Skip to main content

Microsoft volverá a mostrar mensajes en Windows 7 anunciando el fin de su vida útil

Windows 7
-

13/03/2019 - 15:33

Queda poco menos de un año para que se cumpla el plazo que Microsoft dio a los usuarios de Windows 7 para actualizarse a Windows 10, antes de finalizar el periodo de cinco años de soporte técnico extendido que ofreció. A partir de ese momento Windows 7 dejará de recibir actualizaciones de seguridad.

A partir del próximo mes, el sistema operativo mostrará a los usuarios lo que Microsoft ha dado en llamar “mensajes de cortesía”, un mensaje de aviso en el que se indica que Windows 7 dejará de recibir las actualizaciones de seguridad periódicas, así como para informar de las ventajas de usar Windows 10.

Microsoft asegura que estos mensajes solo aparecerán en contadas ocasiones a lo largo de todo el año, e incluirá una casilla de verificación en la que se mostrará el mensaje “No notificarme otra vez” que evitará que el usuario vuelva a recibir el aviso en el futuro.

Con esta medida Microsoft quiere asegurarse que de que Windows 7 no se convierten un “nuevo Windows XP”, uno de los sistemas operativos más longevos, que supuso un auténtico quebradero de cabeza para Microsoft por la reticencia de sus usuarios abandonarlo.

Microsoft anunció un programa de soporte técnico de pago para aquellas organizaciones que pretendían seguir usando Windows 7 más allá de su fecha límite del 14 de enero de 2020, ofreciendo sistema de actualizaciones de pago que ir a duplicando su precio cada año.

Los mensajes de actualización que Microsoft planea enviar a los usuarios de Windows 7 recuerdan a las criticadas notificaciones que los de Redmond estuvieron enviando a los usuarios de Windows 7 y Windows 8 cuando se lanzó la primera versión de Windows 10.

Google te recomienda actualizar a Windows 10 tras localizar un fallo crítico en Windows 7

Windows 7 lleva once años en activo y está considerado como uno de los mejores sistemas operativos que ha creado Microsoft, pero la compañía liderada por Satya Nadella no quiere repetir la experiencia que ya vivió con Windows XP, un sistema operativo que, por cierto, todavía tiene una importante presencia en los ordenadores de todo el mundo.

La solidez y fiabilidad que Windows 7 ha demostrado durante todos estos años puede ser uno de los principales motivos por los que los usuarios no migren a Windows 10, más aún cuando la mayoría de estos usuarios son empresas que han realizado una importante inversión en este sistema operativo y en desarrollar aplicaciones que funcionan bien sobre este sistema operativo, pero no tanto sobre Windows 10.

Más:

#Windows