Skip to main content

Las tres únicas circunstancias en las que puedes utilizar el claxon sin riesgo a ser multado según la DGT

manos volante

Depositphotos

22/11/2021 - 12:07

Todos hemos sentido la necesidad de presionar el centro del volante alguna vez. Por muchos motivos. La cuestión es que no siempre podemos hacerlo, ya que el riesgo de usarlo sin justificación puede acarrear multa.

Conducir es algo bonito y divertido. O al menos puede serlo. El problema es que cuando te montas en el coche a diario no siempre nos encontramos la carretera como nos gustaría.

Si vives en una ciudad grande seguro que sabes que es enfrentarse a miles de conductores cansados, con sueño y desesperados en mitad del clásico atasco mañanero.

Y cuando eso pasa cualquier pequeña tontería puede sacarte de quicio. Y si te sacan de quicio lo lógico es que tiremos de esa característica que tienen todos los vehículos y que tanto placer da utilizarla: sí, hablamos del claxon.

La cuestión es que, por mucho que creamos que se puede utilizar en todo tipo de circunstancias, la Dirección General de Tráfico ha visto a bien recordarnos en Twitter que sólo se puede pitar en tres situaciones en concreto.

Estas son las situaciones en las que podemos pitar sin miedo a represalias:

  • Antes de adelantar a un vehículo de 2 ruedas en un paso a nivel o cerca de éste.
  • Cuando trates de evitar un accidente.
  • En vías estrechas con muchas curvas.
Una persona tocando el claxon

Fuera de estas situaciones, pitar está prohibido, tanto que si una guardia de tráfico nos ve hacerlo y cree que no debíamos la multa puede estar justificada.

Esto significa que no podemos pitar al listillo que se cuela en la salida de la autovía, que no podemos pitar al que ha aparcado en doble fila y está tardando mucho y que tampoco podemos desfogarnos presionando el centro del volante cuando al de delante se le olvida arrancar en el semáforo en verde.

Etiquetas:

#Motor

Y además