Skip to main content

Científicos crean un metal magnético blando como el de Terminator 2

Metal magnético blando

24/03/2019 - 07:45

Si viste Terminator 2, recordarás el temible T-1000 creado mediante una especie de metal blando capaz de regenerarse y moldearse en la forma que quisiera. Pues bien, tras 28 años finalmente los científicos han podido hacer realidad un metal parecido al visto en la película, y lo podríamos ver en el campo de la electrónica durante las próximas décadas.

Científicos de la Universidad de Beihang en China, han creado un metal líquido que se puede estirar en todas las direcciones. Este metal plateado y brillante, puede torcerse con imanes e incluso se ha demostrado que se puede usar para cerrar un circuito electrónico.

Según explica la American Chemical Society, los científicos “agregaron partículas de hierro a una gota de una aleación de galio, indio y estaño sumergida en ácido clorhídrico”. Después, “una capa de óxido de galio se formó en la superficie de la gota, lo que disminuyó la tensión superficial del metal líquido”.

Esto permite al metal estirarse y moverse sin romperse. Otros metales son también líquidos a temperatura ambiente como el galio y ciertas aleaciones, pero tienen el inconveniente de contar con una alta tensión superficial que hace que sólo puedan manipularse en un plano horizontal y deben estar completamente sumergidos en un líquido.

Pero este nuevo metal magnético supera dicha restricciones. Explican que “se añadieron partículas de hierro a una gota de una aleación de galio, indio y estaño sumergido en ácido clorhídrico”. Esto provoca que se forme “una capa de óxido de galio en la superficie de la gota, que a su vez disminuye la tensión superficial del metal líquido”. En ese punto, los investigadores fueron capaces de aplicar dos imanes al metal y lograron manipular su forma tirando de ello en dos direcciones al mismo tiempo.

Haciendo uso de este método, los investigadores pudieron estirar la gota hasta casi cuatro veces su longitud de reposo. Además, este metal líquido también ha sido capaz de demostrar su potencia conductora al encender una bombilla LED cuando estaba conectada a un circuito simple.

Científicos chinos convierten el cobre en un material casi idéntico al oro

Adicionalmente, este metal también puede moverse vertical y horizontalmente para conectar dos electrodos, tanto el superior expuesto al aire como el inferior sumergido en ácido clorhídrico. Esto demostró que el material no necesitaba estar completamente sumergido para mantener sus propiedades únicas.