Logo Computerhoy.com

El hidrógeno podría convertirse en la salvación para los coches de diésel y gasolina actuales

Motor
Esta es la autonomía media de un coche de hidrógeno y lo que cuesta llenar un depósito

Hay muchas ideas para cambiar la movilidad actual y convertirla en verde. El objetivo es dejar de contaminar sin privar a los ciudadanos del transporte. Para ello, unos cuantos ingenieros han ideado un modo muy original.

Los modelos actuales de coches que funcionan con hidrógeno (H2) no son baratos. La buena noticia es los vehículos convencionales actuales se pueden convertir al hidrógeno costando menos que un coche nuevo. Nada de eléctrico o gas, hablamos de H2 y es compatible hasta un deportivo de marca.

Los expertos en clima y automoción están echando un segundo vistazo a las conversiones a hidrógeno del ICE como una opción para ayudar a la transición a vehículos libres de emisiones, ya que estos ayudaran sustancialmente a terminar con las emisiones de gases de efecto invernadero producidas en nuestras carreteras.

En todo el mundo hay casi mil quinientos millones de turismos en circulación. Y solo un pequeño porcentaje de esos vehículos es de cero emisiones (eléctrico), lo que significa que para poder reducir su producción de gases de efecto invernadero será necesaria una tremenda transición.

Actualmente, los nuevos vehículos eléctricos y de pila de combustible son notablemente más caros que los impulsados por gasolina o diésel, lo que hace que su coste sea prohibitivo para la mayoría de la gente.

Como se convierte un coche tradicional en uno de hidrógeno y no eléctrico

Existe la posibilidad de adaptar los coches convencionales con motor de combustión interna de gasolina a vehículos con motor de H2. Se trata de conversiones de ICE de hidrógeno.

Esto no da lugar a un vehículo libre de emisiones de gases de efecto invernadero, pero reduce sustancialmente las emisiones. Y es que si bien se eliminan las emisiones de dióxido de carbono, se siguen emitiendo algunos óxidos de nitrógeno. Algo que ya vimos que era posible hace un mes.

Hyundai Nexo, el coche de hidrógeno que ya vende Hyundai en España

Evidentemente, no es una solución perfecta, ya que se siguen produciendo algunas emisiones, y sigue costando dinero, pero ofrece una opción adicional a los conductores, que no requiere la compra de un coche nuevo y caro (además de ser mucho más respetuoso con el medio ambiente y supone un ahorro, es algo más barato llenar el depósito de un coche con hidrógeno).

Si tienes un deportivo de buena marca y temes que algún día no te dejen circular por la calle con él, aquí tiene la solución a tus problemas, con el añadido de que serás un ciudadano concienciado con el cambio climático.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además