Skip to main content

Avast cierra Jumpshot, la filial que vendía los datos de navegación recopilados por sus antivirus

Avast

30/01/2020 - 23:30

Tras el escándalo que salió a la luz hace unos días, Avast ha anunciado el cierre de Jumpshot, su filial de tecnología de marketing e inteligencia digital a través de la que se vendían los datos de navegación de los usuarios del software de seguridad de la empresa matriz.

Jumpshot es una empresa subsidiaria que Avast fundó en 2015 y que se dedica al análisis de los hábitos online de los usuarios, midiendo sus patrones de búsqueda, clic y compra en miles de categorías de más de 150 sitios web, incluidos Amazon, Google, Netflix y Walmart.

El pasado lunes, Motherboard y PCMag destapaban que Avast, uno de los antivirus gratis más populares y mejor valorados del mundo, había vendido datos privados de navegación recopilados por sus antivirus a Google, Microsoft, Pepsi y otras empresas. 

JumpShot

La investigación que estos medios llevaron a cabo sacaba a la luz una serie de documentos que demostraban que tanto los antivirus gratuitos como otros programas de seguridad de Avast recopilaban la información privada de navegación de los usuarios, recogiendo entre otros datos la geolocalización por GPS, las coordenadas de Google Maps, los perfiles de LinkedIn o incluso la lista de vídeos de YouTube y de PornHub visionados.

Una vez obtenida, la información era paquetizada y Jumpshot se la vendía a sus clientes, entre los que se encontraban grandes empresas como Google, Yelp, Microsoft, McKinsey, Pepsi, Expedia, L'Oréal, Sephora, TripAdvisor, Home Depot, Condé Nast, Intuit, y otras grandes compañías.

Ahora, pocos días después de que se destapara el escándalo, Avast ha anunciado que va a dejar de suministrar datos a Jumpshot, y asegura que va a echar el cierre a esta empresa. 

Ondrej Vlcek, CEO de la compañía de ciberseguridad, ha dado explicaciones acerca de los motivos por los que nació la filial. "Comenzamos Jumpshot en 2015 con la idea de extender nuestras capacidades de análisis de datos más allá de la seguridad central", explica el directivo en una entrada del blog de la empresa. "Esto fue durante un período en el que cada vez era más evidente lo que la ciberseguridad iba ser sobre el Big Data. Pensábamos que podíamos aprovechar nuestras herramientas y recursos para hacer esto de forma más segura que las innumerables compañías que estaban recopilando datos".

En su misiva, el directivo se distancia del escándalo explicando que, cuando asumió el cargo de CEO hace siete meses, consideró que el negocio de recopilación de datos no estaba alineado con las prioridades de privacidad de la empresa de cara a 2020 y años venideros. 

No obstante, asegura que eso no significa que el negocio fuese ilícito. Jumpshot ha operado desde sus inicios como una compañía independiente, si bien construía sus productos y servicios a través de los datos obtenidos por el software de seguridad de Avast. Afirma que, durante todos estos años, Avast y Jumpshot han actuado en todo momento dentro de los límites de la ley.

Entonces, ¿por qué cerrar la filial? La compañía explica que "cualquier práctica que ponga en peligro la confianza del usuario es inaceptable para Avast. Estamos atentos a la privacidad de nuestros usuarios y tomamos medidas rápidas para comenzar a liquidar las operaciones de Jumpshot, después de que se ha hecho evidente que algunos usuarios cuestionan la alineación de la provisión de datos de Jumpshot con nuestra misión y principios"

A pesar de este paso, Avast lo va a tener muy difícil para recuperar la confianza de los usuarios.