IBM Simon, el primer smartphone, cumple 20 años

IBM Simon, el primer smartphone de la historia, cumple 20 años.

Con sus 23 centímetros de longitud, más de 6 centímetros de grosor, y medio kilo de peso, el IBM Simon no era un móvil precisamente cómodo de transportar.

Tampoco era barato. Costaba 1099 dólares si lo comprabas sin contrato, u 899 dólares con un contrato de dos años. Se fabricaron 50.000 unidades pero fue un fracaso de ventas, así que IBM retiró del mercado los dispositivos que no había vendido.

Sin embargo el IBM Simon, fabricado por BellSouth Cellular y desarrollado por IBM, fue un hito de la telefonía, al convertirse en el primer smartphone de la historia. Ahora se cumplen 20 años de su lanzamiento.

Cuando se puso a la venta, el 16 de agosto de 1994, el término smartphone no se había acuñado, así que se vendía como una mezcla de teléfono móvil y PDA.

Fue el primer teléfono en incorporar una pantalla tácil LCD, accesible por medio de un lápiz táctil, y un sistema operativo que permitía ejecutar programas (apps). Es exactamente la definición de smartphone:

IBM Simon, 20 años del primer smartphone

30 años del primer Mac de Apple

La pantalla LCD era monocroma, de color verde, manejada con un sistema operativo propio desarrollado por IBM, llamado Navigator. Incluía las primeras apps de la historia, como un software de diseño gráfico para dibujar a mano alzada, un calendario, una agenda de contactos, calculadora, reloj, y un programa para enviar y recibir faxes. Incluso podía enviar emails, pero esto sólo era posible si lo sincronizabas con un ordenador.

IBM Simon, 20 Aniversario el primer smartphone

El IBM Simon disponía de una ranura para introducir tarjetas PCMCIA que podían incluir apps de terceros, como mapas, hojas de cálculo, y juegos. También se podían descargar a la memoria del smartphone.

Sin embargo, su batería sólo duraba una hora.

Fue un fracaso de ventas, así que a los seis meses IBM bajó el precio a 599 dólares, pero no sirvió de mucho y lo retiró de las tiendas.

En este vídeo puedes verlo en funcionamiento:

Su escaso éxito se debe a que el IBM Simon era un producto adelantado a su tiempo. Estrenaba todos los conceptos de un smartphone, como la pantalla táctil, el sistema operativo, las apps instalables, pero el hardware no estaba preparado para aprovechar estas ideas. No existía Internet móvil, la batería apenas duraba una hora, y el teléfono en sí era grande, pesado, y poco ergonómico.

Pero abrió el camino, y la mente, a otros descendientes, como el Nokia 9000 Comunicator, que años más tarden aprovecharon estas ideas para desarrollar los primeros smartphones viables.

IBM perdió su gran oportunidad de convertirse en un líder de la telefonía, un mercado en el que ahora no participa. Quizá, si el IBM Simon hubiese sido lanzado dos o tres años más tarde...

Son los requiebros de la Historia, que nunca sabes hacia dónde podrían habernos llevado...

[Fuentes: Herald Scotland, Wikipedia]

[Imágenes: Cooper Hewitt, Thighs Wide ShutWikipedia]