Cambio de hora octubre 2017 al horario de invierno: mitos y verdades

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
cambio horario de invierno 2017 en españa, nueva hora de otoño

Aunque a muchos nos gustaría poder viajar en el tiempo como Martin McFly en Regreso al Futuro la ciencia actual todavía no lo hace posible, por lo que tenemos que conformarnos con algo mucho más "modesto": el cambio de hora al horario de invierno. En la vida real tenemos el privilegio de viajar en el tiempo durante una hora dos veces al año. Hacia adelante en primavera, y hacia atrás en otoño. Este domingo 29 de octubre se produce el segundo cambio de hora de 2017, el paso al nuevo horario de invierno en que a las 03:00 serán las 02:00.

¿Pero cuál es el origen del cambio horario? En sus comienzos no tenía nada que ver con el ahorro de energía, aunque sí con el aprovechamiento de la luz. Pero no para trabajar, sino para... buscar insectos.

En efecto, según cuentan los libros de historia anglosajones, la idea se le ocurrió a un entomólogo neozelandés llamado George Hudson. Su propósito no era universal, sino personal: quería más horas de luz en primavera y verano para poder observar los insectos. Así que presentó una propuesta formal en la Sociedad Filosófica de Wellington en 1895, aconsejando adelantar el reloj dos horas en primavera y recuperarlas en otoño.

Como es lógico, una idea tan radical que además debía ponerse en práctica a nivel nacional, tardó en cuajar. Tuvieron que pasar 20 años hasta que, con la Primera Guerra Mundial, los países europeos comenzaron a sufrir una crisis financiera y energética. Alemania fue uno de los más afectados, así que el 30 de abril de 1916 aprobó el cambio de de hora para ahorrar carbón. Enseguida otros países como Reino Unido o Estados Unidos adoptaron la misma medida.

Un cambio de hora al horario de inviertno, no tan universal

Hoy en día buena parte de los países del mundo practican el cambio de hora al horario de invierno , pero no todos, ni a las mismas horas. La causa es la orientación del Sol con respecto a la Tierra, y la curvatura del planeta. La noche y el día no duran lo mismo en todo el mundo.

Cambio de hora octubre 2015

 

En el Ecuador, por ejemplo, se mantiene más o menos constante a lo largo del año, y por eso no hay cambio de horario. A medida que los países se alejan del Ecuador y se acercan a los polos las horas en las que se atrasan y adelantan los relojes, cambian.

En el Hemisferio Norte todos los países cambian el reloj en marzo y octubre a la misma hora solar, pero en distinta hora oficial según su franja horaria. Por ejemplo en España mañana se atrasa el reloj de las 03:00 a las 02:00, pero en Portugal aunque es en el mismo momento, allí cambiará de las 02:00 a la 01:00.

En la mayoría de Estados Unidos se cambia el horario a las 03:00, pero tienen sus rarezas. Por ejemplo, el estado de Arizona no retrasa la hora pero sí la Reserva de los indios Navajos, que ocupa buena parte de Arizona. Un lío.

En el Hemisferio Sur, al cambiar las estaciones varían también los meses en los que se aplica el cambio de horario. Allí se adelanta la hora el último domingo de octubre o el primero de noviembre y se atrasa el tercer domingo de febrero (Brasil) o el cuarto domingo de marzo (Australia).

¿A quién beneficia el cambio de hora de octubre?

Los expertos no se ponen de acuerdo sobre los beneficios del cambio de horario. Entre otras cosas porque nuestro modo de vida ha cambiado mucho desde que se implantó, hace más de un siglo.

La idea inicial era aprovechar más horas de luz en las estaciones de mejor tiempo, en primavera y verano. Por tanto beneficia a los empleos y las actividades que necesitan la luz solar: turismo, tiendas, reparto, práctica de deporte, aficiones, etc.

Algunos estudios han revelado que también se consigue un ahorro de entre un 2 y un 5% de energía, pero depende mucho de los hábitos de vida y los horarios de la industria de cada país. Este ahorro también implica menos contaminación. Además, al tener más horas de luz solar se reduce el estrés y aumenta el acopio de Vitamina D.

La realidad es que la industria moderna y los horarios de trabajo ya no se rigen por la luz solar (muchas fábricas y negocios funcionan las 24 horas del día) y el consumo de luz eléctrica en los hogares tampoco está asociado al día o la noche, porque lo que más consume es el frigorífico, la televisión, los ordenadores, la calefacción o las consolas, que se usan a cualquier hora.

¿A quién perjudica cambiar la hora?

Cambio de hora 2015

Desde un punto de vista técnico, el cambio de hora suponía un importante transtorno en el pasado: había que atrasar o adelantar todos los relojes a mano, uno a uno, y algunos estaban situados en torres, paredes elevadas y lugares de difícil acceso.

Ahora con los smartphones, las alarmas y los relojes digitales, todos cambian la hora automáticamente, así que no supone mayor problema... salvo que se produzca algún fallo.

En 2010, la alarma del iPhone 4 falló. Un error de programación hizo que no saltase el cambio de hora en las alarmas que se programaban automáticamente. Miles de personas se levantaron de la cama con una hora de retraso, todo un problema si tienes que trabajar o has programado una cita importante. Es una de las razones por las que los cambios de hora se llevan a cabo la noche del sábado al domingo, que es cuando menos gente trabaja.

En 2013, los usuarios de iOS 7 volvieron a sufrir otro problema. En esta ocasión, fue la app Calendario la que se estropeó, fijando mal las citas.

Si el domingo por la mañana tienes una cita importante pon dos alarmas... Por si una falla.

Aunque un cambio de tan sólo una hora no parece importante, la realidad es que afecta a los ciclos del sueño y la alimentación de las personas, especialmente en los niños y ancianos. Durante 4 o 5 días las personas afectadas se levantan con sueño y no tienen hambre a la hora de comer.

Los médicos también han detectado que en los días posteriores a los cambios de horario, los infartos aumentan un 5%.

Los granjeros se quejan de que se ven obligados a cambiar la hora pero sus animales siguen rigiéndose por el sol, lo que produce trastornos importantes a la hora de ordeñar las vacas o recoger los huevos.

Por otro lado, el ritmo de vida moderno en un mundo global, se ve perjudicado. Los cambios de horario tienen muchas excepciones y multitud de empresas trabajan de forma simultánea en todo el mundo a través de Internet, así que no les aporta ningun beneficio porque no usan la luz solar. Todo lo contrario, aumenta el caos en la coordinación de horarios entre filiales, proyectos internacionales o videoconferencias online.

No es extraño que cada vez más voces pidan que se deje de aplicar el cambio de horario, y nos olvidemos para siempre de esta práctica. Otros van mucho más allá y exigen que las franjas horarias se reduzcan, para que por ejemplo en España tengamos la misma hora que en Alemania.

Lo importante: con el cambio de hora de octubre de 2017, ¿dormiremos una hora más o menos?

Mientras esas ideas maduran, la realidad es que en la madrugada del sábado al domingo 29 de octubre, a las 03:00 los relojes volverán a marcar las 02:00. Una hora más para dormir o para disfrutar de la noche del fin de semana. ¿Qué decides?

Cambio de hora octubre 2015

Consejos para reducir los efectos del cambio de hora 2017 al horario de otoño/invierno

  • En el caso de los niños, las personas mayores y aquellos especialmente sensibles a los cambios, es importante acostumbrar el cuerpo poco a poco ( aunque ya es un poco tarde para eso). Los días anteriores a un cambio de hora conviene ir acostándose un poco antes y levantarse más temprano (en el caso del retraso de octubre), para que la transición no sea tan brusca. También, comer un poco antes.
  • Tras el cambio de hora, mantener los horarios anteriores al cambio, pero ir ajustándolos un poco cada día hasta sincronizarlos. Es decir, si tu horario de comida es las 14:00 al retrasar el reloj debes comer a las 13:00, para ir retrasando a las 13:15, las 13:30, etc. los siguientes días, hasta recuperar el horario habitual. Lo mismo se aplica al sueño.
  • Durante los 4 o 5 días posteriores evitar la siesta, porque interfiere en la sincronización de nuestro cuerpo.
  • Hacer ejercicio moderado (pero no antes de acostarse), para favorecer el posterior descanso.
  • Reducir la cafeína y las bebidas excitantes.

[Fuente de algunos datos: Fossbytes]

Curiosidades y secretos del Calendario. ¿Por qué lo utilizamos?