Skip to main content

La NASA quiere recuperar la propulsión nuclear para las próximas misiones a la Luna y Marte

Cohete NASA

02/10/2019 - 11:35

El empeño de Donald Trump por volver a pisar la Luna y llegar antes que nadie a Marte está llevando a la NASA a plantearse la posibilidad de usar propulsores nucleares para acortar el tiempo de viaje hasta estos dos destinos. 

No es la primera vez que la agencias espacial estadounidense experimenta con la propulsión nuclear para hacer más potente un cohete. En 1958 el ejército de Estados Unidos y la NASA construyeron el cohete Redstone, el primero en detonar un arma nuclear

Años después el camino de la NASA parece que vuelve a cruzarse con esta idea. Sus ingenieros plantean crear motor de cohete impulsado por fisión nuclear. Gracias a ello, este motor sería dos veces más eficiente que los motores químicos que impulsan actualmente los cohetes, pero no todo son ventajas. 

A pesar de la simplicidad del concepto, en la práctica la fabricación de estos motores nucleares es mucho más difícil, pueden producir desechos tóxicos, por lo hablar del riesgo de que algo salga mal. Si un cohete con un reactor nuclear tuviera algún fallo en la plataforma de lanzamiento, podríamos estar ante una catástrofe similar a la de Chernobyl

Por eso, la idea que propone la NASA implicaría que el cohete usara un motor químico para elevarse hasta la órbita de la Tierra y únicamente ahí arriba se activaría el reactor nuclear. La enorme cantidad de energía producida por estos reactores podría usarse para reducir el tiempo de viaje a Marte a la mitad.

Bill Emrich, es uno de los mayores expertos de la NASA en propulsión nuclear y tal y como explica a The Wired: "Ir más allá de la luna es mucho mejor con la propulsión nuclear". La carrera de Emrich se ha acelerado en los últimos años desde la llegada de Donald Trump a la presidencia de EEUU. 

Cohete espacial

En 2018, el Congreso de los Estados Unidos destinó 100 millones de dólares al presupuesto de la NASA para el desarrollo de tecnologías de propulsión nuclear. También la Casa Blanca ha emitido un memorando para asignar a la NASA el desarrollo de protocolos de seguridad para operar reactores nucleares en el espacio.

Todo el proceso debería estar listo para 2024 cuando está previsto que despegue el primer vuelo con motor nuclear y la misma fecha límite que Trump propuso para volver a llevar a los astronautas a la Luna.