Skip to main content

Este tractor puede correr más que la mayoría de los coches

Fastrac Two

24/11/2019 - 13:03

La velocidad de un tractor normal no es que sea precisamente alta, temibles en nuestras carreteras porque pueden provocar más que un embotellamiento.

Pues bien, la empresa J.C. Bamford Excavators Ltd. (JCB) que habrás visto en otras tantas ocasiones, incluso en juguetes, ha vuelto a marcar un nuevo récord en velocidad de un tractor. Si el pasado verano lanzaron un vídeo donde mostraron como su tractor era capaz de alcanzar los 167 km/h, ahora han creado una nueva versión del mismo que acaba de ingresar en el Libro Guinness de los Récords.

Y ha ingresado en este honorífico libro porque esta nueva versión del tractor ha logrado alcanzar los 241,4 km/h, con una velocidad promedio durante la prueba de 217,6 km/h, prácticamente más que cualquier coche normal que vemos en nuestras carreteras.

El tractor, de nombre Fastrac Two, fue conducido por el piloto de motos y mecánico de camiones Guy Martin durante toda la prueba para contar con garantías de éxito.

El Fastrac Two ha mantenido los mismos principios de diseño que su antecesor, pero se han hecho distintos cambios para aumentar su velocidad. Uno de estos cambios es el capó del tractor que se cambió de acero a aluminio. Asimismo se ha utilizado una carrocería aerodinámica para reducir la resistencia del aire en un 10%. Esto ha dado como resultado el desarrollo de nuevos deflectores de aire de la cabina, una nueva cubierta trasera, cubierta rediseñadas del radiador, nuevos paneles laterales, parachoques delanteros exclusivos y techo de la cabina renovado.

Fastrac Two

Respecto a su motor original JCB Dieselmax de 6,2 litros y 6 cilindros recibió un nuevo turbocompresor más grande, mientras que el colector de escape renovado ha permitido mejorar el flujo interior. Otras tantas mejoras de potencia han mejorado la potencia máxima desde los 1016hp a los 3150rpm.

Poner en movimiento el tractor tampoco sale excesivamente caro, dado que únicamente necesita de un pequeño tanque de combustible de 20 litros para hacer cada uno de los recorridos.

Pero no todo ha sido velocidad, porque otra de las pruebas para poder marcar este nuevo récord Guinness, ha exigido que el vehículo pudiera frenar en seco a altas velocidades.