"Cancelo Minecraft para Oculus Rift. No me fío de Facebook"

Minecraft para Oculus Rift cancelado, sus creadores no se fían de Facebook

Face.com. 100 millones de dólares.

Instagram. 1000 millones de dólares.

WhatsApp. 19.000 millones de dólares.

Oculus Rift. 1400 millones de dólares.

Y así, hasta sumar 45 empresas en menos de 10 años.

La lista de la compra de Facebook crece y crece ante el estupor de analistas, inversores y usuarios.

El poder y el dinero acumulado por las empresas de Internet pone en peligro la diversidad y la competencia en todos los ámbitos tecnológicos y empresariales.

Facebook no el único gigante que compra empresas, cierto. Pero Google, Apple, incluso Microsoft desarrollan sus propios proyectos. Innovan. Sin embargo, en los últimos años Facebook ha sido incapaz de lanzar nuevos productos que hayan alcanzado el éxito. Facebook Home, su programa de mensajería Facebook Messenger, fracasaron. Y ha visto como los jóvenes abandonan la propia red social, y los juegos de Facebook.

¿La solución? Comprar la red social que más pega entre los jóvenes, Instagram. Comprar la aplicación de mensajería instantánea más popular, WhatsApp. Y ahora, adquirir lo que muchos anuncian como el futuro de los videojuegos, la tecnología de realidad virtual Oculus Rift.

Minecraft cancelado para Oculus Rift tras la compra de Facebook

Las grandes compras de Facebook en los últimos años

La entrada de Facebook en Oculus Rift no ha sentado bien en las redes sociales y foros de videojuegos. Entienden que Facebook no va a aportar nada al desarrollo o a la filosofía de Oculus Rift. Al contrario, va a exigir algo a cambio, bien a la tecnología, o bien a los usuarios.

A la cabeza de las protestas se ha situado Markus "Notch" Persson, el creador de Minecraft, el juego indie más popular de la historia, pues ya ha vendido más de 35 millones de copias.

La versión para Oculus Rift de Minecraft ha sido cancelada, porque Notch, en palabras literales, no se fía de Facebook.

En su blog Notch.net, Persson carga contra la red social. "Facebook no es una compañía tecnológica. Facebook no es una compañía que entiende de tecnología lúdica. Facebook sólo vive para aumentar su número de usuarios".

"Se hicieron juegos para Facebook, y funcionaron un tiempo, pero Facebook cambió la plataforma para hacerla más social".

"Quiero formar parte de la realidad virtual, pero no voy a trabajar con Facebook. Sus motivos son poco claros, históricamente no son una plataforma estable. No hay nada en su currículo que me haga confiar en ellos, me dan escalofríos".

Se puede hablar más alto, pero no más claro.

Por supuesto, es sólo una opinión, aunque se trate de la del desarrollador indie más respetado.

Aún es pronto para emitir juicios. Hay que esperar a que Facebook explique qué quiere hacer con Oculus Rift, y comprobar cómo evoluciona la plataforma.

Mientras, sólo nos queda sentarnos a esperar la próxima adquisición de Facebook. ¿Nintendo? ¿Sony? ¿Blackberry? Visto lo visto, cualquier cosa es posible...

Si quieres seguir la actualidad de Oculus Rift y los videojuegos, date una vuelta por el portal especializado Hobbyconsolas.com.