Logo Computerhoy.com

Los errores más comunes que estropean la batería de tu coche en invierno

Motor
batería coche

Los servicios de emergencia revelan que la batería es la causa número uno de las averías de los coches en invierno. Y es que aunque las propias temperaturas afectan a este, es el conductor el que en muchas ocasiones crea estos problemas.

El frío es algo que no sólo para las personas, sino también a los vehículos de combustión interna. El aceite del motor y de la transmisión se vuelve más espeso y esto hace que este sea más difícil de girar. 

Por eso la batería tiene que trabajar más en invierno para arrancar el vehículo. Si no quieres acabar con tu batería este invierno, debes evitar estos errores comunes:

Trayectos cortos

El momento en el que arrancamos el coche es cuando la batería realiza un mayor esfuerzo. Por eso, si realizas muchísimos trayectos cortos (menos de 2 kilómetros), acortarás su vida útil. Se nota, sobre todo, en invierno.

Después de trabajar duro para arrancar el motor en un clima frío, necesita tiempo para recargarse, pero mucha gente sólo conduce el coche durante un corto período de tiempo, no lo suficiente para reponer. 

En invierno, el conductor también enciende la calefacción de los asientos y el anitvaho de las ventanillas, lo que empeora aún más el drenaje. 

Olvidarse de apagarlo

Este es uno de los errores más comunes y que además no solo afecta en invierno. El error más clásico es olvidarse de las luces encendidas durante la noche

Lo habitual es que los coches modernos tengan un sistema automático de apagado. O al menos, un aviso cuando quites la llave del contacto. Pero si no es el caso, deberás poner de tu parte y fijarte bien antes de irte.

Cuidado con dejarlo parado mucho tiempo o a la intemperie

Las temperaturas extremas pueden hacer que la reacción en el interior de la batería se vea afectada cuando lo arrancas. A temperaturas próximas o bajas a los 0ºC la reacción química se ralentiza, haciendo decaer su rendimiento y dando como resultado una inusual pereza en la fase de arranque.

En el momento de arrancar el coche es cuando más energía se necesita. Arrancar un motor en frío, teniendo que mover todas las partes mecánicas con un aceite en estado más viscoso de lo normal, demanda una elevada tensión para girar.

Oxidación de los bornes de la batería

En los lugares donde la lluvia o la nieve es muy abundante y hay un exceso de humedad en el ambiente, los bornes de la batería tienden a oxidarse. Son muchos los fabricantes que han reforzado su aislamiento, pero la humedad muchas veces es implacable.

Si resides en una zona con este tipo de clima, es aconsejable que en la medida de lo posible, que el coche se estacione en garaje. Al menos, durante los meses más complicados.

Aunque cada batería presenta características diferentes, su ciclo de vida suele ser de entre 3 y 5 años, en función del uso de la misma. No obstante, es importante que vigilemos su sistema de carga y el estado en el que se encuentra cada 10.000 kilómetros. 

Además, es aconsejable que midas la tensión en corriente continua con un voltímetro. La medida debe ser superior a los 12,1 o los 12,2 voltios para asegurar el buen estado de la batería. Si no estás seguro de saber cómo hacerlo, es aconsejable acudir a un taller.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además