Skip to main content

Estás llenando el lavavajillas mal: evita estos errores y consigue platos más limpios

Lavavajillas

Deposit Photos

12/01/2021 - 06:45

Si tu lavavajillas no deja tus platos limpios, el problema puede ser que no lo cargas bien. Evita estos errores para que tu vajilla quede reluciente y consigue mejores resultados.

El lavavajillas ha pasado a ser un electrodoméstico imprescindible, y a día de hoy está presente en buena parte de los hogares. No es de extrañar: supone una gran ayuda para mantener los platos limpios con poco esfuerzo y sus precios son cada vez más asequibles (puedes encontrar modelos desde 275 euros).

Como sucede con otros electrodomésticos, su eficacia depende del uso que hagamos de él, y por eso es muy importante cargar bien el lavavajillas. Pero, ¿cómo sabemos que lo estamos haciendo adecuadamente?

En ocasiones anteriores te hemos ofrecido consejos para llenar le lavavajillas para ahorrar y que limpie mejor, pero también tenemos que tener presentes errores que se cometen habitualmente que impiden que tus platos queden limpios.

Para sacarle el máximo partido a tu electrodoméstico, presta atención a los errores comunes al llenar el lavavajillas, evítalos y consigue mejores resultados:

  • Enjuagas todo antes de meterlo. Antes de introducir los platos, vasos y cubiertos en el lavavajillas es importante quitar los restos de comida, pero no es necesario enjuagarlo todo, ya que el electrodoméstico se encargará de eliminar la suciedad. Si lo enjuagas, gastarás agua de manera innecesaria.
  • Usas agua fría o poco caliente. Si quieres que las manchas desaparezcan de tu vajilla, es importante usar agua caliente. Lo ideal es que la temperatura del agua sea igual o superior a 50 grados centígrados. 
  • No utilizas cápsulas. El detergente líquido o en polvo para el lavavajillas hace su trabajo, pero las cápsulas ofrecen unos resultados óptimos. Al usarlas no caerás en el error de utilizar demasiado detergente, por lo tu vajilla quedará más limpia.
  • Pones vasos o tazas en el cesto inferior. El cesto superior del lavavajillas está diseñado para ofrecer una limpieza óptima para los vasos y las tazas. Si los pones en la rejilla inferior no quedarán bien limpios.
  • Separas los cubiertos por tipo. Puede parecer lógico separar los cubiertos por tipo, pero es un error, ya que pueden pegarse y no quedarán bien limpios. Lo mejor es mezclarlos para que no aniden unos en otros.
  • Pones utensilios grandes en la canasta de los cubiertos. Evita colocar cucharas de madera, cazos, espumaderas o cualquier otro utensilio grande en la canasta de los cubiertos. Podría golpear contra el aspa que se ubica bajo la cesta superior e impedir el adecuado funcionamiento del lavavajillas.
  • Llenas demasiado el lavavajillas. Carga el lavavajillas con cabeza y evita exceder su capacidad. En caso de hacerlo, los platos no se limpiarán bien y además te arriesgas a que el electrodoméstico se estropee.
  • Utilizas siempre el mismo programa. El lavavajillas tiene diferentes programas adecuados para diversas necesidades. Usa el más adecuado para los elementos que has introducido y su nivel de suciedad si quieres conseguir los mejores resultados.