Logo Computerhoy.com

Este hombre quiere que sentarse en una silla se convierta en un deporte extremo

Este hombre quiere convertir sentarse en una silla en un deporte extremo

Desert Sitting / Laura Kiniry / Atlas Obscura

Todas las personas tienen algún sueño. Unos son más personales, otros más épicos. Robert Silk sueña con uno muy particular: el sentado extremo.

Asociamos el deporte extremo con la acción, el movimiento constante, la velocidad. Robert Silk no está de acuerdo. Es el fundador de la Asociación Internacional de Sentada en el Desierto, en donde es el único miembro. También ha participado en varias sentadas extremas, y las ha ganado todas, al ser el único participante.

Puede parecer una tontería pero, si lo piensas mejor, tiene bastante sentido. Sentarse en una silla no parece ningún deporte extremo pero... ¿Y si sientas a varias personas durante horas en la Antártida, a 20 grados bajo cero, o en el Desierto de Atacama, a 50 grados centígrados, y a ver quién aguanta más?

Sigue siendo una idea loca, pero comienza a entrar en la categoría de deporte extremo, porque exige mucho aguante físico y mental.

Persona en una montaña

A Robert Silk, un periodista al que le gusta pasar tiempo al aire libre, se le ocurrió la idea hace tiempo,   pero se lo tomó como un reto personal.

Ha llevado a cabo varias sentadas extremas en desiertos de Estados Unidos, e incluso ya tiene redactadas unas reglas.

Por supuesto, hay que ir completamente protegidos para el frío o el calor, con las ropa, cremas de protección, gafas de sol, y todo lo que sea necesario. También hay que llevar comida y abundante agua. No se permiten otras bebidas.

Cinta de correr

Durante la sentada extrema es posible levantarse y estirar las piernas, pero solo en breves períodos de tiempo, y no hay que alejarse de la silla.

Están prohibidos los móviles, y cualquier otro dispositivo electrónico. Sí se permite leer libros.

El récord de sentada extrema lo tiene el propio Robert Silk (quién sino), al pasar sentado 14 horas y 27 minutos en el desierto de Mojave, en Estados Unidos. La "hazaña" ha quedado recogida en este documental, que ha recibido varios premios:

Este pionero del deporte extremo también llevó a cabo una sentada extrema en Cuverville Island, en la Antártida, a más de 20 grados bajo cero.

Según explica el propio Silk, lo más duro no es el frío o el calor, sino el pasar 14 horas sentado sin móvil ni televisión, a solas con el paisaje y tus pensamientos.

Su próximo objetivo es organizar una sentada extrema en el desierto de Atacama, en Chile, uno de los lugares más secos de la Tierra. Pero esta vez, con al menos un competidor.

Este nuevo deporte ha arrancado lentamente, pero quién sabe, quizá acabe convirtiéndose en un éxito mundial...

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Productos: Xiaomi 12 Pro

Hoy destacamos

Y además