Logo Computerhoy.com

Este país se cansa del IPTV pirata y endurece su lucha contra los dispositivos con acceso

Primer país en sancionar la posesión de dispositivos con acceso a canales IPTV

Brasil planta cara a los dispositivos con acceso a canales IPTV y será prohibidos en todo el país, con sanciones para aquellos que los vendan o los compren.

La persecución del IPTV pirata es algo que ya en muchos países es perseguido, con España como un claro ejemplo. Las empresas propietarias de derechos se están viendo obligadas a tomar medidas cada vez más drásticas para conseguir frenar esta actividad.

Pues bien, Brasil pronto dirá adiós a los dispositivos de IPTV piratas tras experimentar un gran aumento en el país. Y es que, estos se ponen serios y buscan prohibir su venta o compra.

"Los descodificadores irregulares (no homologados) permiten acceder a canales de televisión cerrados sin pagar por el servicio. Además, los dispositivos irregulares pueden representar un riesgo para los niños y adolescentes, con el acceso a contenidos inadecuados, y también un peligro para la privacidad de los datos de los usuarios", informa Anatel (Agencia Nacional de Telecomunicaciones).

Este país fue uno de los que aparecieron en la "Lista de Vigilancia" que EE.UU. establece con aquellas naciones que deben reforzar sus medidas antipiratería.

Las autoridades brasileñas han invertido y están invirtiendo un esfuerzo considerable en la lucha contra los servicios de IPTV piratas, las plataformas de streaming basadas en la web y las aplicaciones de streaming piratas como parte de la Operación 404. 

Según los informes, en 2020 y 2021 se incautaron y destruyeron 1,5 millones de dispositivos, aunque unos pocos afortunados fueron reutilizados en escuelas, hospitales e incluso coches de policía.

La metodología aprobada prevé una multa de 20 dólares para personas físicas o empresarios individuales para infracciones leves y una multa de hasta 5,58 millones para grandes empresas para infracciones graves.

IPTV

Nueva certificación para productos legales destinados a su venta

Sabiendo esto, los propios fabricantes deberán incluir una certificación con nombre "Smart TV Box" para garantizar que, a cualquier dispositivo con características destinadas a violar la ley de derechos de autor, se le niegue la certificación oficial y el acceso al mercado.

Para ello, se destinarán equipos de personas que comprobarán la legalidad del producto. Por otro lado, los laboratorios de pruebas también deben enumerar todos los programas o aplicaciones instalados por defecto y cotejarlos con una "lista de equipos o programas irregulares publicada o avalada por Anatel".

Si en cualquiera de las fases se encuentra algún fallo, el dispositivo no será certificado y no podrá venderse. Aun con esto y como no podría ser de otra forma, todos los dispositivos con acceso a canales IPTV quedan fuera de esta certificación.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Televisión, IPTV