliar sus oportunidades”, describe Frank Gens, vicepresidente señor y analista de IDC. Como consencuencia, en 2015 se espera una transformación de los centros de datos para incrementar, no sólo su capacidad de cálculo, también la de almacenamiento.

Esto provocará, junto a la mencionada explosión de “la nube”, “un aumento de las innovaciones en hardware, así como la consolidación de los proveedores de servidores, almacenamiento, software y redes”. La consultora también cree que a este nivel, durante el año que viene, se producirán dos o tres grandes fusiones, adquisiciones o reestructuraciones de grandes empresas.

Impresora 3DEn 2015 asistiremos al despegue definitivo de la impresión de objetos en 3D.

Smartphones más baratos

Durante 2005 los mayores generadores de datos, sin lugar a dudas, seguirán siendo las tecnologías móviles, que experimentarán un crecimiento del 13% en 2015. Dentro de esta categoría, y de nuevo según IDC, las ventas de teléfonos inteligentes y tablets se ralentizan, pero representarán el 40% de todo el crecimiento de gasto en TI previsto para el próximo año, superando los 392 mil millones de euros.

Esta desaceleración en la venta de smartphones ya se venía anunciando desde hace meses, y sólo hay que echar un vistazo a las cifras. Mientras que en 2014 el crecimiento con respecto al año anterior fue de 26,3%, con 1.300 millones de smartphones vendidos, el ritmo baja en 2015 con unas ventas de 1.400 millones de unidades en todo el mundo.

Cuáles son los mejores móviles baratos dentro de la gama media

Parece que este crecimiento más pausado se mantendrá en los próximos años. La misma consultora cifra en 1.900 millones los smartphones que se venderán en 2018. Para entonces, Android seguirá manteniendo su liderazgo con un 80% de cuota de mercado, seguido por Apple con un 12,8%, y Windows Phone que incrementa su presencia al 5,6% (con respecto al 2,7% de 2014).

“La estrategia de Apple de precios elevados asegura un aumento de sus ingresos totales, a pesar de un retroceso en su cuota de mercado. Mientras tanto, el enfoque multifacético de Android –con versiones de todo tipo y de bajo costo– producirá resultados mixtos y permite una mayor penetración en mercados emergentes”, describe el jefe de investigación de Mobile Phones de IDC, Ramón Llamas.

“Esto puede dar lugar a una presión adicional sobre sus socios proveedores, que tendrán que buscar una mayor diferenciación de sus dispositivos en el competitivo mercado de los teléfonos inteligentes”.

ZTE BladeLa gama Blade de ZTE ha vendido ya 20 millones de unidades en todo el mundo.

El gigante asiático

También se ha detectado una tendencia por la compra de modelos más económicos, y gran parte de la culpa la tiene la consolidación de marcas como ZTE o Huawei, y la irrupción en el mercado de fabricantes como Xiaomi o Meizu.

“El impacto de los jugadores chinos en el mercado mundial se reflejará en una carrera de fondo cuando se trata de precio. Aunque los teléfonos ‘premium’ no van a desaparecer, estamos viendo mejores especificaciones en los smartphones más asequibles. Los consumidores ya no tienen que irse a los modelos de alta gama para asegurarse de que van a obtener un hardware y experiencia de calidad”, apuntan desde IDC.

Esta influencia oriental experimentará un considerable aumento el año que viene y representará un 43% del crecimiento mundial de la industria TIC. Es previsible que un tercio de los smartphones que se vendan durante 2015 serán chinos.

Descubre cuáles son los 10 mejores móviles chinos con Android

Pero aquí no queda todo. China tiene un gran mercado interno, y ahora está traspasando sus fronteras ganando prominencia. El caso más evidente es Alibaba, una tienda online que factura más que eBay y Amazon que en septiembre debutó en la bolsa de Nueva York. En tan sólo tres horas alcanzó un valor de casi 187.000 millones de euros.

Este interés en Wall Street por una empresa china de comercio electrónico también pone en evidencia una tendencia creciente: las ventas online como grandes impulsoras de la economía durante 2015, algo que ya se detectó claramente en 2014.

Según datos ofrecidos por Rakuten, dedicado al comercio online, el año pasado las ventas aumentaron un 20,1% superando los 1,5 billones de dólares por primera vez a nivel mundial. Esta tasa de crecimiento del e-commerce tenderá a reducirse en 2015. Aún así se prevé que los comercios vean un aumento de las ventas online alrededor de un 17,7%, llegando a los 1,77 billones de dólares.

El mercado de los wearables en 2015

La tecnología que se lleva

A lo que todavía, que sepamos, no le han puesto el ojo los chinos es a las prendas tecnológicas, más conocidas como wearables. Aunque sólo hay que darles tiempo. Mientras, IDC afirma que 2015 será su año, al menos en cuestión de innovación. Otra cosa es cómo se vea reflejado esto en las ventas, para lo que no son tan optimistas.

Eso sí, no dudan de que 2015 marque un punto de inflexión, tal y como muestra la gráfica de la página anterior, que en 2018 el 11,9% de las ventas será de prendas inteligentes. Una categoría a la que pertenecen sólo una parte de los “wearables”: aquellos que son completamente autónomos y no precisan de ningún otro dispositivo para funcionar.

Este no es el caso de los dispositivos que, de momento, más triunfan: los smartwatches o relojes inteligentes. Casi todos precisan de un smartphone para sacarles utilidad y su calado entre los usuarios todavía es limitado.

Quizá el espaldarazo definitivo venga de la mano del auténtico creador de tendencias tecnológicas: Apple, algo que ya hizo con su iPhone, en el mercado de los teléfonos inteligentes; y con su iPad, en el de los tablets. Presentó en septiembre su propuesta, aunque ya anunció que no estaría disponible hasta principios de 2015.

Así es el Apple Watch, el reloj inteligente más esperado

El Apple Watch marca algunas diferencias con respecto a su competencia. Para empezar, y siendo fieles a una de las señas de identidad de la compañía, cuidando mucho el diseño con cajas de acero inoxidable y aluminio, y correas de diferentes colores y materiales. Apple Watch, Apple Watch Sport y Apple Watch Edition son sus tres colecciones y están disponibles en dos tamaños de 38 mm y 42 mm.

En cuando a funcionalidad, incorpora una innovación con la Corona Digital, un botón lateral con el que es posible manejar la interfaz prescindiendo de los controles táctiles. Eso sí, sin un iPhone no sirve para nada. A pesar de esto, Apple venderá 50 millones de su smartwatch durante 2015, según el periódico taiwanés especializado en tecnología DigiTimes.

Otra de las grandes esperadas son las gafas de realidad aumentada de Google, de las que algunos afortunados hemos podido probar su primera versión y para los que los desarrolladores se están afanando en crear aplicaciones.

La última noticia que se tiene es que se está preparando una nueva entrega de las Google Glass, esta vez con procesador de Intel que llegará al consumidor final en una fecha indeterminada de 2015. De esta forma Intel entra con fuerza en uno de los puntos clave de su nueva estrategia: los “wearables”.

Apple WatchLa llegada del smartwatch de Apple se espera para principios de 2015.

Tendremos que ser más precavidos

Junto a todas estas previsiones, no hay que perder de vista que a medida que aumenta la presencia de la tecnología en todos los ámbitos de nuestra vida, también se produce un incremento de los riesgos a los que estamos expuestos. A mayor número de objetos conectados, más problemas de seguridad y privacidad.

El mundo de las finanzas y el de las redes corporativas centrarán los esfuerzos de los ciberdelincuentes el próximo año, según las predicciones de Kaspersky Labs, empresa especializada en el desarrollo de soluciones de seguridad. Y lo harán de forma cada vez más sofisticada.

Sigue estos 10 consejos para proteger tu información y tus datos

Hasta ahora atacaban directamente a los usuarios, por ser el eslabón más débil de la cadena. Sin embargo, en 2015 su objetivo serán los propios bancos y los cajeros automáticos, para los que desarrollarán programas maliciosos para robar dinero en efectivo. En la empresa, las impresoras en red se convertirán en la puerta de acceso a datos muy suculentos.

Tampoco se libran los sistemas de pago virtuales. Hasta ahora los ataques al estándar NFC no les había reportado demasiados beneficios, sin embargo, la adopción de Apple Play les da una nueva oportunidad para aprovecharse de sus vulnerabilidades.

En el mismo informe de IDC al que hacemos mención a lo largo de este artículo, señalan el acceso biométrico en los dispositivos móviles y el cifrado en la nube a la cabeza como dos focos en los que hay que hacer hincapié.

El año 2015 no estará exento de novedades, y quizá en el futuro sea recordado como el momento en el que muchas innovaciones largamente esperadas empiecen a materializarse. Veremos...

Calendario tecnología 2015