Skip to main content

Una tarjeta SD, un sandwich de mantequilla de cacahuete, un submarino nuclear, y 500 moneros

Sumarino nuclear

17/10/2021 - 06:00

El espionaje no ocurre solo en las películas. Aunque algunos casos reales parecen guiones de Hollywood.

Las criptomonedas tienen en el anonimato su mayor baza, así que no es extraño que sean masivamente usadas por delincuentes y espías.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha llevado a juicio y ha hecho público un curioso caso de espionaje militar, digno de una película de James Bond.

Un ingeniero de la Marina norteamericana ha sido detenido tras intentar vender por unos 500 moneros los planos de un submarino nuclear de clase Virginia que llevaba en una tarjeta micro SD escondida en un sandwich de mantequilla de cacahuete.

Según explica la nota de prensa del Departamento de Justicia, el ingeniero nuclear de la marina Jonathan Toebbe se puso en contacto con una supuesta potencia extranjera, para venderles los planos e información técnica de un submarino nuclear.

Lo que no sabía es que en realidad estaba contactando con un agente del FBI.

Este ingeniero se comunicaba con el supuesto comprador a través de emails enviados por ProtonMail.

En este intercambio de mensajes admitió que "la información fue recopilada lenta y cuidadosamente a lo largo de varios años en el curso normal de mi trabajo para evitar llamar la atención y pasar de contrabando los controles de seguridad unas cuantas páginas a la vez".

Jonathan Toebbe estaba convencido de que negociaba con una potencia extranjera: "Por favor muestre este mensaje a su agencia de inteligencia militar. Creo que esta información será de gran interés para su nación".

Este ingeniero, con la participación de su propia esposa, pidió 500 moneros por los planos, una criptomoneda aún más privada y anónima que el Bitcoin, ya que las direcciones de las transacciones y las cantidades no son públicas, están encriptadas.

Un monero cotiza a 236 euros, así que hablamos de algo más de 110.000 dólares.

El agente del FBI realizó un pago de 10.000 dólares en moneros, y recibió una tarjeta micro SD encriptada dentro de un sandwich de mantequilla de cacahuete.

Tras otro pago de 70.000 dólares, recibió una segunda tarjeta micro SD dentro de un paquete de chicles.

Los agentes del FBI comprobaron que, efectivamente, se trataba de documentos clasificados relacionados con los planos de un submarino nuclear, y procedieron a la detención de Jonathan Toebbe.

Un plan forjado durante años por este ingeniero de la Marina que será acusado de alta traición y de vender documentos clasificados, lo que sin duda le llevará a pasar unos cuantos años, incluso décadas en prisión.

My Passport SSD

My Passport SSD de 512GB

Este disco SSD portátil de pequeño tamaño cabe en cualquier hueco o bolsillo. Gracias a su conexión USB TIpo C garantiza una alta velocidad de transferencia de hasta 540 MB/sg. Tiene una capacidad de 512 GB.

Y además