Skip to main content

Ubuntu 18.04 copia la peor característica de Windows 10

La privacidad de Ubuntu 18.04 permite al sistema recopilar información sobre el usuario.

15/02/2018 - 17:40

Se acerca la fecha de lanzamiento de Ubuntu 18.04, fijada para el próximo 26 de abril, como siempre en las nuevas versiones de esta distribución de Linux. Es una de las versiones más esperadas por sus usuarios, que se muestran ilusionados ante el cambio de Unity a Gnome como entorno de escritorio, aunque las noticias sobre la política de privacidad de Ubuntu 18.04 pueden enfriar este optimismo.

Según ha aclarado Canonical, en la nueva versión de la distro se recopilarán datos de los usuarios de forma intensiva. Todo para ayudar a mejorar el sistema, claro está, aunque dicha intención recuerda clarísimamente a una de las peores características de Windows 10. Al menos en este caso se podrá desactivar el "espionaje" durante la instalación.

Estos programas gratis para Linux no pueden faltar en tu PC: ¿los tienes todos?

Datos como la localización, la memoria RAM instalada, el procesador o el fabricante del equipo serán enviados directamente a Canonical, que los estudiará para mejorar el sistema. Además, se reservan el derecho a publicarlos online para que terceros desarrolladores los utilicen en su trabajo.

Esta característica de Ubuntu 18.04 puede resultar desagradable a la comunidad Linux, especialmente celosa de su privacidad. No es que los datos recopilados contengan información comprometida de tipo privado, pero pone a la altura de Windows a una distribución muy querida por la comunidad. Como nota positiva hay que decir que la IP no será recopilada en ningún momento.

Al menos Canonical se tomará la molestia de cifrar los datos y enviarlos de forma segura, aunque nunca se sabe cuándo puede haber una brecha de seguridad. Ni siquiera los sistemas más seguros han logrado esquivar hackeos ocasionales, y ningún servidor es completamente invulnerable.

Por ahora, no queda más que desactivar esta opción durante la instalación, aunque no serán pocos los que por descuido o dejadez no lo hagan. Lo mismo ocurre con Windows 10, que permite borrar todos los datos o directamente frenar el envío de estos a Microsoft, aunque por defecto ya los recopilan todos.

[Fuente: Fossbytes]

Ver ahora:

Te recomendamos