Logo Computerhoy.com

Los 6 mejores consejos para que no te duela el cuello mientras usas el portátil

Escritorio en una casa con un portátil

Nathan Riley/Unsplash

Millones de personas usan portátil en su día a día. Ya sea para trabajar, para estudiar o para jugar. Lo mejor de este tipo de aparatos es su movilidad, pudiendo utilizarlos en casi cualquier lado. Lo peor, curiosamente, son los dolores de cuello que te puede ocasionar el uso indiscriminado.

Todo el mundo usa portátil. Hasta la gente que tiene en su casa un despacho con un buen ordenador de sobremesa, escritorio y un monitor grande usa un portátil. El recurso móvil de tener un portátil es tan práctico que casi nadie se ahorra el tener uno siempre disponible, aunque sea su equipo secundario.

El problema que tienen los portátiles es que nos permiten trabajar o jugar en cualquier lugar, con todo lo malo y bueno que ello conlleva. Te permite trabajar en el tren camino a casa para terminar a tiempo un trabajo. Pero, a cambio, te da un dolor de cuello insoportable durante el trayecto.

Para evitar este mal uso, hoy te traemos una serie de consejos que pueden servirte si usas el portátil a diario y no quiere acabar teniendo que ir al fisio una hora a la semana, con todo lo que ello cuesta.

Seguro que no es la primera vez que lees estos trucos o consejos, pero no por ello son menos útiles. Si puedes pon en práctica todos, ya que estos se suman, no restan.

Hombre con dolor de cuello.

Para cada hora y haz estiramientos

Lo más importante a la hora de utilizar el portátil es tener en cuenta el tiempo que pasamos delante de él. Este consejo vale para cualquier actividad que hagamos sentados y durante muchas horas. Para evitar dolores y que se nos cargue la zona del cuello, levántate cada hora y estira.

Con que hagamos movimiento simples nuestro cuello lo agradecerá. Levántate, mueve suavemente el cuello de lado a lado, hacia delante y hacia detrás, descarga los hombros y deja a tu cabeza descansar sobre el cuello (mirando al suelo).

Este es el consejo más barato y más sencillo. Además, es el que recomiendan todos los fisioterapeutas porque sirve para todo el mundo y evita de futuras y posibles lesiones.

Hombre utilizando un portátil con Windows 11

Unsplash

No utilices el portátil en las piernas

Sí, se llama ordenador portátil. Sí, puedes ponerlo en tus piernas para escribir. Para tareas cortas, claro. Para realizar un trabajo prolongado vas directo a quedarte sin cervicales y sin cuello. Es terrible esta postura para tu salud.

No hay nada natural ni cómodo en encorvarse sobre el portátil. No diseñamos los ordenadores de sobremesa para poner el teclado en nuestro regazo y la pantalla cerca de nuestras rodillas por una razón. El diseño del portátil no es ergonómico, por eso debemos adaptarnos a él.

Soporte para portátiles Nulaxy

Amazon

Eleva el portátil (o la pantalla)

Sacar el portátil de las rodillas es una de las mejores cosas que puedes hacer para aumentar significativamente tu comodidad. La segunda cosa más importante es elevar la pantalla para que no estés mirando perpetuamente hacia abajo, el gran culpable del dolor de cuello.

La forma clásica y barata de elevar el portátil a la altura de los ojos es colocarlo sobre una caja de zapatos o una pilas de libros. Aunque es una buena solución temporal, si quieres algo que tenga un aspecto más profesional, te recomendamos un soporte para portátiles.

Un soporte de portátil ligero y portátil le ayudará a mantener su portátil en una posición ergonómica en casa, en la oficina y en los viajes. Eso sí, te tocará comprar teclado y ratón, pero eso no es caro y sí muy útil.

Vinsetto Convertidor de Escritorio de Pie con Altura Ajustable

Amazon

Utilízalo en una mesa de altura adecuada

Tanto si lo utilizas en la mesa del comedor, como en el escritorio de tu oficina en casa, debes centrarte en un requisito clave: la altura de la mesa que sea ergonómica.

Sentado o de pie, el teclado debe estar a una altura tal que los codos formen un ángulo de 90 grados aproximadamente. No quieres que tus brazos caigan hacia abajo, ni tampoco quieres estirar los brazos hacia arriba.

Ambas posiciones doblan las muñecas y, con el tiempo, provocarán el agravamiento de los túneles carpianos. Si utilizas el portátil tal y como está, sin ninguno de los complementos sugeridos más adelante en el artículo, puedes ajustar la altura de la mesa colocando cosas debajo del portátil, pero no es lo ideal.

Zona de trabajo con una silla de oficina ergonómica y una mesa con ajuste en altura

Unsplash

Combínala con una silla ergonómica

No es necesario gastar miles de euros en una silla ergonómica de primer nivel. Pero sea cual sea el tipo de silla en el que te sientes, tienes que hacer lo posible para que te sirva de apoyo lumbar. Eso significa que no debes sentarte en una silla de madera ni en una que sea 100 % rígida.

Si la silla es incómoda para sentarse y/o no apoya la parte inferior de la espalda de forma adecuada para evitar un encorvamiento lumbar, es de las que no merece la pena.

Y si no utilizas una silla de oficina de altura regulable, es muy probable que su superficie de trabajo y su silla no estén perfectamente alineadas. Por último, la silla tiene que se lo suficientemente alta para que nuestros pies toquen el suelo pero teniendo nuestras rodillas en un ángulo de 90º y no menos.

De todos los gadgets de ordenador que podemos comprar, tanto pantalla como teclado y escritorio, la silla es uno en el que podemos invertir tanto dinero como queramos si esta es buena. Nuestro cuerpo nos lo agradecerá con los años.

Reposapiés Fellowes

Amazon

Eleva tus pies con una plataforma

Por último, el consejo menos importante, pero que puede ayudarte a quitarte ciertos dolores en la espalda, aunque este es más lumbares: reposapiés. La posición en la silla mucha veces no es la ideal para nuestras piernas quienes no se apoyan lo suficiente en el suelo.

Esto hace que haya inestabilidad lumbar y que, durante horas, tenga que esta jugando con nuestra espalda y nuestras piernas, ocasionando dolores a la larga. Para ello la solución es baratísima: un reposapiés. Con todos estos consejos, usar el portátil nunca más te dará dolor de cuello.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Salud