Skip to main content

Convertir los gases de carbono en un nuevo combustible sostenible para una aviación menos contaminante

An-225 Mriya el avión más grande del mundo
Getty Images

03/06/2020 - 09:12

La aviación busca aquella solución que permita transformar sus aviones en un modelo de transporte más sostenible. La empresa LanzaTech podría hacer dado con la fórmula para reutilizar los gases de efecto invernadero.

Conseguir una industria de la aviación más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. La startup LanzaTech anuncia hoy un nuevo proyecto cuyo objetivo es desarrollar combustibles a partir de los gases de efecto invernadero para conseguir aviones más sostenibles. 

Los datos ya lo mostraban, pero con la llegada de la cuarentena, los cielos se han limpiado demostrando que el sector de la aviación es uno de los principales responsables del cambio climático –junto a otros factores, claro está. La pregunta está ahora más en el aire que nunca, ¿cómo podemos hacer más ecológico este modelo de transporte?

LanzaTech propone, junto a sus socios corporativos Mitsui, Suncor y All Nippon Airways, convertir los gases industriales de carbono en etanol y utilizarlo como combustible en los aviones comerciales. Este proceso, aseguran, reducirá los gases de efecto invernadero que emite la aviación actualmente. 

La fermentación de gases consiste en la reutilización de los gases industriales que ahora se expulsan a la atmósfera contaminándola. Con ellos esta startup puede producir nuevos combustibles y químicos sostenibles. A través de esta biología sintética la compañía explica que es capaz de producir más de 100 productos químicos diferentes

"Ahora estamos trabajando para obtener la materia prima ... Nos estamos asegurando de que podamos obtener etanol de baja intensidad de carbono" explica Jennifer Holmgren, directora ejecutiva de LanzaTech. Se van a invertir 85 millones de dólares para respaldar las primeras instalaciones piloto. 

Hasta ahora, las pruebas de la compañía se han basado en convertir las emisiones de plantas de energía y otras fábricas en etanol al inyectarlas en tanques llenos de microbios. Después de conseguir nuevos proveedores de donde extraer esos gases con los que trabajar, LanzaTech se dedicará a construir la instalación para realizar demostraciones, una nueva planta de construcción de combustibles sostenibles que se espera esté lista para 2022