Skip to main content

Mercadona obligada a realizar una puntualización importante sobre sus mascarillas

Mascarilla supermercado

Depositphotos

20/04/2021 - 11:35

La preocupación por la calidad de las mascarillas y sus componentes empuja a que los clientes pregunten a los supermercados sus dudas.

En el último año se han multiplicado algunas de las tendencias que ya existían antes del coronavirus. Si desde hace tiempo que se veía cómo crecían las informaciones falsas en redes sociales y alcanzaban a un mayor número de usuarios a través de WhatsApp y otros canales, con el coronavirus han crecido, en parte por las novedades que se siguen viviendo, pero también por la preocupación existente.

El tema de las mascarillas fue muy rebatido durante varios meses y, a pesar de que todavía encontramos a personas utilizándolas mal, en general hemos aprendido a distinguir los distintos modelos que existen y sus pros y contras. Sin embargo, tenemos que estar atentos a cuáles compramos porque hay algunas que no resultan recomendables.

Uniendo estos dos temas, se ha vivido en los últimos días la polémica con algunas mascarillas que no se recomiendan al encontrarse en ellas restos de grafeno. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha limitado la comercialización de estas mascarillas y se ha despertado el temor en muchos consumidores.

Este problema a surgido con las mascarillas quirúrgicas tipo IIR del fabricante Shandong Shenquan New Materials. En ellas se encontró el grafeno, pero no es una circunstancia generalizada, aunque los clientes estén preguntando a los comercios sobre este tema.

Mercadona es uno de los afectados por las preguntas de clientes inquietos. Pero, según informa, sus mascarillas no tienen restos de grafeno ni este es uno de los componentes. Esto no ocurre con ninguno de los modelos que comercializa.

En todo caso, hay que apuntar es que si algún supermercado detecta esta situación con sus mascarillas, lo que hará será apartarlas de la venta por motivos obvios. Pero ante cualquier duda, nunca está de más preguntar directamente, como en este caso, en la mayoría de casos es mejor solucionar las dudas que andar con temor sobre posibles riesgos para la salud.