Skip to main content

Trucos para evitar que las bacterias se propaguen al lavar la ropa en la lavadora

Gérmenes en la lavadora

Getty Images

28/09/2021 - 22:15

¿Sabías que las bacterias se pueden propagar con mucha facilidad al lavar la ropa? Si quieres evitarlo, apunta estos trucos para evitar que los gérmenes campen a sus anchas en tus prendas y tu lavadora.

La lavadora puede acumular una cantidad ingente de microbios. Muchas de las prendas que lavamos están llenas de bacterias y el interior del electrodoméstico presenta unas condiciones ideales para su propagación, como la humedad constante y una temperatura adecuada. 

El Dr. Chuck Gerba de la Universidad de Arizona (Estados Unidos) llevó a cabo un estudio para esclarecer qué es lo que sucede con los gérmenes cuando la ropa se lava en la lavadora. Su equipo analizó el interior de 100 lavadoras y descubrió que la mayoría (más del 75%) contenía bacterias. 

En concreto, más del 60% dieron positivo en bacterias coliformes a causa de contaminación fecal, y otro 20% de ellas tenían estafilococos. Según sus análisis, la mayoría de estos microbios provienen de la ropa interior, así como de paños de cocina, las esponjas y otros útiles de limpieza que pasan por la lavadora.

Lo que sucede es que los gérmenes permanecen en la lavadora debido a que no se eliminan en los ciclos de lavado con agua fría o tibia. Los investigadores comprobaron que si la temperatura del agua no es lo suficientemente elevada y no se utilizan productos adecuados, las bacterias contaminan toda la colada, la máquina y las cargas posteriores.

Además, el equipo también comprobó que las manos de la persona que hace la colada y la parte superior de la lavadora también se contaminaban al manipular la ropa mojada impregnada de microbios.

A la vista de estos resultados, es muy importante seguir algunos trucos para evitar la propagación de las bacterias en la lavadora. La experta en lavandería Mary Gagliardi de Clorox nos da algunas claves para prevenir que la ropa y la lavadora se contaminen. 

En primer lugar, es recomendable lavar la ropa interior, los paños de cocina y las bayetas, estropajos y otros útiles de limpieza con agua caliente. Para el resto de las prendas, elige también la temperatura más alta que soporte el tejido.

Utiliza lejía siempre que sea posible cuando laves la ropa interior y los trapos. En caso de que el tejido no sea apto para usar lejía, añade otros productos desinfectantes para la ropa, como este de Mercadona.

Un mantenimiento adecuado del electrodoméstico también es de vital importancia. Limpia la lavadora por dentro de manera periódica, sin olvidarte de la goma ni de la parte superior.

Otro truco que puedes poner en práctica consiste en ejecutar un ciclo de lavado sin carga con agua fría y lejía para desinfectar bien el interior de la lavadora.